Home

Medellín

Artículo

Presuntos integrantes del grupo delincuencial de Los Mexicanos.
Presuntos integrantes del grupo delincuencial de Los Mexicanos. - Foto: Cortesía: Fiscalía General de la Nación.

chocó

Redada en Chocó: capturan a 85 integrantes de Los Mexicanos, la banda criminal que azota a Quibdó

Este grupo se sostiene con el dinero que entra por las extorsiones, donde las víctimas frecuentes son los comerciantes de la ciudad.

La Fiscalía General de la Nación reportó en las últimas horas la detención de 85 supuestos integrantes de la organización criminal de Los Mexicanos, la banda que atemoriza a los comerciantes de Quibdó con cobro de millonarias extorsiones, a cambio de recibir el aval para poder abrir las puertas de los establecimientos. El historial criminal es aterrador.

Este grupo se fundó viendo telenovelas de narcotraficantes. Se inspiró en una serie mexicana para bautizar una de las arremetidas más violentas que ha tenido el departamento. De acuerdo con las investigaciones que adelanta el ente de control, los procesados cargarían en los hombros 33 homicidios y 225 denuncias por extorsión.

Las operaciones delictivas se concentran en la zona urbana de Quibdó, aunque se tiene el reporte de que han ampliado sus radares ilegales hacia otras poblaciones de Chocó. Sus enfilados se sostienen de las multas que les imponen a las personas como condicionamiento para poder trabajar. Hasta 100 millones de pesos pedirían en un día.

El modus operandi es estremecedor. Al parecer, instrumentalizarían a menores de edad para que entreguen cartas firmadas por la organización donde le indican a la víctima el dinero que debe recolectar y el plazo máximo que tiene para entregarlo. A los niños y adolescentes les entregarían hasta cincuenta mil pesos por llevar el documento.

Las unidades de la Policía Nacional detallaron que los delincuentes presionan a los comerciantes con artefactos explosivos y pagan a sicarios para que lancen disparos contra las fachadas de sus viviendas. Una bala podría costar hasta 100 mil pesos. Ese mismo precio se cancela por abandonar un ‘paquete’ en las inmediaciones de los sitios.

Ahora bien, las 85 personas que fueron detenidas están esperando el avance de las investigaciones en los centros de detención del departamento, que están a reventar por el alto número de sindicados y condenados. Por ejemplo, en las instalaciones de la Policía no hay un espacio más para otro ciudadano, dado que la demanda superó la oferta.

De acuerdo con el informe emitido por la Fiscalía, todos los supuestos cabecillas de Los Mexicanos están privados de la libertad. Se ha contabilizado a 16 hombres, identificados con los alias de Tany, Mata Perro, Barba, Nene Yerda, Pachito, Fernando, Molécula, Casierra, Camacho, Mi Pez, Chuki, Kevin, Panda, Siete, Cuco y Vitico.

“Se asociaron 185 noticias criminales de denuncias interpuestas por comerciantes y personas con poder adquisitivo, que aseguraban ser víctimas de extorsiones de alto valor económico a cambio de que no atentaran contra sus vidas o la de sus familiares”, expuso la unidad del ente de acusación que gestiona los procesos judiciales en Chocó.

Con base en su grado de participación y el material probatorio que deje en firme los delitos, algunos están siendo sindicados por las faltas de homicidio, secuestro, terrorismo, extorsión, desplazamiento forzado, utilización de menores, acceso carnal violento, hurto calificado y agravado, tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir agravado.

Otra batalla que enfrenta la Fiscalía es con los integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Clan del Golfo. Ambos bandos se dividen el poder en el departamento. Los primeros reinan en el sur y los segundos en el norte. Sin embargo, están en una confrontación para dominar uno de los dos sectores que tiene vetados.

Las comunidades indígenas y afrodescendientes han quedado en medio de las balas que se lanzan desde los dos lados. Recientemente, la Defensoría del Pueblo ha advertido sobre desplazamientos masivos en las zonas rurales por las amenazas de los violentos, imposiciones de toques de queda y las intimidaciones con los artefactos explosivos que siembran en las montañas para cercar a los enemigos del camino.