nación

Polémica por ‘tutelatón’ para acceder a la vacuna contra covid-19 en Colombia

El Gobierno nacional advirtió que se avecina una ‘tutelatón’ en el país para acceder a la vacuna contra el coronavirus y sostuvo que ese mecanismo no es necesario.


El presidente Iván Duque sostuvo este jueves una reunión con el presidente de la Corte Constitucional, el magistrado Alberto Rojas Ríos, en la que le manifestó su preocupación ante una eventual lluvia de tutelas contra el plan de vacunación de covid en Colombia que, según el jefe de Estado, podría generar un colapso en el sistema judicial y a su vez afectar el proceso de inmunización en el país.

En Vicky en SEMANA, el abogado Miguel Ángel del Río opinó que cualquier tipo de acercamiento del Gobierno con la Rama Judicial es una “injerencia irresponsable”, pero que si lo hacía desde el punto de vista de la preocupación con relación a una ‘tutelatón’, “en ese sentido podría tener algún tipo de justificación”.

“Lo que es impresentable es que el Gobierno nacional le imponga a la Corte o a la Rama Judicial la posibilidad de definir las tutelas de una u otra forma. Todo esto es responsabilidad de la negligencia y el secretismo que ha tenido el Gobierno con relación a las fórmulas del Plan Nacional de Vacunación. ¿Cuándo van a empezar la publicidad y los contratos? Todo esto no tiene un solo responsable, sino el Gobierno central”, aseveró Del Río.

No obstante, insistió en que él no estaba de acuerdo con las tutelas en este momento para garantizar una vacunación particular, recalcando que por encima están los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.

Entre tanto, el también abogado Iván Cancino defendió la labor del ministro de Salud, Fernando Ruiz, a quien calificó como uno de los mejores en los últimos años que ha estado al frente de esa cartera, y que la ciudadanía debe entender que hay contratos de confidencialidad sobre las vacunas contra la covid-19.

“Por ahora no hay secretismos, es que las cláusulas de confidencialidad existen, son aplicables, y si no se cumplen, pues sencillamente no hay vacunas”, explicó Cancino.

Frente al tema de las tutelas en contra del plan de vacunación, dijo que él no ha visto una injerencia del Gobierno hacia la Rama Judicial: “Si fuera con secretismo, con presiones, sí estaría criticando al Estado”.

Afirmó que el Gobierno lo que está haciendo es explicar de alguna manera qué es lo que está pasando, pero no para que no se presenten tutelas, dejando claro que ello es inevitable porque se presentarán muchas.

“Las tutelas van a tener que llegar a la Corte Constitucional porque son individuales. Lo que el Gobierno quiere hacer es que cuando llegue ese momento no vaya a haber una mala interpretación, sino que esa vacunación realmente llegue a las personas que lo necesitan. Entonces, socializar esto a mí no me parece equivocado, pero así lo socialice mucho, los jueces son autónomos en sus decisiones y llegará el momento en que se tenga que estudiar cada caso en particular”, aseguró Cancino en Vicky en SEMANA.

La acción de tutela es un instrumento constitucional para proteger los derechos fundamentales y de acuerdo con algunos expertos penalistas, la salud es un derecho fundamental; por tanto, los jueces tendrían la obligación de estudiar esas acciones de tutela que se radiquen con el objetivo de acceder a la vacuna contra la covid-19.

El jueves de esta semana trascendió que ante la ‘avalancha’ de tutelas que enfrenta el Gobierno nacional por cuenta del Plan Nacional de Vacunación, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, solicitó mantenerlo tal y como está.

El ministro Ruiz también ha destacado que es necesario que desde todas las ramas del Estado se trabaje para preservar el Plan Nacional de Vacunación y que no se termine acabando con la priorización ya definida.

A reglón seguido, el ministro de Salud sostuvo que “los efectos negativos de no acatar la priorización son terribles, en el sentido de que la mortalidad de una persona mayor de 80 años es casi 600 veces mayor que la mortalidad de una persona entre los 15 y 25 años”. Además, agregó que cualquier alteración genera mortalidad y la imposibilidad de controlar la pandemia.