Home

Nación

Artículo

Denuncian muerte de estudiante en Tuluá tras incendio del Palacio de Justicia
Denuncian muerte de estudiante en Tuluá tras incendio del Palacio de Justicia | Foto: Twitter @SandraComunes

NACIÓN

Policía abre investigación por homicidio de estudiante en Tuluá con arma de fuego

Se trata de Camilo Arango, un joven universitario de segundo semestre de Derecho en la Unidad Central de Valle del Cauca.

26 de mayo de 2021

Luego de que en la noche de este martes autoridades reportaron un voraz incendio en el Palacio de Justicia ubicado en el centro de Tuluá, municipio del Valle del Cauca, la delegación de Derechos Humanos de la ONU en Colombia denunció la muerte violenta de un joven y un “número indeterminado de heridos”.

Sobre el incendio, de momento se sabe que delincuentes atacaron la estructura que representa la institución judicial, lo que terminó en un fuerte incendio. Los videos de lo ocurrido han sido enviados por los ciudadanos a través de las redes sociales, acompañados de pedidos de auxilio.

“Expresamos mucha preocupación por Tuluá. En hechos por esclarecer hay una muerte violenta, un número indeterminado de heridos y el Palacio de justicia incendiado. Estamos en contacto con autoridades y sociedad civil. Recordamos que Derechos Humanos y diálogo son la vía para superar esta situación”, escribió la delegación de la ONU en redes sociales.

Frente a la identidad del fallecido, se trataría de Camilo Arango, un joven universitario de segundo semestre de Derecho en la Unidad Central de Valle del Cauca.

La representante a la Cámara Katherine Miranda aseguró que el estudiante murió, al parecer, por acción del Esmad, mientras que la senadora Sandra Ramírez indicó que, tras “represión del Esmad contra manifestantes”, Arango había sido trasladado hasta el Hospital San Francisco, donde falleció.

En su denuncia a través de redes sociales, Ramírez pidió respuestas al ministro de Defensa, Diego Molano, por estos hechos, sin embargo, de momento las autoridades aún no se pronuncian de manera oficial frente al caso.

La ONG Fundación Internacional de Derechos Humanos aseguró en Twitter que hay “pruebas e informaciones” que apuntaban a “la acción de civiles armados, paramilitares (ajenos a la organización del Paro Nacional) como autores del incendio en el Palacio de Justicia”.

Anuncian investigación por el homicidio

Tras conocerse la denuncia por la muerte del joven universitario, la Policía del Valle del Cauca emitió un comunicado rechazando la violencia registrada en zona urbana del municipio de Tuluá y anunció una investigación por el homicidio.

“En hechos que son materia de investigación por parte de la Policía Nacional, fallece en la clínica San Francisco de Tuluá, Camilo Andrés Arango de 18 años de edad, por herida ocasionada con arma de fuego; así mismo, resultaron heridos por arma de fuego dos sujetos de 23 y 26 años de edad, los cuales fueron remitidos al mismo centro asistencial”, reveló la institución.

De acuerdo con la Policía, nueve personas fueron capturadas “debido a los diferentes escenarios de protestas por el paro nacional y a los hechos de vandalismo en el municipio de Tuluá”. Los sujetos aprehendidos serán presentados ante la Fiscalía General de la Nación para que respondan por los delitos de daño en bien ajeno, terrorismo, incendio y daño en bienes del estado.

El coronel Jorge Urquijo, comandante del Departamento de Policía de Valle del Cauca, indicó que delincuentes “intentaron destruir los Comandos de Atención Inmediata (CAI), Franciscanos, Plazuela y Palo Bonito; pero gracias a la oportuna reacción de los Policías adscritos a esas unidades policiales, se logró evitar que se presentaran daños materiales y lesiones a nuestros uniformados”.

Además, anunció que “se está monitoreando las cámaras de seguridad del sector, con el fin de determinar otros posibles autores materiales de estos hechos y dar con su pronta captura”.

¿Quién incendió el Palacio de Justicia?

Según informaciones recientes, el incendio del Palacio de Justicia no pudo ser sofocado pues los bloqueos y los hechos de vandalismo que se vivían en el lugar no permitían el paso de los bomberos. Por eso, muchos de los videos en redes sociales contienen llamados de quienes graban de que dejen pasar al personal de rescate para poder actuar a tiempo.

El diario El País de Cali confirmó que los hechos comenzaron a las 7:30 pm y que media hora más tarde se decretó la emergencia. El Cuerpo de Bomberos de Tuluá le aseguró a ese diario que lograron acercarse al edificio y hacer un proceso de refrigeración de las paredes para evitar que las llamas se extendieran a otras viviendas. Pero que “por el problema de orden público en el sector, la situación está un poco complicada, entonces no hemos podido ir a hacer las labores bomberiles para apagar el incendio estructural, pero estamos en una valoración inicial y esperando que tengamos el área segura para poder ir a operar”.

”Son actos terroristas”

El ministro de Justicia, Wilson Ruiz, se pronunció de manera vehemente frente al ataque al Palacio de Justicia de Tuluá. “Rechazo y condeno estos actos de terrorismo que buscan sembrar caos y miedo. Ataques como los de esta noche en Tuluá dejan de ser vandálicos y se convierten en actos terroristas. La protesta pacífica es legítima, la violencia es delito”.

El alto funcionario se dedicó la noche del martes a seguir las investigaciones que se adelantan por los confusos y repudiables hechos de violencia en el Valle del Cauca. Delincuentes atacaron la estructura que representa la institución judicial, lo que terminó en un fuerte incendio. Los videos de lo ocurrido han sido enviados por los ciudadanos a través de las redes sociales, acompañados de pedidos de auxilio. Según informaciones recientes, el incendio no pudo ser sofocado, pues no se permitía el paso de los bomberos.

A las voces de rechazo también se sumó el ministro del Interior, Daniel Palacios, quien señaló que no se puede justificar este tipo de violencia y que la quema del Palacio de Justicia de esta ciudad es un acto delincuencial.

Las imágenes de Tuluá contrastaban con la pacífica jornada de movilizaciones que, tras semanas de caos, se vivió en Cali. Allí, miles de ciudadanos salieron vestidos de blanco y en silencio para rechazar los desmanes, el caos y los bloqueos que tienen sitiado al departamento.

La quema del Palacio de Justicia de Tuluá se suma a otros hechos de vandalismo contra los edificios de la administración de justicia en el país. En estos lugares, reposan miles de expedientes, pruebas judiciales y archivos de procesos de colombianos y de investigaciones en curso contra bandas criminales. Por eso, muchos se preguntan a quién beneficia realmente la destrucción que se está dando en la noche del martes en Tuluá. Hechos similares se vivieron en la sede de la Fiscalía de Popayán.