campañas

Elecciones presidenciales: se aprieta la punta

Duque cede terreno, Petro repunta y la diferencia se reduce a diez puntos. Fajardo y Vargas Lleras no despegan y De la Calle desciende. Encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.


A un mes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el escenario de una ronda final entre Iván Duque y Gustavo Petro es cada vez más probable. Si los comicios tuvieran lugar hoy, los candidatos de la derecha (del Centro Democrático) y de la izquierda tomarían una ventaja apreciable sobre los demás competidores y asegurarían su paso a la final. La ventaja entre los dos punteros se redujo a 10 puntos, la mitad de la que se registraba hace un mes, debido a que Duque bajó 4,6 por ciento y a que Petro creció 4,3 por ciento.

Los demás candidatos siguen rezagados. Sergio Fajardo repuntó 2,6 por ciento, Germán Vargas Lleras subió 1,6 por ciento, Humberto de la Calle bajó 2,5 por ciento y Viviane Morales se mantuvo (creció 0,5). Pero la intención de voto por estos permanece por debajo del 10 por ciento mientras que los punteros están por encima de 40, en el caso de Duque, y de 30, en el de Petro.

Puede ver: Simulador interactivo: ¿Quién derrota a quién en segunda vuelta?

La fotografía actual, cuatro semanas antes de las elecciones, muestra que la segunda vuelta es altamente probable. Sobre todo, en la medida en que las diferencias entre Duque y Petro se han acercado. Sumados los candidatos que no están en el binomio puntero se aproximan al 25 por ciento. Duque y Petro se disputan el otro 75 por ciento, y para que uno de ellos triunfe en primera vuelta con un 50 por ciento, tendría que duplicar al otro. Y eso no está ocurriendo.

La encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA tiene algunos elementos que explican las variaciones del último mes. Los crecimientos de Petro y de Fajardo están impulsados por sus auges en algunas regiones. El exalcalde de Bogotá se consolidó en la costa caribe, donde aumentó en 14 puntos su intención de voto, y el exalcalde de Medellín subió en Bogotá. El resultado de Petro coincide con una intensa campaña en los departamentos de la costa, donde ha realizado concentraciones masivas en plazas públicas. La subida de Fajardo en Bogotá está relacionada con la actividad proselitista del exalcalde Antanas Mockus y de la compañera de tarjetón, Claudia López, que han demostrado gozar de amplias simpatías en la capital. Aunque Petro y Duque siguen por delante de Fajardo entre el electorado capitalino, el incremento de este último también refleja la búsqueda de una alternativa a la polarización izquierda-derecha.

Duque conserva el liderato. Su leve descenso se debe a una caída de 10 puntos en la costa y a un declive equivalente entre las mujeres. En cualquier caso, su resultado en la encuesta de marzo reflejaba el pico generado por la consulta interpartidista en la que derrotó a Marta Lucía Ramírez y a Alejandro Ordóñez. En esa ocasión, no solo se benefició del cubrimiento mediático de su amplia victoria, sino de la atención que recibió su campaña en los días previos. Después del 11-M, Duque había tenido un crecimiento inusitado, de 9,2 a 45,9 por ciento de intención de voto, y se esperaba que su situación se ajustara después. El aspirante del Centro Democrático encabeza todos los escenarios de segunda vuelta contra todos los demás aspirantes.

Le recomendamos: EN VIDEO || Análisis de los resultados de la encuesta Invamer

El entorno político desde la última encuesta ha estado volátil. Después de las elecciones parlamentarias los partidos políticos que no tenían candidato decidieron sus adhesiones definitivas. La U y un ala del conservatismo se unieron a Germán Vargas Lleras, y la otra parte del conservatismo, a Duque. Los liberales cerraron filas con Humberto de la Calle, y el Polo, con Sergio Fajardo. Estos desplazamientos de las organizaciones partidistas no se reflejan en gran medida en la encuesta. En principio, quien esperaba un empujón por esta vía era Germán Vargas. Y el hecho de que no se haya producido tiene dos explicaciones:

1. Que la encuesta subestima la votación de las maquinarias; 2. Que algunos de los endosos generan rechazo. La actual campaña se está llevando a cabo en un ambiente de crítica a la política y a los partidos tradicionales, y ese sentimiento lo han han canalizado los aspirantes independientes Gustavo Petro y, durante el segundo semestre del año pasado, Sergio Fajardo. Lo cierto es que Vargas Lleras no despega y en las alternativas de cara a cara para una eventual segunda vuelta solo le gana a De la Calle.

Le recomendamos: Encuesta Invamer: Duque sigue líder, Petro le recorta terreno

También agitó la agenda noticiosa los temas de la crisis del proceso de paz: el escándalo por el uso de dineros de programas del posconflicto, la captura de Jesús Santrich y los actos terroristas liderados por el disidente alias Guacho en el sur del país. Estos hechos golpearon la imagen del proceso, que se había recuperado en la encuesta del mes pasado, e incrementaron la percepción negativa de un 62,4 a un 68,4 por ciento. El resultado tiene que ver con el descenso de Humberto de la Calle, exnegociador con las Farc, de 5,0 a 2,5 de intención de voto. De la Calle también está golpeado por la percepción de que su candidatura no es viable. El aspirante liberal aparece en desventaja en todas las opciones de segunda vuelta.

En las últimas semanas, también se multiplicaron los debates entre candidatos en escenarios diversos y con todo tipo de formatos y variaciones. Petro se ha beneficiado de su actuación en estos eventos, en los que se reconoce su buen desempeño. El exalcalde de Bogotá sigue polarizando: su imagen negativa es igual a la positiva –44 por ciento–, pero a su crecimiento en la intención de voto –de 26,7 por ciento a 31,0– contribuyen los jóvenes. Petro le lleva ventaja a Duque en el grupo de 18 a 24 años, empata entre los de 25 a 34 años, y pierde por amplio margen en la medida en que, desde los 35 años, aumenta la edad de los encuestados.

La encuesta realizada por Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA es la sexta que se lleva a cabo en el último año. La evolución de las candidaturas muestra que la actual campaña se caracteriza por la volatilidad.

Iván Duque y Gustavo Petro son los que más han subido, y por eso están en la punta, pero han tenido comportamientos diferentes. El aspirante del Centro Democrático comenzó 2018 todavía en un nivel inferior al 10 por ciento, y se disparó después del 11-M. Petro, en cambio, ha tenido un incremento progresivo, paso a paso, gracias al cual ha más que duplicado su intención de voto –de 14,2 por ciento en la primera encuesta a 31 en la última–, derrotando de paso la teoría de que tenía un techo que frenaría su crecimiento.

Análisis: Duque gana en todos los escenarios de segunda vuelta

En el lote de atrás, Vargas Lleras, Fajardo y De la Calle no han logrado consolidar sus posiciones. Los tres tuvieron picos que no pudieron sostener. El exvicepresidente lideró la encuesta de mayo del año pasado, después de su retiro del gobierno, con un 21,5 por ciento; Fajardo estuvo al frente en tres mediciones, a finales de 2017 y comienzos de 2018, y se descolgó después de las elecciones de Congreso; y De la Calle tuvo una etapa ascendente a raíz de su triunfo en la consulta liberal, pero se desplomó desde comienzos del presente año, en forma paralela a sus fallidos intentos para construir alianzas con otras opciones de centro.

No se pueden descartar cambios en el último mes. La campaña ha despertado interés entre los colombianos. Un 53,5 por ciento dice que definitivamente votará, lo cual, de concretarse, elevaría la participación a 19,5 millones de personas. Los candidatos tienen aún muchos votantes por conquistar. 

Ficha técnica de la encuesta