nación

Video | Fin de semana de terror por cuenta de la inseguridad en Bogotá

Las médidas de las autoridades no han sido suficientes para detener a los delincuentes en la capital.


Cada día se siente más el ambiente de inseguridad que se ha tomado a Bogotá en los últimos años y que se ha hecho intenso y peligroso después de la pandemia, las dificultades económicas y sociales que dejaron estos meses de encierro en Colombia y el mundo.

Tanto es así que el último fin de semana fue de terror en la capital del país. Se presentaron riñas, heridos, robos, intimidaciones a mano armada y asesinatos en Bogotá. El más grave de estos, el asesinato del niño Miller Steven Falla, de tanto solo 15 años, en Patio Bonito, por robarle su celular.

Además de este hecho que consternó al país, también se presentaron robos a mano armada en el sur de la ciudad. Uno de estos fue en la localidad de Bosa, cuando en horas de la noche tres delincuentes llegaron a un local de venta de comidas en el barrio Villa del Río, y con pistolas intimidaron a los empleados y clientes, y se llevaron cerca de 10 millones de pesos.

En los videos que se han dado a conocer a través de redes sociales y que grabaron las cámaras de seguridad del establecimiento comercial, queda en evidencia el momento exacto en el que los tres delincuentes en cuestión de minutos intimidaron a los presentes y les robaron sus pertenencias en momentos que fueron de terror para las víctimas.

“El robo es de más o menos 10 millones de pesos. Llegaron tres tipos, uno tenía un arma. Los otros dos nos requisaron a las personas que estábamos en la parte de la barra. Se llevaron unos computadores, celulares y plata”, dijo una de las víctimas.

Según informan los presentes en el momento del asalto armado, la Policía llego al sitio una hora después de lo sucedido, por lo que no se pudo detener a ninguno de los ladrones y pasadas las horas no hay información de ninguna captura luego del robo en el barrio Villa del Río.

Otro de los casos que pudo terminar en tragedia ocurrió este fin de semana en el barrio El Claret, en la localidad de Rafael Uribe Uribe al sur de Bogotá. Cuando una mujer llegaba a su casa en horas de la noche, fue interceptada por dos ladrones que se movilizaban en un carro y se bajaron de él para robarla.

La mujer asegura que, al notar el peligro, guardó su celular en la parte interior de su pantalón, por lo que los ladrones comenzaron a perseguirla y a decirle que se detuviera. Uno de ellos con pistola en mano, según quedó registrado en los videos de las cámaras de seguridad del sector.

La mujer decidió correr pidiendo ayuda, pero los delincuentes la persiguieron mientras disparaban hacia ella. La víctima relata que en ese momento le gritaban que se detuviera o sino la matarían.

Por suerte ninguno de los disparos alcanzó a impactar a la mujer y los vecinos de la zona lograron socorrerla para evitar que se diera el atraco. Los hombres escaparon en un auto rojo, según indicó la víctima del intento de robo y homicidio.

Estos casos se suman al del niño deportista que fue asesinado por ciudadanos extranjeros en Patio Bonito, al sur occidente de Bogotá. Miller Stiven Falla tenía 15 años y era futbolista de las divisiones inferiores del América en su sede en Bogotá.

Testigos de los hechos afirman que el menor no opuso resistencia al momento del robo, pero los criminales igual decidieron disparar y acabar con la vida de Miller. “Me destrozaron mi vida y la de mi esposa”, concluyó el padre del menor asesinado.