nación

Incautan bienes por más de 7.000 millones de pesos a una organización ‘gota a gota’

Las lujosas propiedades fueron ubicadas en diferentes regiones del país.


Una red delictiva dedicada a la práctica ilegal de préstamos ‘gota a gota’ fue desmantelada por las autoridades policiales y judicializada por la Fiscalía General de la Nación. La Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía, con el apoyo de la Sijin de la capital de Risaralda, impuso medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo, secuestro y toma de posesión sobre 39 inmuebles, muebles, sociedades, establecimientos de comercio y acciones, que pertenecerían a una organización delincuencial dedicada a los préstamos ‘gota a gota’.

Según detalló la Fiscalía en un comunicado de prensa, los bienes tienen un valor comercial que asciende a 7.700 millones de pesos, y fueron ocupados en diligencias realizadas con apoyo de la Policía Nacional en Medellín, Santa Fe de Antioquia y Copacabana (Antioquia); Manizales y Aránzazu (Caldas); Pitalito (Huila), Ipiales (Nariño) y Cajibío (Cauca).

Las investigaciones del ente acusador indican que las propiedades habrían sido adquiridas con dineros producto del préstamo de dinero a altos intereses, y otras conductas asociadas a esta actividad ilícita como amenazas y desplazamiento forzado contra los deudores.

Aseguró la Fiscalía que la organización criminal responsable de los delitos estaría conformada por, al menos, diez personas, quienes reportaron movimientos financieros y compras, de contado, de predios costosos, sin tener la capacidad económica para soportar las transacciones. Los presuntos integrantes de estructura, conformada en 2010, fueron capturados y judicializados por delitos como: enriquecimiento ilícito de particulares, constreñimiento ilegal y concierto para delinquir.

Entre los procesados está el señalado cabecilla, identificado como Rusbel Alexander Castro Calambas, alias Chorro. Las propiedades afectadas con fines de extinción de dominio quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Prestamistas condenado a 20 años de cárcel

En abril pasado, la Corte Suprema de Justicia decidió mantener una condena de 20 de cárcel contra dos prestamistas ‘gota a gota’ por amenazar a un ciudadano, quien dos días después de negarse a pagar la suma correspondiente, empezó a ser seguido desde una moto, vigilado, intimidado y amenazado

Medios locales reportaron que un prestamista se presentó en la casa de la víctima, y lo golpeó, causándole lesiones que lo incapacitaron 45 días. Luego de que el ciudadano cancelara 45.000 pesos (en una cuota de 30.000 pesos y otra de 15.000 pesos), las amenazas contra el deudor continuaron.

Según el expediente del caso, desconocidos llegaron en una moto hasta la casa del deudor y le dijeron a su hija “que hiciera saber a su padre que ella y su mamá correrían la misma suerte si continuaba negándose a entregarles la suma reclamada”.

“Ellos llegaron a golpear superdurísimo la puerta, yo salí por la ventana y me preguntaron por mi papá, pues no, casi tumban la puerta, ellos me dijeron: ‘Dígale a su papá que si no quiere que le pase lo mismo a él y a su mamá que pague esa plata’”, relató uno de los testigos del caso.

La Corte Suprema de Justicia dijo que el cobro violento o bajo amenazas por parte del prestamista o acreedor configura el tipo penal de constreñimiento ilegal y no el de extorsión.

El tribunal cuestionó que la negativa del pago del seguro del préstamo “le costó (al deudor) un daño a su integridad física propiciado por los extorsionistas e inexplicablemente dejado de investigar por la Fiscalía, error enmendado por el Tribunal Superior al disponer la expedición de copias para que dicha conducta sea averiguada”.

La Corte señaló que en el proceso quedó probado que la víctima, además de haber sido amenazada junto con su familia, fue agredida por quienes le venían exigiendo el pago de unos intereses ilícitos e indebidos.