nación

Los cuestionamientos al comandante de Policía en Tunja por la inseguridad en la ciudad

Gran parte del Concejo de la capital boyacense considera que el trabajo del uniformado y su equipo es “ineficiente”.


La Policía Metropolitana de Tunja está en el ojo del huracán, especialmente su comandante, el coronel Henry Yesid Bello Cubides, quien ha sido criticado recientemente por la “poca eficiencia” en la lucha contra los actos de inseguridad en la ciudad.

De acuerdo con varios concejales de la capital de Boyacá, Bello es el directamente responsable en el incremento de la inseguridad y la violencia en este territorio, pues, además de pocos, los operativos realizados por la fuerza pública no han sido eficaces para luchar contra esta problemática.

Así lo hicieron saber los cabildantes en una citación de control político que realizaron en contra del comandante de la Policía, que, además llegó hora y media tarde al debate.

“Él lo que presenta son índices y cifras, realmente lo que nosotros queremos es que haga operativos, soluciones y reacciones frente a la delincuencia”, explicó el concejal Camilo Hoyos, quien recordó que la reunión fue solicitada con anterioridad ante las oficinas del Ministerio de Defensa y de la dirección de la Policía en el país.

Sin embargo, aunque Hoyos no se quejó directamente con Bello por su tardanza, Jonatán Bosigas sí fue tajante al asegurar que las razones del comandante de la Policía no tenían razón de ser, mucho menos cuando no fueron informadas con anterioridad al Concejo.

“Llama la atención que lo citamos a las nueve de la mañana y, según el coronel, no le llegó la citación de manera escrita, pero lo cierto es que sí hubo una comunicación por parte del presidente del Consejo, Rafael Rojas”, indicó Bosigas.

Cabe recordar que la excusa presentada por Bello Cubides frente a la tardanza de su llegada al cabildo, es que antes de la reunión con los concejales tuvo un encuentro con el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán, para hablar, precisamente, de la inseguridad en el departamento.

Aún con esta explicación, para muchos concejales la tardanza del uniformado, así como los pocos resultados de su trabajo son criticables, pues, según manifestó la concejal Sandra Estupiñán, la inseguridad ha llegado a niveles nunca antes registrados en Tunja.

“Hemos pedido mayor presencia de la Policía en los barrios y en las veredas, y que sea de manera oportuna y eficaz la prestación del servicio de la Policía Metropolitana”, añadió Estupiñán.

Para la cabildante, por más tecnología que exista (recordó la existencia de cámaras de seguridad, alarmas y más vehículos de la Policía), si esta no sabe usarse, simplemente sucede lo que, para ella, es evidente: la Policía no tiene eficiencia para cumplir con su deber.

“Hicimos un llamado la atención sobre robo de apartamentos, hurto, fleteo raponazos, robos en los establecimientos comerciales. Hemos citado al coronel Bello no para ver cifras, porque ya la sabemos, es para ver respuesta con resultados y de qué manera vamos a atacar la inseguridad”, expresó la política.

Por su parte, el concejal Giovani Torres Pulido mencionó que la inseguridad no solo azota a la ciudadanía, sino a los mismos funcionarios públicos que han denunciado este problema, tal como le ocurrió a él. De acuerdo con la declaración de Torres, una banda de microtráfico en Tunja se ensañó contra él cuando los denunció.

“Esta amenaza ya está a disposición de las autoridades competentes, de la Unidad Nacional de Protección y realmente no vemos respuesta contundente”, comunicó. No obstante, según agregó en su participación durante el debate, las medidas de seguridad ofrecidas por las autoridades no van más allá de algunas visitas, un chaleco antibalas y un botón de pánico.

Finalmente, habló el directamente involucrado en esta situación: el comandante Bello, quien se defendió de los ataques de los concejales anunciando la recuperación de varios vehículos durante los últimos, así como un total de 282 capturas de flagrancia.

En cuanto a su retraso a la reunión, acusó que su trabajo no se limita a Tunja, sino que también tiene a cargo 15 municipios del área metropolitana, por lo que la reunión con el gobernador Barragán era una cita que no podía aplazar.

“Al Consejo de Seguridad con el gobernador de Boyacá no podía delegar a nadie, tenía que asistir”, concluyó.