Home

Nación

Artículo

YouTube video player
Tik Tak: El despelote nacional de ayer | Foto: Semana

Video

Tik Tak: El despelote nacional de ayer

Pasó de todo ayer, lunes 16 de enero. Mientras el ministro de Hacienda dijo que la edad de jubilación estaba en el menú de la reforma pensional, el presidente dice que antes renuncia. El Ministerio de Salud sufre grave descache de cifras y estamos al borde de romper relaciones con Guatemala. Y alguien inventó, y le creyeron, que en las protestas hubo 300 desaparecidos que fueron incinerados en cementerios distritales. ¿Qué tal esto? Escuche a María Isabel Rueda.

17 de enero de 2023

A las 6:10 a. m. suena el segundo Tik Tak de hoy martes 17 de enero en SEMANA y suena por los lados de lo que podría calificarse como el despelote. Porque mientras el ministro de Hacienda dejó planteado en una entrevista de prensa que el tema de aumentar la edad en la futura reforma pensional sí está en el menú, el presidente Petro salió velozmente a decir que él preferiría renunciar antes de elevar la edad pensional.

Pero por favor, cómo es que no se habla internamente sobre tan importante reforma, porque en cualquier parte del mundo, la edad en la que se pensionan hombres y mujeres es el eje de del sistema pensional, si lo van a cambiar ok, si no lo van a cambiar ok, pero hay que discutirlo, y es un punto que no se puede ignorar.

Pero en este despelote, el que no pareció entender cuál era la discusión fue el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Mauricio Lizcano, quien en palabras textuales salió ayer a reforzar la negativa del presidente en estos términos: “El Gobierno no ha pensado nunca en subir las pensiones”, y lo repitió dos veces, “No está dispuesto el Gobierno a subir las pensiones”, pero resulta que entre no subir las pensiones y no subir la edad para pensionarse hay una diferencia grande, yo no sé si fue que el doctor Lizcano no entendió que era lo que estaba en discusión.

Y la Fiscalía de Guatemala, además, anunció una posible orden de captura contra nuestro ministro de Defensa, el de la nube negra, Iván Velázquez, por el caso Odebrecht. Andaba en Guatemala cumpliendo una misión de las Naciones Unidas, pero recopilando pruebas de los directivos de Odebrecht y mirando cómo negociaba con los implicados, resultó ensartando a unos y a otros no, y eso cayó muy gordo en ese país, lo que llevó a su expulsión y pues aquí aterrizó años después de ministro de Defensa.

Para acabar de completar el despelote, de algún lado salió el rumor de que durante las protestas populares desaparecieron 300 manifestantes que fueron incinerados en cementerios distritales, los mismos que se están robando y que llevaron a la caída de la directiva de la UAESP. Pero se lo creyó o quiso creérselo como disculpa un grupo de manifestantes que ayer se tomó las inmediaciones de la Alcaldía de Bogotá y tuvo que ser calmado por el estigmatizado Esmad.

Mientras todo esto sucedía, el presidente Petro aterrizaba en Suiza sin que aún sepamos cómo quedarán nuestras relaciones con Guatemala, ¿las vamos a cortar o sencillamente llamamos a consultas a nuestro embajador? Ojalá que el presidente Petro por lo menos acuda puntualmente a la cita del Foro Económico Mundial en Davos, porque todo despelote es susceptible a despelotarse aún peor.

Tik Tak: Fiscal: no es no. Policía: sí es sí

El fiscal Barbosa dice que “no es no”, por lo que mantiene su decisión de no levantar las órdenes de captura contra peligrosos miembros del Clan del Golfo, como se lo ordenó el Gobierno. Pero mientras tanto, la Policía dice que “sí es sí” y que ya esas cédulas las sacaron de las reseñas de las bases de datos policiales. ¿El despelote? Escuche a María Isabel Rueda.
Fiscal: no es no. Policía: sí es sí

A las 6:00 a.m. suena el primer Tik Tak de hoy 17 de enero en SEMANA, y suena por los lados del fiscal Francisco Barbosa, quien en pleno ejercicio de su autoridad se negó a levantar las órdenes de captura de 16 peligrosos integrantes del Clan del Golfo en contra de la orden impartida por el Gobierno. Eso no significa, sin embargo, que la Fiscalía no apoye la ‘paz total’.

El fiscal lo ha reiterado en múltiples oportunidades, pero en el caso de las liberaciones argumenta que el Clan del Golfo no tiene estatus político y que en su concepto no existe una ley de sometimiento que permita que constitucionalmente se den las condiciones para ello. Y ayer lo reiteró: “no es no”, dijo.

Esa ley de sometimiento de los campos a la justicia aún no existe y por eso se podría presentar la situación de que dejar a estos criminales en libertad pueda configurar una obstrucción a la justicia. En contraste, sí ha podido levantar las órdenes de captura tanto de representantes del ELN como de las disidencias de las Farc, que no participaron en las negociaciones de La Habana.

El Gobierno sigue enredado con qué será lo que hará con el conocido Estado Mayor de las Farc, que sí participó y abandonó el proceso en un acto de traición y a cuyos integrantes, por más vueltas que se le dé al asunto, no les cabe sino el sometimiento a la justicia. Estamos ante la evidencia de que el Gobierno no estaba aún preparado para su propuesta de ‘paz total’, que le faltaba andamiaje jurídico y pensar antes de actuar.

En un punto consideraron que este asunto solo dependía de los caprichos del presidente Petro, o que este señalara con el dedo a quiénes liberar y que ello iba a sustituir la Constitución por él. Pero tampoco es clara la situación en la que se encuentran el Ejército y la Policía. Porque, por un lado, en Vistahermosa (Meta), esta madrugada seguían secuestrados por indígenas y campesinos 30 miembros del Ejército que, según su secuestradores, estaban violando el cese al fuego. Sin embargo, el gobernador del departamento asegura que el Ejército no estaba allí ni erradicando ni adelantando operaciones, sino sencillamente patrullando.

Mientras tanto, el director de la Policía, Henry Sanabria, en abierta contradicción con la decisión tomada por el fiscal, anunció ayer que las órdenes de captura ya no aparecen. Fueron retiradas del sistema de información policial y que, por lo tanto, cuando se hagan las consultas biométricas esas células no van a aparecer como sujetas a órdenes de captura. Si esto no es un despelote, no se entiende qué más podría serlo. Pero sorpréndase, sí, hay más despelote en el próximo Tik Tak, entérese a continuación.