nación

“Si el presidente electo quiere buscar la liberación de jóvenes que cometieron delitos, debe pedirle al Congreso que cambie la ley y no al fiscal”: Francisco Barbosa

El fiscal general respondió a la solicitud que hizo Gustavo Petro de liberar a los “Jóvenes” detenidos en medio de las protestas, los denominados Primera Línea.


En medio de la jornada electoral para la segunda vuelta presidencial, el fiscal Francisco Barbosa advirtió que son más de 30 los capturados por integrar la llamada Primera Línea que en las protestas generaron actos violentos, delictivos y hasta se comprobó la financiación de organizaciones criminales. No obstante, horas después y tras conocer los resultados del preconteo, el presidente electo, Gustavo Petro, le pidió en su discurso como ganador al fiscal Barbosa liberarlos, el jefe del ente acusador no dio largas al asunto y de forma inmediata respondió.

Francisco Barbosa escuchó atento el discurso del presidente electo y recibió la solicitud que le hizo de liberar a los “Jóvenes” detenidos. El fiscal le respondió a Gustavo Petro, dejando claras sus funciones, que no es su competencia ordenar la liberación de detenidos, sino que es la labor constitucional de los jueces.

“Si el Presidente electo quiere buscar la liberación de jóvenes que cometieron delitos, debe pedirle el favor al Congreso que cambie la ley y no al Fiscal General”, dijo Barbosa.

El fiscal general, como jefe de la entidad encargada de las investigaciones penales en el país, le explicó al presidente electo Gustavo Petro de qué manera funciona la separación de poderes y qué artículos en el código penal y la Constitucional Nacional señalan los alcances de solicitudes como la que hizo Petro en su primer discurso como presidente electo.

“Teniendo en cuenta la colaboración armónica de los poderes públicos (art. 113 de la CP). La ley en Colombia se cumple conforme a los artículos 6 y 29 de nuestra carta política”, advirtió el fiscal Barbosa, sobre la responsabilidad penal y el debido proceso.

Gustavo Petro, en la celebración por los resultados de la segunda vuelta presidencial, hizo la polémica solicitud al fiscal y como respuesta la multitud lo ovacionó, sin considerar que una petición en ese orden no depende del fiscal, sino de los jueces o de gran cambio, del propio Congreso que hace las leyes.

“Yo le solicito al fiscal general de la nación que liberé a los jóvenes… yo le solicito a la procuradora general de la nación que restituya en sus puestos a los alcaldes de elección popular, ya no es el momento de los odios, este gobierno que va a iniciar el 7 de agosto, es un gobierno de la vida, es el gobierno que quiere construir a Colombia como una potencia mundial de la vida”, dijo Gustavo Petro.

En el mismo discurso de celebración hizo presencia la mamá de Dylan Cruz, el joven que resultó muerto en el marco de las manifestaciones y por un arma del Escuadrón Móvil Antidisturbios - Esmad, lo que elevó los ánimos en el recinto del Movistar Arena, el escenario que escogió Petro para recibir los resultados de la segunda vuelta.

“En nombre de mi hijo Dylan, que es una víctima más de este país, en nombre de todas las víctimas de los falsos positivos, Nicolás Neira, Diego Felipe Becerra y todas aquellas víctimas que hemos sido este gobierno y de los anteriores, exijo justicia y les doy la bienvenida a presidente, porque usted es la esperanza de todos nosotros, de la justicia en usted está la esperanza de nosotros los pobres”, dijo Jenny Medina, la madre de Dylan Cruz.

La solicitud del presidente electo genera una discusión jurídica, por un lado, sobre la legalidad de la misma y, por el otro, por el mensaje que envía a los otros poderes, pues intervenir en la rama judicial para algunos expertos se convierte en una extralimitación de funciones, cuando ni siquiera ha asumido como primer mandatario.