nación

Exsecretariado de las Farc sigue en deuda con las víctimas: advertencia de la Procuraduría a la JEP

El llamado lo hizo el Ministerio Público durante las audiencias que adelanta la JEP por el caso 01, relacionado con secuestro. Señalan que la falta de verdad continúa lesionando a las víctimas sobrevivientes.


La Procuraduría General de la Nación advirtió este miércoles que existe una deuda de aporte a la verdad y de reconocimiento de parte del exsecretariado de las Farc-EP, sobre los secuestros relacionados con el caso 01 (Toma de rehenes, graves privaciones de la libertad y otros crímenes concurrentes), la cual debe ser enmendada en las audiencias previstas por la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, los días 21, 22 y 23 de junio.

Se trata de audiencias que serán relevantes para el reconocimiento de uno de los fenómenos más trágicos en la historia del conflicto en Colombia: el secuestro.

Durante su intervención en la primera jornada, el procurador delegado con Funciones de Coordinación ante la JEP, Jairo Acosta Aristizábal, aseguró que “es necesario garantizar los derechos de las víctimas, acreditadas y no acreditadas, que se vieron afectadas. A eso se suman las desapariciones forzadas y homicidios, que también constituyen un porcentaje crucial de casos donde la falta de verdad continúa lesionando a las víctimas sobrevivientes”.

El representante del Ministerio Público también señaló que “esa privación de la libertad, con el objetivo de realizar intercambios humanitarios, se tradujo en personas instrumentalizadas y sometidas a condiciones indignas y a la interrupción de sus procesos como seres humanos que formaban parte de la sociedad, y al daño colateral que ello representó para sus familias”.

A su vez, Acosta Aristizábal recordó que en los cautiverios se evidenciaron particularidades sobre la dignidad humana, como los encadenamientos, los denominados campos de concentración o las jaulas y cajas de madera que usaron con algunas personas, justificadas en su momento con “lógicas militares y de supuesta seguridad”.

JEP Justicia especial Para la Paz, Reconocimiento del Exsecretariado de las FARC EP caso 01
JEP Justicia especial Para la Paz, Reconocimiento del Exsecretariado de las FARC EP caso 01 - Foto: Alexandra Ruiz

De igual manera, se dejaron presentes los gravísimos casos de violencia sexual que sufrieron algunos miembros de la fuerza pública en el marco de los secuestros con fines de canje.

Finalmente, el Ministerio Público reconoció el compromiso de los comparecientes y manifestó que espera de ellos la continuidad de su confianza y voluntad respecto del sistema, y le reiteró al exsecretariado de las Farc “el haber silenciado los fusiles, darle la dignidad a las víctimas que han esperado durante décadas y ofrecerle a la sociedad un nuevo país”.

¿Qué dice la Procuraduría tras revelaciones de SEMANA?

Tras la contundente revelación de SEMANA frente a la existencia de reuniones a puerta cerrada entre las víctimas del secuestro y funcionarios de la JEP, al parecer para preparar un libreto para ser presentado en las audiencias públicas sobre secuestro, todo en favor de las Farc, la Procuraduría General de la Nación envió a al Tribunal de Justicia Transicional una dura carta en la que rechaza que no se le haya invitado a estos encuentros.

En la misiva, dirigida a la magistrada de la JEP, Julieta Lemaitre, el Ministerio Público señala que existe “falta de comunicación” y que en varias ocasiones se hacen estas reuniones secretas “sin que se nos haya citado”.

“En repetidas oportunidades hemos sido informados por parte de representantes de víctimas sobre la existencia de reuniones para discutir aspectos del Macro caso 01 (secuestro), sin que se nos haya citado”, indica la comunicación, firmada por Jairo Acosta Aristizábal, procurador delegado con funciones de coordinación de Intervención para la Jurisdicción Especial para la Paz.

Precisamente, en las audiencias que se llevan a cabo esta semana se ha visto la representación del ministerio público convirtiéndose en voz clave para que los derechos de las víctimas sean respetados.