nación

“Despojarnos de odios y sed de venganzas”: la carta de Jorge 40 a Duque y los candidatos presidenciales

El exjefe paramilitar, preso en la cárcel Picaleña, de Ibagué, escribió un manifiesto de cara a las elecciones presidenciales.


Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, quien fuera uno de los jefes de los paramilitares en Colombia, está recluido en la cárcel Picaleña, de Ibagué. Desde allí redactó un “manifiesto del preso político”, dirigido al presidente Iván Duque y a los candidatos presidenciales.

“Este es el manifiesto de un preso político colombiano, escrito desde sus convicciones políticas de autodefensa, que no renuncia al derecho intrínseco al ser humano de soñar para su patria un mañana sin más guerras ni exclusión para ningún colombiano o colombiana”, dice Jorge 40, en el inicio de su documento.

Tovar Pupo recuerda que, entre 2004 y 2006, más de 30.000 hombres y mujeres se desmovilizaron.

Resolver las necesidades básicas

“Nos atrevimos a apostarle a la convivencia pacífica entre hermanos y hermanas colombianos y colombianas, manteniendo intacta desde entonces la voluntad de construir la paz completa y definitiva, impulsar el desarrollo, fortalecer la democracia, y aportar así -desde nuestra visión de País de regiones- a la elaboración de metas concertadas cuyo logro resuelva las necesidades básicas insatisfechas que oprimen al pueblo en nuestras diferentes regiones”, señala Jorge 40.

“El manifiesto invita -desde convicciones legítimas a los distintos sectores- a despojarnos de odios y sed de venganzas, para aterrizar con sensatez y sensibilidad al momento actual de nuestro proceso histórico como nación independiente. De no ser transformado el presente calamitoso con la participación sin exclusión, de todos y todas los colombianos y colombianas, el tormento de habitar un país en llamas no nos abandonará nunca sobre esta Colombia nuestra, tierra querida bendecida por Dios”, propone el exjefe de las Autodefensas.

Así mismo, le pide al próximo presidente “liderar una convocatoria nacional sin exclusiones, para salvarnos como nación, como pueblo, como sociedad, como ciudadanos y ciudadanas, y enfrentar con determinación y coraje la gran misión de refundar Colombia sobre bases sólidas y compartidas de un gran acuerdo sobre lo fundamental”.

“El pantano del conflicto armado”

“De no establecerse este liderazgo refundacional no habrá futuro ni para los ex ni las actuales y diferentes Federaciones Regionales de Autodefensas; ni para los ex y actuales y diferentes divisiones de las Farc; ni para el Eln; ni para las fracciones remanentes del Epl; ni para el narcotráfico, blindado a los métodos exclusivamente represivos; ni para los grupos organizados llamados ‘oficinas’; ni para el fin real del conflicto armado. No habrá modo para que el Estado cumpla con su fin fundamental de protegernos, asegurarnos un orden público y garantizarnos estabilidad como Nación”, dice.

“Nos seguimos hundiendo en el pantano del conflicto político armado y civil por mezquindades y artilugios de minorías extremas que conforman bloques antagónicos, instigadores de odios y divisiones, difusores con cinismo de la llama que no se extingue de la horrible noche”, señala Jorge 40 en el documento.

“Los colombianos y colombianas clamamos que nos llegue una Presidenta o un Presidente que nos ayude desde la Jefatura de Estado, y nos lidere como pueblo a transitar el camino que resulte necesario y ‘a la colombiana’, para alcanzar el fin supremo de la paz de Colombia -que es también nuestro derecho síntesis emblemático de todos los demás- el único fin y derecho que, una vez satisfecho, nos garantizará la convivencia pacífica y la confrontación de las ideas en medio del respeto por nuestra diversidad y nuestras legítimas diferencias políticas e ideológicas”, agrega el exjefe paramilitar.

Al finalizar su documento, Jorge 40 anota: “Estamos anhelantes y esperanzados en una gran convocatoria nacional a partir del mismo día 7 de agosto de 2022 para sumarnos con nuestra visión de País de Regiones, y Amor por Colombia, a la Refundación de la Patria esta vez sin ninguna exclusión. Que se Manifieste el Dios viviente en cada uno de los Candidatos y la Candidata presidenciales, y en cada uno y cada una de los Colombianos y Colombianas a la hora de votar, por el bien supremo de nuestra Salvación Nacional en la Perfección de la Unidad”.

Esta es el documento completo: