congreso

“Las regiones no pueden seguir siendo paganinis de todo”: Lorduy

En entrevista con SEMANA, el congresista barranquillero César Lorduy defendió su proyecto que entra en discusión en el Congreso, con el que se busca establecer sedes alternas de los ministerios. ¿Más gastos en tiempos de crisis económica?


La Comisión Primera de la Cámara iniciará esta semana la discusión de un proyecto tan llamativo como polémico: establecer sedes alternas de algunos ministerios e institutos públicos en las regiones y fijar a Cartagena como sede alterna de la Presidencia y el Congreso para todos los efectos.

Según la iniciativa, Cartagena cumplirá el papel de sede alterna de la Presidencia y del Congreso de la República para todos los efectos, así como del Ministerio de Relaciones Exteriores. Barranquilla sería sede del Ministerio de Transporte y Santa Marta, del Ministerio de Ambiente.

Sin embargo, algunos sectores han considerado que discutir una propuesta de esta magnitud, cuando el país enfrenta una situación fiscal difícil y hay más de 20 millones de colombianos en la pobreza, es un despropósito.

En diálogo con SEMANA, el representante César Lorduy, coautor del proyecto, explicó de qué trata su propuesta y explicó que lo que se busca es que el Gobierno central voltee a mirar a las regiones, además de descongestionar a Bogotá.

SEMANA: ¿para qué quiere que los ministerios en Colombia tengan sedes alternas? ¿Eso qué le aporta al país?

César Lorduy (C. L.): esta ni siquiera es una idea original que me pertenezca; Alfonso López Michelsen lo propuso en 1974 con estas palabras: “No puede ser que la sede central de muchas empresas e institutos públicos sea en Bogotá”.

Recientemente, el columnista Nicola Stornelli manifestó que se calcula que hacia 2050 no menos del 90 % de la población mundial vivirá en centros urbanos altamente densificados, y teniendo en cuenta que la ciudad de Bogotá ya posee muchas de las dificultades propias de esa sobrepoblación, la propuesta de localizar entidades del orden central en distintas regiones, encuentra razón.

Además, hay cosas absurdas. Por ejemplo, la Agencia Nacional de Hidrocarburos tiene su sede en Bogotá, ¿y cuántos pozos petroleros hay en Bogotá? Que yo sepa no los hay. Esa entidad podría estar perfectamente en cualquiera de las capitales petroleras de este país, Arauca, Yopal o Villavicencio son las verdaderas capitales petroleras de este país. O el caso de la Armada Nacional, la sede de la Armada Nacional, y la misma Dirección Marítima (DIMAR) no tiene ninguna razón de ser que la sede principal esté en Bogotá, por favor.

SEMANA: ¿concretamente cuál es el cambio? ¿Qué ministerio tendría sede alterna y dónde?

C. L.: hoy la ley dice que Cartagena cumplirá el papel de sede alterna de la Presidencia de la República y del Ministerio de Relaciones Exteriores, exclusivamente para los efectos protocolarios y para la recepción de delegaciones e invitados especiales del exterior. Lo que buscamos es que sea sede alterna para todos los efectos, y no solo para efectos protocolarios.

Así mismo, planteamos que Cartagena sea sede alterna del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo; Barranquilla será sede alterna de Ministerio de Transporte, y Santa Marta será la sede alterna del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

SEMANA: parte de su argumento para plantear esta propuesta es la descentralización, ¿qué tiene que ver la descentralización con tener sedes alternas de los ministerios?

C. L.: las sedes alternas de los ministerios es llevar a la práctica la descentralización o desconcentración, dependiendo de cómo se mire. Es la modificación de un sistema tradicional que si bien ha funcionado dentro de una aparente normalidad, podría potencializar las posibilidades de un crecimiento no solo de las instituciones, sino de quienes gobiernan para crear una visión mucho más efectiva, pues esto ayudaría al Gobierno central a entender mejor la realidad de los territorios.

SEMANA: ya el Congreso rechazó, por ejemplo, que la sede del Ministerio del Deporte estuviera en Cali y que la del Ministerio de Ciencia fuera en Medellín. ¿Qué le hace pensar que van a aceptar su propuesta?

C. L.: fíjate en estas curiosidades que hasta generan tristeza: el Senado aprobó que la sede del Ministerio del Deporte estuviera en Cali, y la Cámara de Representantes, cuando debió haber sido lo contrario, la negó. En la conciliación del proyecto de ley, ganó la Cámara.

Fíjate esta otra. El Área Metropolitana del Valle de Aburrá insistía en una sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Hasta hace pocos días luché para que eso fuera realidad, y lo triste fue que la mayoría de la bancada paisa se opuso.

Y creo que, si como representantes, pensamos en nuestras regiones y las potencialidades de desarrollo que tienen, esto tiene que cambiar.

SEMANA: el país está en una situación fiscal difícil, más de 20 millones de colombianos en la pobreza y ustedes proponiendo ampliar la burocracia. ¿No es un despropósito?

C. L.: más despropósito es mantener a las regiones sin oportunidades de desarrollo reales y concretas, que lo que generan es pobreza, con la excusa de la burocracia, cuando esta ni siquiera se aumenta. El presupuesto ya está.

SEMANA: ¿cómo así que ya está? Usted nos tiene chiviados a todos entonces…

C. L.: la plata ya está. Solo es darle otro destino. ¿Sabías que la Agencia Nacional Inmobiliaria tiene un proyecto que se llama Proyecto Ministerio, que es para construir nuevas sedes de los ministerios en Bogotá? Solo para la Fase I del Proyecto Ministerios (Manzana 6), el valor de la iniciativa, correspondiente a la inversión en la etapa de construcción, fue estimado en 232.727 millones de pesos a valores de 2021. Bastantes problemas hay con ese proyecto, por cierto.

Con este proyecto se planean construir sedes de los ministerios de Trabajo, Justicia y el Dapre. Eso no se lo han dicho al país de manera pública.

El colmo y el absurdo: es bueno construir sedes y más sedes de ministerios en Bogotá, pero malo hacerlo en otras regiones. No estoy de acuerdo.

SEMANA: el candidato presidencial Rodolfo Hernández ha dicho que, en caso de ganar, gobernaría desde su casa. ¿No le parece mejor pensar en ahorro a crear más gastos para el Estado poniendo más sedes burocráticas?

C. L.: me parece bien que el doctor Rodolfo insista en ahorrar gastos, lo acompañamos en ese propósito, pero las regiones no pueden seguir siendo paganinis de todo.