video

Tik Tak: Pelosi en Taiwan, ¿provocación innecesaria?

Hasta en la propia Taiwán se han escuchado voces que preguntan si es necesaria esa visita de la presidenta de la Cámara de Estados Unidos, que tiene a China enfurecida. Pero para la pequeña isla de 23 millones de habitantes, es probable que sea lo más importante que ha pasado en muchos años. Mientras tanto, el mundo en alerta. Escuche a María Isabel Rueda.


Suena el segundo Tik Tak de hoy martes 2 de agosto en SEMANA y suena por los lados de los torbellinos que empiezan a agitarse en torno a la inminente visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán.

China ha dicho claramente que, si se cumple la visita, habrá graves consecuencias y sería interpretado como un acto de hostilidad, pero no ir sería visto como una derrota gigantesca, en vista de que la China continental considera a Taiwán como una provincia propia de 23 millones de personas que le faltan para su reunificación.

Si Pelosi finalmente llega a Taiwán, será la oficina oficial más importante en 25 años que haya recibido Taiwán y ha sido calificada por comentaristas como un golpe diplomático enorme de la isla, que con el paso de los años China ha logrado ir aislando del reconocimiento diplomático.

Taiwán, mientras tanto, ha reforzado su preparación anticipando una respuesta de China, pero imagínense el tamaño del coloso contra esta isla pequeñita, pero presente y en pie de lucha.

Sin embargo, ni una palabra ha dicho sobre el viaje la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen, para evitar escalar las tensiones, pero claro, ni siquiera en Taiwán han faltado opiniones en contra del viaje de la Pelosi por considerarlo una provocación innecesaria, y ya en la década de los años cincuenta, dos veces Washington y Beijing estuvieron incluso cerca de irse a la guerra, pero a finales del siglo XX la tónica cambió por una relación más pragmática, mientras Taiwán se democratizaba y China fue abriendo su economía.

Incluso en 1995 fue objeto de la amenaza bélica China, que el entonces presidente taiwanés, Lee Teng-hui visitara su alma mater, la Universidad de Cornell. Bill Clinton tuvo que mandar dos grupos de la Séptima Flota a los dos extremos del Estrecho de Taiwán.

En el presente las advertencias chinas incluyen embarcaciones de combate navegando cerca de la isla. Hoy, Taiwán es la más importante fuente de abastecimiento de microchips avanzados del mundo, si todo eso es así, ¿para qué arriesgar tanto con la visita de la Pelosi? Pues según los analistas, para los taiwaneses es un estimulante homenaje a su resiliencia con una pequeña isla que ha dado su pelea política contra la China continental como una de las potencias del mundo.

La visita de Pelosi es el simbolismo como constancia, confirma el reconocimiento de Estados Unidos de que Taiwán es un país independiente, pero la China lo dice claramente, esta visita tendrá grandes consecuencias, no solo para Taiwán, sino para la prosperidad y la tranquilidad del mundo entero.

O sea, es amplia la amenaza, y Rusia, que está invadiendo a Ucrania, le dice tranquilamente a Estados Unidos que está amenazando la estabilidad del planeta, imagínense. El mundo pendiente de la factible llegada de hoy de Nancy Pelosi a Taiwán y de lo que pasará a continuación, porque si hay quienes comparten intereses geopolíticos en el planeta son China, Rusia e Irán.