valle del cauca

Ofrecen $50 millones de recompensa por información de ataque con explosivos a Policía en Jamundí

La disidencia Jaime Martínez de las Farc estaría detrás del ataque perpetrado en la madrugada de este miércoles en el Valle.


Luego del ataque con explosivos a la subestación de Policía de Potrerito, zona rural de Jamundí, Valle del Cauca, las autoridades ofrecieron hasta $50 millones de recompensa por información que conduzca a la captura de los responsables.

Delincuentes arrojaron cuatro granadas, una de las cuales no estalló, contra dichas instalaciones. El trabajo investigativo de la Policía ha estado enfocado en la responsabilidad de la disidencia Jaime Martínez de las Farc, la cual tiene una fuerza presencia en esa jurisdicción.

Afortunadamente, el atentado no dejó uniformados ni población civil herida, aunque el estruendo provocado por la explosión de las granadas sí afectó a varios agentes y habitantes de viviendas aledañas.

Los uniformados que hacían guardia en la subestación lograron abatir a uno de los delincuentes que arrojaron las granadas, mientras que los otros escaparon con rumbo desconocido.

El general Juan Carlos León Montes, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, aseguró en las últimas horas que han encontrado pruebas que permiten establecer la responsabilidad de la disidencia Jaime Martínez en este nuevo ataque contra la Fuerza Pública.

De acuerdo con el oficial, las pesquisas auguran buenos resultados: “Estamos en la ubicación de los otros dos terroristas. Vamos por buen camino y por eso ofrecemos hasta $50 millones por información directa”.

Sobre el atentado se conoció que fue perpetrado hacia las 4:00 a. m., cuando los presuntos integrantes de la disidencia Jaime Martínez lanzaron cuatro granadas a la parte trasera de la subestación de Policía, y que los uniformados que estaban en la garita de vigilancia reaccionaron y dieron de baja a uno de los criminales.

El alcalde de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, puntualizó que este atentado no solo es contra la Fuerza Pública, sino contra la comunidad de Potrerito y el municipio.

Además, destacó la rápida reacción de la Policía para evitar que este atentado pasara a mayores. “Quiero enviar un mensaje de tranquilidad a la comunidad, nuestra fuerza pública está preparada y reaccionó rápidamente. En estos momentos están desplegadas todas las capacidades de Fuerza Pública e investigación para dar con los otros responsables y contrarrestar alguna represalia”, dijo.

No obstante, subrayó que en esa región –así como en varias zonas del país– hay un crecimiento de la violencia, y una ola de violencia contra policías y militares. “El país atraviesa un momento muy crítico de orden público a lo largo y ancho de su territorio. Como colombianos debemos rodear la Fuerza Pública y pedirle al nuevo presidente que anhelamos paz y tranquilidad en los territorios y los violentos no nos la pueden quitar”.

La Defensoría del Pueblo rechazó el atentado contra la subestación de Policía de Potrerito y recordó que ya había alertado sobre el peligro en el que viven los habitantes de la zona rural de Jamundí por la presencia de grupos armados.

“Hemos emitido cuatro Alertas Tempranas desde 2018 para este municipio, la última es la 015-20, en la que se indica la presión por el control de las actividades ilícitas por parte de la columna móvil Jaime Martínez, de las disidencias de las Farc”, expuso.