Tendencias

Home

Nación

Artículo

- Foto: SEMANA

nación

Hidroituango: las respuestas de Sergio Fajardo y Luis Alfredo Ramos a la decisión de la Contraloría

Fajardo manifestó que el órgano de control está “haciendo lo que tiene que hacer, investigar”.

Los exgobernadores de Antioquia Sergio Fajardo y Luis Alfredo Ramos se refirieron a la decisión de la Contraloría General de la República de imputarles cargos a ellos y a otros funcionarios en el marco de la investigación por presuntas irregularidades en el proyecto de Hidroituango.

A través de un comunicado, Fajardo manifestó que el órgano de control está “haciendo lo que tiene que hacer, investigar”. Y añadió: “Yo seguiré haciendo lo que siempre he hecho, responder por todas y cada una de mis actuaciones”.

En su texto, Fajardo, quien es también un fuerte opcionado a ser candidato presidencial, señaló que hace unos meses dio una versión libre sobre los hechos investigados, que será ampliada. Además, afirmó que la Contraloría lo vincula a la investigación para “explicar el control y seguimiento realizado” a las personas que delegó ante la junta directiva de la hidroeléctrica durante su gobierno entre los años 2012 y 2015.

- Foto: EPM

Según Fajardo, en la junta directiva participaron varios funcionarios de su gobierno, en cuya selección tuvo en cuenta su “formación, trayectoria, experiencia y honestidad”. “Ese equipo tomó las mejores decisiones posibles basado en la información suministrada a la junta de Hidroituango”, sostuvo.

El exgobernador manifestó que en 2011, EPM (Empresas Públicas de Medellín) asumió el contrato de construcción, mantenimiento y operación de la obra. Señaló que tras esa decisión la junta directiva de la hidroeléctrica “ejerció una labor exclusiva de supervisión, vigilancia y control del cronograma de trabajos y de costos financieros del mencionado contrato”. “La junta no tomaba decisiones técnicas de construcción, ya que eso correspondía a EPM”, dijo.

Agregó que en esas labores de supervisión y control sostuvo “reuniones periódicas, a fin de discutir y analizar el cronograma de trabajo y los costos financieros”. “En estas reuniones no revisamos decisiones técnicas de construcción porque correspondían exclusivamente a EPM”, reiteró.

Fajardo finalmente dijo que la decisión de la Contraloría es el inicio de una “investigación formal de índole administrativa y no una condena”.

“Vivo bajo la convicción de que la verdad y la decencia salen adelante, aunque a veces se demoren”, sostuvo.

Por su parte, el exgobernador Ramos, en un breve pronunciamiento, señaló que está listo para responder con “total claridad y transparencia” a los requerimientos de la Contraloría relacionados con la hidroeléctrica durante su gestión al frente del departamento de Antioquia entre 2008 y 2011

Ramos afirmó que nunca fue miembro de la junta directiva de Hidroituango ni participó en las decisiones de planeación y ejecución de la obra. “Espero que Hidroituango empiece a generar energía muy pronto y alcanzar así mayor progreso para Antioquia y Colombia”, subrayó.

La decisión

La Contraloría General determinó imputar cargos a Sergio Fajardo, Aníbal Gaviria, Luis Alfredo Ramos y Juan Esteban Calle, entre otros exdirectivos. En total serán imputados dos exgobernadores, dos exalcaldes, dos exgerentes de EPM y dos exgerentes del Proyecto Hidroeléctrico Ituango (Hidroituango), entre otros funcionarios que fungieron como miembros de la Junta Directiva de estas empresas.

La actuación especial fue solicitada por la veeduría ciudadana nacional Recursos Sagrados, un año después de la crisis que se presentó en el que es considerado uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos del país.

Fajardo será imputado por acciones y omisiones como miembro de la Junta directiva y omisión al deber de tutela, mientras que Ramos será imputado por la conducta de omisión al deber de tutela.