justicia

Criminales habrían asesinado a esposos en Santa Marta por temor a que los reconocieran

La Fiscalía aseguró que los asaltantes planearon el robo de un carro para tener plata en navidad. Habrían recibido 1.600.000 de pesos por la camioneta de Nathalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, la pareja asesinada.


El 16 de diciembre, los asesinos de Nathalia Jiménez y Rodrigo Monsalve se reunieron para planear la "vuelta" en una zona cercana a Buritaca, Santa Marta, en donde normalmente se juntaban a fumar marihuana. Ahí acordaron que robarían un vehículo el 20 de diciembre para venderlo en 5 millones de pesos y tener plata para la navidad. 

Los detalles los entregó uno de los cuatro capturados por el crimen que enlutó al país en las fiestas decembrinas y encendió las alertas por la situación de seguridad de la Costa. Giovanny Ortiz confesó cómo junto a Andrés Calderón Socarras, alias Pipe Bareta; Luis Rodríguez Tovar, alias Luchito, y Jaider Lozano Jaramillo, alias el Negro, cometieron el crimen. Los cuatro fueron enviados a la cárcel el pasado viernes por el juez quinto penal municipal con funciones de control de garantías.  

El encargado de conseguir el revólver habría sido Pipe Barata, quien se lo entregó al Negro. “¡Ojo!, solo hay cuatro pastillas (balas)”, habría advertido Pipe a sus cómplices, según el testimonio que fue leído en la audiencia. En el relato, hecho por el fiscal, se cuenta que en el camino decidieron pasar a buscar a otro hombre conocido con el alias del Veneco para que participara en el atraco, pero no lo encontraron. Entonces se fueron para el sector del mirador, un lugar donde algunos turistas suelen bajar de sus vehículos a hacerse fotografías.  

En contexto: 

Hallan camioneta de esposos asesinados en vía a Palomino

Todo lo que se sabe de la desaparición de una pareja en Palomino

MinDefensa confirmó la entrega de uno de los responsables del crimen de la pareja de Palomino y anunció medidas de seguridad

Giovanny y el Negro se metieron una zona enmontada. Desde ahí, el Negro llamó al Veneco para avisarle que lo iban a recoger, luego se fue en un mototaxi hasta el mirador. Estando ya los tres en el lugar planearon los detalles para ejecutar el robo. “Llegaron a la conclusión de que lo mejor era ir por un vehículo con pocos ocupantes porque así sería más fácil de hacer la vuelta”, aseguró el fiscal del caso en la audiencia revelada por El Heraldo. 

En ese momento se cruzaron con Nathalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, que venían solos en su camioneta. Iban hacia Palomino a donde unos amigos que los habían invitado a una comida, como celebración de su reciente matrimonio. "La pareja estaba tomándose fotos con la espalda hacia la carretera y mirando el mar. Yo saco el revólver y les digo quietos. El muchacho intentó correr, pero el Negro lo agarró por el cuello y lo subió al carro”, reveló Giovanni, de acuerdo con la Fiscalía.  

Subieron a Nathalia al carro. El Negro se puso al volante y cogieron camino de vuelta hacia Buritaca. El Veneco amarró a la pareja con una cabuya. Luego, contó el fiscal, tomaron una trocha en el sector de Perico Aguao, en donde bajaron a las víctimas.  Allí deciden matarlos porque temieron que la pareja los pudiera reconocer después. Giovanny confesó que él le disparó a Rodrigo, lo que llevó a que Nathalia empezara a gritar; esta fue la razón por la que Veneco habría decidido matarla.  

Luego se van en la camioneta con rumbo a La Guajira, pero al salir a la Troncal del Caribe se encontraron con Pipe Bareta y Luchito para dejarles los objetos que habían hurtado a las víctimas. Pertenencias que, según la Fiscalía, fueron encontradas durante los allanamientos a las viviendas de esos miembros de la banda. Tras cometer el crimen y llevar la camioneta hasta La Guajira los asesinos habrían recibido $1.600.000 como anticipo por la venta del vehículo. 

A los cuatro capturados la Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado, secuestro, hurto agravado y porte ilegal de armas. Y durante la audiencia se conoció que alias el Negro gozaba de casa por cárcel. 

Nathalia Jiménez era antropóloga que trabajaba como directora del proyecto Magdalena-Cauca Vive de la Fundación Natura y era reconocida por su trabajo en la protección de diferentes especies animales de la región. Rodrigo era estudiante de antropología y reconocido DJ en Santa Marta. La camioneta Ford Eco Sport negra de placas DAI160 fue hallada seis días después de su robo, en el kilómetro 54 del trayecto entre Cuatro Vías y Uribia, a un costado de la vía férrea.