Home

Nación

Artículo

Granada
Imagen de referencia de granada. Foto de referencia: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

chocó

Terror en Chocó: abandonan artefacto explosivo en empresa de transporte público

Las autoridades controlaron la emergencia que se reportó en la mañana de este primero de noviembre.

Un nuevo hecho delictivo enciende las alarmas en el departamento de Chocó. En las últimas horas, un artefacto explosivo apareció en las inmediaciones de una empresa de transporte que moviliza a pasajeros entre Quibdó y la capital de Antioquia.

A las 6:15 de la mañana de este primero de noviembre, ingresó una llamada al sistema de la Policía Nacional donde se advirtió sobre un paquete sospechoso en el barrio Caraño de la ciudad. Una vez las unidades acudieron al terreno, confirmaron el hallazgo.

Una granada fue puesta en la parte externa de la agencia de viajes de la compañía Rápido Ochoa. Los grupos especializados en el manejo de artefactos explosivos acordonaron la zona y lograron mitigar los riesgos en ese lado de la capital de Chocó.

Este tipo de práctica ilegal es utilizada por los delincuentes para presionar el pago de extorsiones o ajustar cuentas con las personas que no cumplen sus pretensiones. Bajo la lupa de las autoridades está el Clan del Golfo, ELN y el grupo local de Los Mexicanos.

Sin embargo, de acuerdo con el proceso de investigación preliminar que ha adelantado la Policía Nacional en el terreno, los empleados de la empresa de transporte no habían alertado sobre conductas irregulares que hubiera puesto en peligro su integridad física.

“Se toma contacto con los trabajadores, quienes manifiestan que no han recibido amenazas y no vienen siendo víctimas de extorsión por parte de los grupos al margen de la ley”, indicó a través de un comunicado la institución.

Mientras que la compañía de transporte Rápido Ochoa respondió que está a la espera de las conclusiones que ponga en evidencia el estudio adelantado por las autoridades judiciales. De momento, la operación continúa entre Chocó y Antioquia.

Con base en los datos del Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional, entre el primero de enero y el 30 de septiembre, en este departamento se reportaron treinta denuncias por hechos similares.

Los casos se han alertado en los municipios de Alto Baudó, Quibdó, Bahía Solano, Istmina, Medio San Juan, Bojayá, Bajo Baudó y El Litoral de San Juan. En esos territorios hay fuerte presencia de dos organizaciones delincuenciales: ELN y Clan del Golfo.

En el radar de las autoridades también están los grupos delincuenciales que tienen un alcance local. Todos han recurrido a los artefactos explosivos para generar zozobra en las comunidades: minas antipersona, granadas, carga dinamita y artefactos incendiarios.

Una investigación adelantada por la Policía Nacional puso en evidencia que los delincuentes estarían contratando a sicarios para cometer este tipo de delitos. Por ejemplo, entregan hasta $ 100.000 a cambio de abandonar un “paquete”.

En esos “encargos” cargarían elementos cuyo uso es exclusivo para las Fuerza Armadas. En imágenes registradas en las redes sociales se observan las bolsas y cajas abandonadas en las vías, mientras las comunidades tratan de esquivarlas, a la espera de las autoridades.

Recientemente, la Fiscalía anunció la captura de 85 supuestos integrantes de la organización criminal de Los Mexicanos, la banda que atemoriza a los comerciantes de Quibdó con el cobro de millonarias extorsiones.

Este grupo se fundó viendo telenovelas de narcotraficantes. Se inspiró en una serie mexicana para bautizar una de las arremetidas más violentas que ha tenido el departamento.

De acuerdo con las investigaciones que adelanta el ente de control, los procesados cargarían en los hombros 33 homicidios y 225 denuncias por extorsión. Las operaciones delictivas se concentran en la zona urbana de Quibdó, aunque se tiene el reporte de que han ampliado sus radares ilegales hacia otras poblaciones de Chocó.

Sus enfilados se sostienen de las multas que les imponen a las personas como condicionamiento para poder trabajar. Hasta 100 millones de pesos pedirían en un día. También los comerciantes estarían sometidos a las exigencias del ELN y las AGC.