Tendencias

Home

Nación

Artículo

TIBÚ
Cultivos de Coca. Tibú. Catatumbo-Norte de Santander Julio 20 de 2022. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: Juan Carlos Sierra

nación

El presidente Gustavo Petro hizo importante anuncio tras reunión con el Secretario Antony Blinken: no se suspenderá la erradicación forzada de cultivos ilícitos

El jefe del Estado colombiano aseguró que es la única forma de acabar con los cultivos industriales de coca. Es decir, aquellos que no pertenecen al campesinado.

Uno de los principales anuncios tras la reunión entre el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, tuvo que ver con la erradicación de los cultivos de coca.

En rueda de prensa, una vez terminó el encuentro en la Casa de Nariño, en el que además participaron la vicepresidenta Francia Márquez y el ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva Durán, el jefe del Estado colombiano afirmó que se mantendrá la erradicación forzada en aquellos cultivos que no pertenecen a los campesinos. Así mismo, dejó claro que no será mediante aspersión aérea, como lo contempló el Gobierno de su antecesor, Iván Duque.

“Los cultivos industriales deben ser erradicados forzadamente. No hay con quién negociar una sustitución de esos cultivos. Lo que pasa es que no van a ser fumigados de manera aérea, lo cual vuelve más peligroso el problema para las personas que hacen la erradicación forzada y es un costo que debemos asumir. Pero la erradicación forzada continúa en los cultivos industriales que no son propiedad del campesinado”, afirmó Gustavo Petro.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken.
El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken. - Foto: Antony Blinken @SecBlinken

La decisión sorprendió a algunos sectores de la política colombiana, todavía más después de su discurso en la Asamblea General de la ONU dos semanas atrás, cuando sustentó que la lucha contra las drogas estaba perdida.

Entre quienes reaccionaron a la afirmación de Gustavo Petro sobresale el director del Movimiento Salvación Nacional, Enrique Gómez. En Twitter, publicó: “Confirma Petro que la erradicación forzada de cultivos de coca continua, lo enteró el secretario de Estado de USA Antony Blinken. No es hacer por hacer o tratar de imponer la voluntad a la fuerza. Ahí va aprendiendo, un poco, a las malas”.

El expresidente conservador Andrés Pastrana, uno de los que más cuestionó el discurso de Petro en la ONU, también expresó su opinión acerca del encuentro con Antony Blinken.

“Quedó claro en la rueda de prensa Petro-Blinken que el gobierno Biden no apoyará en año electoral las descabelladas iniciativas de impunidad para narcotraficantes y legalización de la cocaína”, expuso Pastrana.

María Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático, también se pronunció sobre el anuncio de Gustavo Petro y le agradeció a Antony Blinken por, según ella, enterar a Petro de la necesidad de luchar contra el narcotráfico.

“Petro debe entender que el narcotráfico es el gran problema que alimenta las estructuras terroristas, que operan en una red trasnacional. Gracias al secretario de estado de USA Antony Blinken, que lo enteró de que la lucha contra el narcotráfico es necesaria”, trinó.

La erradicación forzada no se había detenido

Respecto a la erradicación forzada, el pasado 23 de septiembre el ministro de Defensa, Iván Velásquez, expresó que seguía en pie y no se suspenderá hasta que no se consoliden los diálogos con las estructuras armadas, en busca de la paz total.

“(...) La erradicación forzada no se ha levantado, pero entrados en conversaciones, en esos diálogos, que ya ha adelantado en varias partes el ministro del Interior, con la ministra de Agricultura, entonces la erradicación forzada se suspende”, dijo Velásquez a los medios de comunicación durante una rueda de prensa.

Ya el 25 de agosto, Petro había dicho que “suspender la fumigación aérea para cultivos ilícitos no es permiso para sembrar más plantas de coca. Hay que implementar de inmediato el PNIS, adicionado con sustitución de tierras, y proyectos de agroindustrialización de cultivos lícitos en propiedad del campesinado”.

En ese entonces, el mandatario recalcó que se debe implementar el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) como medida para acabar con los sembradíos. Al mismo tiempo, hizo una advertencia para quienes no se acojan a la sustitución voluntaria.

“Harán parte de los mecanismos PNIS en lugares de selvas y reservas, los acuerdos para pagos mensuales por revitalizar la selva. Donde no se realicen acuerdos de sustitución voluntaria de cultivos, se procede con la erradicación forzosa”, publicó el presidente en Twitter.