Tendencias

Home

Nación

Artículo

¿Por qué se hundió el proyecto que buscaba legalizar el consumo recreativo de la marihuana? - Foto: Cortesía

nación

¿Por qué se hundió el proyecto que buscaba legalizar el consumo recreativo de marihuana?

Los legisladores que estaban a favor señalaron que esto generaría empleo, mientras que los que se oponían sostuvieron que legalizar el consumo afectaba seriamente a la niñez y adolescencia.

El nuevo intento de algunas bancadas para legalizar el consumo de la marihuana con fines recreativos quedó hundido en el Congreso de la República. Esto luego de una contundente decisión para archivar el proyecto: 102 votos en contra de la propuesta y 52 a favor.

Las bancadas que presentaron la proposición para hundir el proyecto fueron Centro Democrático, Cambio Radical y el Partido Conservador. La mayoría de los argumentos de quienes pedían que se hundiera la iniciativa aducían a la protección de la niñez y la adolescencia.

Luego de conocer la decisión, uno de los primeros en celebrar y respaldar el hundimiento de la iniciativa fue el exsenador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, líder del Centro Democrático, quien manifestó a través de su cuenta de Twitter que “la marihuana recreativa escala a otras drogas y afecta las neuronas”.

La discusión, que tardó más de cinco horas, tenía que ver con la reforma modificaba el artículo 49 de la Constitución para permitir el consumo del cannabis “como sustancia que no genera afectaciones reales a la salud y que, en consecuencia, no debería estar limitada por vía constitucional”.

La reforma establecía que el uso y el consumo serían solo para mayores de edad, en los lugares establecidos por ley, según el proyecto radicado e impulsado por los representantes liberales Juan Carlos Losada y Juan Fernando Reyes Kuri.

“La prohibición prevista en el inciso anterior no aplicará frente al cannabis y sus derivados para el uso recreativo por parte de mayores de edad y dentro de los establecimientos que disponga la ley. Tampoco aplicará para la destinación científica de estas sustancias, siempre y cuando se cuente con las licencias otorgadas por la autoridad competente. La Ley podrá restringir y sancionar el porte y consumo del cannabis y sus derivados en espacios públicos y zonas comunes”, señalaba la modificación que estaba en discusión.

Para Losada, era importante aprobar este proyecto debido a que, “la lucha contra las drogas se ha dedicado a atacar a los eslabones más débiles de la cadena: a los consumidores y a los campesinos. Debemos es comprenderlos para que tengan una vida digna y legal”.

Así mismo, Losada hizo referencia a los casos de varios estados de Estados Unidos para demostrar el rentable negocio que es la marihuana recreativa y de lo eficiente que resultaría quitar este tipo de negocios de la manos de las mafias, que han aprovechado la prohibición para hacerse con el control de estas rentas.

Por su parte, la representante Ángela Sánchez, de Cambio Radical, fue una de las mayores opositoras al proyecto de los liberales y señaló que la iniciativa atentaba contra los adolescentes y niños del país.

En su momento uno de los defensores de la propuesta fue el representante a la Cámara Germán Navas, del Polo Democrático, quien defendió la tesis de que aprobando este proyecto no se incentivará el consumo de cannabis, sino que simplemente se dará la permisividad para que las personas que lo deseen puedan hacerlo. Dijo también que el tabaco y el alcohol son sustancias más nocivas que la marihuana que aún no es legal.

De otro lado, en la sesión del martes, el representante Reyes Kuri desmintió los argumentos de que este proyecto podría favorecer el consumo de marihuana en menores de edad e hizo énfasis en la gran cantidad de empleos que podría generar los cultivos legales de esta sustancia psicoactiva.

En su cuenta de Twitter, el parlamentario reconoció la derrota y dijo que, “la dimos toda. Presentamos evidencia, argumentamos con datos, debatimos con contundencia”.

A los autores los siguieron los representantes que propusieron la ponencia de archivo, el primer de ellos fue el conservador Buenaventura León. “Por nuestros niños y jóvenes presentamos esta ponencia de archivo”, señaló el representante por Cundinamarca, que aseguró que “legalizando el consumo de esta sustancia se está levantando la prohibición de consumo en parques y cerca a colegios”.

Así mismo, el respaldo de la iniciativa también vino de un representante del Centro Democrático, Gabriel Santos, quien es el considerado ‘rebelde’ de la bancada. Para el legislador, se debe aprobar el consumo recreativo del cannabis, debido a que representa la generación de empleo.