nación

¿Subirá el precio de las facturas de gas? Ecopetrol lanza advertencia en caso de prohibirse el fracking

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, le envió un mensaje al Gobierno nacional.


Con apenas unos días de que Gustavo Petro se hubiera posesionado como presidente, algunas empresas ya comienzan a manifestar su postura frente a las propuestas que pretende implementar el nuevo jefe de Estado durante su mandato, el cual arrancó el pasado domingo 7 de agosto y terminará el 7 de agosto de 2026.

Uno de los que se manifestó frente a esta materia fue el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, quien advirtió los efectos que podría generar el hecho de que Colombia pare la exploración de gas. Según Bayón, la economía del país se vería directamente afectada en caso de que se terminen los pilotos de fracking.

En entrevista con Red+Noticias, Felipe Bayón aseguro que la prohibición del fracking afectaría directamente los bolsillos de los colombianos, por lo que no es una decisión para tomar a la ligera, sino que, reitera, deberá ser analizada por el nuevo gobierno, ya que podría generar consecuencias negativas.

El presidente de Ecopetrol manifestó que en caso de que Colombia tenga que importar gas, la factura de los servicios públicos se triplicaría en su costo. Es decir, si actualmente una persona paga $30.000 por el servicio de gas, luego de la prohibición de los pilotos de fracking empezaría a pagar entre $120.000 y $150.000 pesos.

“Es importante que Colombia siga buscando gas, produciendo y siga siendo autosuficiente en gas, que puede venir de fracking o de yacimiento”, afirmó Felipe Bayón al citado medio.

Las palabras de Bayón fueron tomadas por varios adeptos al petrismo como una ‘amenaza’ a las decisiones que ha planteado el gobierno de Gustavo Petro en sus primeros días de mandato. Sin embargo, otros sectores ven como un aviso normal de parte del presidente de Ecopetrol, el cual se anticipa a las consecuencias que puede traer para el país la prohibición del fracking.

El documento de la Reforma Tributaria radicado en los últimos días en el Congreso de la República mencionó el impuesto al carbono, proponiendo que recaiga sobre el contenido de carbono equivalente (CO2eq) de los combustibles fósiles, incluyendo todos los derivados del petróleo y todos los tipos de gas fósil que se utilicen para combustión.

La bancada petrista cumple lo prometido y radica duro proyecto contra el fracking

Tal como lo había anunciado, la bancada de Gobierno radicó este miércoles el controversial proyecto con el que se busca la prohibición del fracking en Colombia.

El tema ha generado una aguda discusión en los últimos meses, más aún con la llegada de Gustavo Petro a la Presidencia, quien tiene la prohibición del fracking como una de sus banderas centrales del gobierno. Sin embargo, se enfrenta a la compleja realidad en materia económica que vive el país y el importante aporte que hace el sector de los hidrocarburos a los ingresos de la nación.

La norma radicada por 60 congresistas del Pacto Histórico, la Alianza Verde y otros sectores alternativos ordena la prohibición de “la exploración y producción de hidrocarburos provenientes de yacimientos no convencionales mediante la técnica del fracturamiento hidráulico multietapa en pozos de cualquier configuración”.

La iniciativa indica que a partir de la expedición de esta ley no se podrán suscribir, adicionar u otorgar contratos, concesiones, licencias o permisos ambientales para la exploración, explotación y producción de los yacimientos no convencionales de hidrocarburos ni para el empleo de las técnicas expresamente prohibidas en la presente ley.

Entre las sanciones a quienes hagan fracking, según el texto, están las indicadas en la Ley 1333 de 2009, en la que se describen multas de hasta 5.000 salarios mínimos, que cifras de hoy serían más de cinco mil millones de pesos.

También se indica que en máximo un año después de sancionarse la ley, el Gobierno nacional establecerá las condiciones en las que se concluirán los contratos suscritos y las licencias o planes de manejo ambiental otorgados previamente que permitían los estudios para el fracking.

“Con esto estamos garantizando la protección del agua para todos los colombianos, llegó la hora del cambio”, indicó el representante Pedro Suárez Vacca, uno de los firmantes de la propuesta.