política

“La lucha y la política contra las drogas han fracasado”: Juan Manuel Santos

El expresidente Juan Manuel Santos reiteró que debe haber un cambio en la política antidrogas. El exmandatario está a favor de la regulación para arrebatarle el negocio al narcotráfico.


El debate sobre la lucha contra las drogas ha sido un punto clave en las discusiones del Congreso. En las últimas legislaturas se han presentado varios proyectos que proponen que se pueda regular la marihuana y algunos hablan de cocaína. No es sencillo que un proyecto de este tipo pase por los costos políticos que implica, pero la discusión ya se está dando en varios sectores.

Una de ellas fue la organizada por los representantes del Partido Liberal Juan Fernando Reyes Kuri y Juan Carlos Lozada, quienes ya han logrado que avance un proyecto de su autoría en ese sentido. Los congresistas hicieron un foro para alimentar el debate en el que invitaron a importantes políticos y estadistas para conversar sobre esta regulación.

Al evento virtual asistió el expresidente Juan Manuel Santos, quien se mostró abiertamente a favor de la legalización de la marihuana y las demás drogas porque considera que la guerra contra las drogas como está planteada fracasó y por eso se deben buscar alternativas.

“La lucha contra las drogas lleva más de 50 años, se declaró en las Naciones Unidas, la declaró el presidente Nixon en los Estados Unidos y esta guerra no se ha ganado, y una guerra que no se gana en 50 años es una guerra que se perdió, es una guerra que ha fracasado, esa política ha fracasado", dijo el expresidente al comienzo de su discurso.

El exmandatario comparó el hecho cuando en el siglo pasado el alcohol era ilegal, especialmente en Estados Unidos, que siempre ha sido un referente para estos temas. Comentó que se tuvo que legalizar para evitar que las mafias continuaran con ese negocio.

Santos también recalcó que nadie como él tiene la experiencia para afirmar este hecho, al haber sido ministro de Defensa, presidente de la República y ahora miembro de la Comisión Global de Política de Drogas.

Aseguró que tanto en su cargo como ministro y en el de Presidente había sido de los que más ha erradicado cultivos, capturado narcotraficantes y aplicado aspersiones, pero reconoció que esta labor termina siendo inútil porque las estructuras se vuelven a organizar, se siembran más hectáreas y se renuevan los capos y las bandas.

“Con las drogas las mafias se ‘reciclan’, los capos se creían invencibles, los desarticulamos pero el negocio sigue”, afirmó el expresidente.

Santos también contó a modo de anécdota que conversó del tema con Barack Obama como homólogo y que juntos llevaron la idea a las Naciones Unidas, pero que encontraron bastante resistencia de algunas naciones y por eso no se pudo avanzar mucho.

“Lo que hemos visto en una lucha de 50 años es que las luchas concentradas en el prohibicionismo lo que genera es una tremenda violación de los derechos humanos”, aseguró Santos. También recordó que es un tema que está en discusión en este momento en la campaña estadounidense y que sería una idea que apoya Biden.

Se refirió al ámbito carcelario y dijo que el hacinamiento en parte se debe al gran número de presos por narcotráfico, que incluso varios de ellos no han cometido otros delitos relacionados a la muerte, hurto, entre otros. “Eso tiene un costo social para ese país (EE.UU), como también lo tenemos aquí en Colombia y lo tienen muchísimos otros países”, afirmó.

Dijo que se debe cambiar el enfoque de cómo se ve el problema, es decir, que las personas consumidoras no vayan a la cárcel sino que sean llevadas a centros de salud para tratar el problema como una política pública desde este enfoque. En últimas el expresidente considera que esta es la base del cambio del paradigma.

Igualmente reconoció que por estas declaraciones lo han tildado de querer incrementar el consumo o “envenenar” a los menores, pero asegura que su idea propone todo lo contrario. Contó que lo habló con madres del país y le dieron la razón al preguntarles si preferían que si sus hijos eran encontrados consumiendo fueran a la cárcel o a un centro de rehabilitación.

También habló del factor rural y del papel del campesinado en Colombia. Dijo que se les deben brindar alternativas para una verdadera sustitución de cultivos, o sino volverán a sembrar matas de coca o marihuana para subsistir y por la presión de los grupos ilegales en el territorio.

Aprovechó para recalcar algunos de los objetivos del acuerdo de paz con las Farc. Dijo que se habían pactado puntos relacionados a este tema con el fin de que se pueda conocer la verdad de las rutas y buscar alternativas en la sustitución de cultivos.

El expresidente alentó a los representantes liberales para que sigan adelante con el proyecto y le pidió al Congreso que no haga lo políticamente correcto, sino lo que en el fondo saben que realmente se debe hacer para disminuir las malas experiencias con este flagelo en el país.

Del foro también hicieron parte otros personajes como el expresidente y líder del Partido Liberal César Gaviria, quien a su vez defendió la tesis de que se deben legalizar las drogas, aunque aclaró que en Colombia ha hablado poco del tema, precisamente, por los costos políticos que conllevan estas discusiones.

Alentó a que se continúe con este proyecto porque hasta el momento estos debates no los había dado tan profundo el Congreso y los políticos en general. “Uno no ve ningún dirigente ni político que salga a apoyarlos porque ellos están muy atados al prohibicionismo y lo están de tal manera que nadie se atreve a hablar de esto así sea lo que quiere la gente” comentó el expresidente Gaviria.

También habló de los altos costos en materia de defensa para el país que implica la lucha contra el narcotráfico como está planteada. “Hacemos tal esfuerzo que Colombia se gasta cerca del 5 por ciento de su producto interno en temas de seguridad y lucha contra el narcotráfico y drogas, eso es un nivel de gasto similar al de los Estados Unidos y desde luego muy superior al de todo el resto de países. Colombia tiene más soldados y policías que Brasil y que México" aseguró Gaviria.

Del foro también hicieron parte otros personajes como Humberto de la Calle, Juanita Goebertus y María Fernanda Arboleda. El proyecto de los congresistas liberales ya pasó su primer debate en la Comisión Primera de la Cámara y ahora deberá someterse a la plenaria.

En ese primer debate logró avanzar por diferencia de un voto, luego de que se hubiera presentado un empate, por lo que se tuvo que repetir la votación.