nación

ONU pide a Colombia estrategia certera para garantizar seguridad de excombatientes de Farc

De acuerdo con el organismo, desde la firma del acuerdo de paz han sido asesinados 252 exguerrilleros.


Desde que se firmó el acuerdo de paz, el 26 de septiembre de 2016, han sido asesinados 252 excombatientes de las Farc, de acuerdo a una alerta emitida en las últimas horas por Carlos Ruiz Massieu, representante especial y jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

De acuerdo con el representante del organismo mundial, en los cuatro años que han transcurrido desde la firma del acuerdo se han observado notables avances en el camino de Colombia hacia una paz sostenible y duradera, no obstante el principal obstáculo, de acuerdo con Ruiz Massieu, es que los excombatientes de la extinguida guerrilla están siendo asesinados, lo cual significa “un duro golpe para la paz”.

“La violencia contra excombatientes, líderes y lideresas sociales, defensores(as) de derechos humanos y comunidades sigue siendo la amenaza más seria a la construcción de la paz en Colombia”, señaló el representante de la ONU.

Uno de los momentos de la peregrinación de excombatientes.
El representante de la ONU también alertó la falta de presupuesto para implementar esquemas de seguridad para los excombatientes. - Foto: Cortesía CNR-FARC

En ese sentido, agregó que, “si bien se han tomado múltiples medidas para tratar de abordar esta violencia, cada asesinato es un golpe trágico a la paz, y un llamado para garantizar que las medidas de seguridad tomadas por las autoridades se traduzcan en resultados efectivos en los territorios”.

También manifestó su preocupación frente al aumento de asesinatos de exguerrilleros, destacando que entre las víctimas se encuentra la ex combatiente Yolanda Zabala, de 22 años, quien fue asesinada con disparos junto con su hermana de 17 años en el departamento de Antioquia el 1 de enero.

Sin embargo, la preocupación no solo radica en el asesinato de excombatientes, sino que la ola de violencia en el país también afecta a líderes sociales e incluso a los mismos militantes de partidos políticos.

“El 24 de diciembre fue asesinado Alejandro Pérez, concejal del Partido Conservador en el departamento de Córdoba. Su asesinato demuestra una vez más la necesidad de adoptar medidas de protección para miembros de todos los partidos políticos”, recordó Ruiz Massieu.

En su declaración, el representante de la ONU también alertó la falta de presupuesto para implementar esquemas de seguridad para los excombatientes.

“El Secretario General ha advertido reiteradamente en sus informes sobre las consecuencias de los continuos déficits presupuestarios de la Subdirección Especializada de Seguridad y Protección de la Unidad Nacional de Protección, una Unidad que provee esquemas de protección colectiva e individual para excombatientes. Todavía permanecen más de 550 vacantes para guardaespaldas y más de 1.000 solicitudes de protección personal siguen pendientes de revisión”, señaló el funcionario del organismo mundial.

Además, insistió en que “se debe dar prioridad a esta situación, ya que tiene consecuencias directas para la seguridad de las y los excombatientes. También es importante asegurar que las mujeres excombatientes tengan igual acceso a medidas de protección”.

Así mismo, sostuvo que el Gobierno de Iván Duque debe pensar en una nueva estrategia de seguridad desarrollada en los ETCR, los espacios de reincorporación para los excombatientes, ya que ahí se ha presentado un incremento de asesinatos.

“Dados los numerosos asesinatos de excombatientes que son reportados en las nuevas áreas de reincorporación o cerca de ellas, es clave desarrollar una estrategia focalizada para proporcionar seguridad alrededor de estas, así como de las comunidades cercanas”, aseguró.

Por último instó a que las autoridades colombianas hagan efectivos de manera oportuna los traslados de excombatientes de algunos espacios de reincorporación, ya que algunos han recibido amenazas de muerte por parte de grupos armados ilegales.