política

“No las desmontaré”: Katherine Miranda sobre vallas de Karen Abudinen

La congresista de la Alianza Verde inició su campaña publicitaria para el Congreso con una frase en la que recordó el verbo “abudinear”.


La representante a la Cámara de la Alianza Verde, Katherine Miranda, inició su campaña publicitaria para las elecciones al Congreso del 13 de marzo con unas vallas que se instalaron en varios puntos de Bogotá que han generado bastante polémica.

“Que no nos abudineen el país”, dicen las piezas de la campaña de la congresista, que además se divulgó por redes sociales, y recordó las diferencias que han tenido la legisladora y la exministra de las TIC, Karen Abudinen. Miranda puso ese mensaje e invitó a los ciudadanos a votar por ella en los próximos comicios.

La polémica empezó hace más de un mes cuando Miranda dijo en sus redes que la palabra del 2021 fue “abudinear”: “#LaPalabraDelAñoEs ABUDINEAR, por demostrar como la clase política tradicional normaliza la corrupción y se burla de frente de la ciudadanía”, escribió en su cuenta en Twitter.

En ese momento, Abudinen respondió de inmediato a la congresista y se generó una gran discusión que pasó a la Corte Suprema de Justicia. “Sinvergüenza. Todos saben ya que a la única a la que los bandidos de Centros Poblados le tenían miedo era a mí. Les caduqué el contrato y los saqué de su maldito juego. No puede decir ahora que la corrupción tiene mi apellido. Canalla, miserable, bandida”.

En diálogo con SEMANA, Miranda explicó las razones por la cuales acudió a esta campaña política y le restó importancia a las consecuencias que pueda tener más adelante. “Abudineen no es una palabra que me inventé yo, hay que recordar todo lo que pasó con el escándalo de Centros Poblados y la plata que se perdió, no ha aparecido y los niños siguen sin internet, pero acá les preocupa otro tipo de temas”.

Por esa razón, Miranda dijo que no desmontará las vallas y que continuará con su campaña política bajo ese lema hasta que “aparezca la plata de Centros Poblados o los niños tengan internet”. Aseguró que tiene cinco vallas instaladas en la capital y que la ciudadanía le ha pedido poner más para recordar lo que ocurrió con ese episodio.

La legisladora, que aspira nuevamente a la Cámara de Representantes, indicó que es válido que quiera mostrar la gestión que hizo en todo este escándalo de Centros Poblados a través de debates de control político y la moción de censura que se inició en contra de Abudinen cuando estaba en el ministerio.

“Con esta valla queremos una sanción social porque el tema quedó en el olvido y debe haber responsabilidades políticas porque no puede pasar por alto este escándalo. Yo no he dicho que la ministra se robó la plata, pero el ministerio debe responder”.