elecciones 2022

La polémica Casa Jattin le pedalea a la campaña de Petro en Córdoba

Este grupo político, con amplio poder en Lorica, tiene a varios de sus miembros presos o investigados por parapolítica.


Uno de los lastres que carga la aspiración presidencial de Gustavo Petro, quien hoy lidera las encuestas, es la llegada a su campaña de personajes cuestionados, como la senadora electa Piedad Córdoba, quien tiene múltiples investigaciones en su contra, o el senador Julián Bedoya, investigado por delitos de falsedad en documento privado, falsedad en documento público y fraude procesal.

Ahora a este grupo de controvertidos apoyos se suma un importante sector de la Casa Jattin, de Córdoba, liderada por la exsenadora Zulema Jattin, quien hoy paga casa por cárcel por parapolítica.

El apoyo de líderes pertenecientes a este grupo político quedó en evidencia el pasado domingo, en un multitudinario evento en el que Petro logró llenar la plaza principal de Lorica, Córdoba, principal fortín de la Casa Jattin.

En la tarima, según pudo evidenciar SEMANA al revisar la transmisión del evento de ese día, detrás de Petro y al lado de miembros del equipo de seguridad del candidato estaba la exalcaldesa de Lorica Nancy ‘Chofy’ Jattin, vestida de blusa negra, prima hermana de la exsenadora Zulema y una de las más cercanas a ella.

En las imágenes, a las dos horas y 17 minutos de transmisión, se puede evidenciar cuando ‘Chofy’ aplaude en varias oportunidades ante la intervención del candidato del Pacto Histórico, quien habla de derrotar la corrupción.

Una fuente del Pacto Histórico le dijo a SEMANA que en Lorica “hubo presencia” de miembros del grupo de Zulema Jattin, pero “el grueso de la logística en Córdoba fue de los liberales”, entre los que está el representante Andrés Calle, cuyo hermano, Gabriel Calle, es el gerente de campaña del Pacto Histórico en el departamento.

Y en diálogo con este medio, el congresista Jorge Burgos, quien pertenece a esta casa política, confirmó que evidentemente la exalcaldesa ‘Chofy’ está en la campaña de Petro y “ha hecho gestiones a título personal”.

Burgos, no obstante, aseguró que no todos los miembros de este grupo político están con Petro, pues él y algunos de los concejales cercanos de la casa Jattin “estamos en la otra campaña”. Cabe recordar que el congresista pertenece al Partido de La U, colectividad que está con Federico Gutiérrez.

En todo caso, tal como lo evidencian fotos divulgadas en redes sociales, la tarima donde estuvo Petro está ubicada a pocos metros la casa de Zulema Jattin y su familia, que tiene una pancarta de Gustavo Petro en la entrada.

La Casa Jattin aún mantiene bastante poder en el departamento, donde conserva representación en la Gobernación y tiene varios concejales de Lorica, pero a nivel nacional ha ido perdiendo presencia. En las elecciones de marzo pasado no pudieron reelegir en la Cámara al representante Jorge Burgos y en 2016 perdieron al único senador que les quedaba, Martín Morales Diz, capturado por vínculos con grupos armados ilegales.

Morales Diz, como lo publicó el propio Petro en sus redes sociales, fue uno de los presos de La Picota firmantes de la carta en la que invitaban a la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz para hablar de “derechos humanos y reforma a la justicia”. Juan Fernando Petro, hermano del candidato presidencial, estuvo visitando a presos en La Picota junto con dicha comisión, lo que desató una tormenta.

Es decir, el exsenador Morales habría estado dentro de los presos con los que se reunió el hermano de Petro para hablar del llamado “perdón social”.

Perdón social

La polémica por el llamado perdón social surgió luego de la visita de Juan Fernando Petro a presos condenados por corrupción y parapolítica en la cárcel La Picota. En esta reunión se habría hablado de rebajas de penas.

Este hecho coincidió con un pronunciamiento del senador Gustavo Petro, quien hace poco ofreció un perdón a los paramilitares, al invitarlos a su campaña a cambio de una segunda oportunidad.

“Los paracos, que vengan aquí, porque tendrán una segunda oportunidad; como [en] todas las sociedades, deben tener una segunda oportunidad”.