política

Tomás Uribe y la controversia que suscitaron sus declaraciones

Toda una ‘marea’ de opiniones, críticas y halagos fue el resultado de lo que dijo el hijo del expresidente Álvaro Uribe Vélez sobre si está o no interesado en lanzarse a la presidencia y de su percepción sobre algunas figuras públicas.


Las declaraciones de Tomás Uribe, el hijo mayor del exsenador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, en entrevista con SEMANA, generó toda una ola de opiniones en el sector de la política. Esto porque a pesar de que el empresario le dejó claro a este medio que no aspira a ninguna candidatura presidencial, aunque señaló que la vida da muchas vueltas, muchos políticos, candidatos presidenciales, senadores y demás se centraron en cómo sería una posible carrera presidencial con el hijo de Uribe Vélez.

Controversias, críticas, halagos y demás fueron algunas de las reacciones que suscitaron las afirmaciones de Tomás Uribe. Por esto, en Vicky en Semana analizaron el panorama político Gustavo Bolívar, senador de los Decentes; Antonio Sanguino, congresista de la Alianza Verde; Edward Rodríguez, representante a la Cámara por el Centro Democrático y el exsenador Juan Manuel Galán.

Para Galán, las declaraciones de Tomás Uribe son “un globo estratégico para medir reacciones políticas dentro del propio Centro Democrático y la derecha en Colombia. Además es el reflejo de un estado de muy pobre desarrollo democrático y político. Tenemos que construir una manera diferente de hacer política que supere la polarización, que construyamos un sentido de nación en Colombia que podamos generar en la gente las posibilidad de tener seguridad en zonas rurales, en tener una política social distinta porque vamos a enfrentar una crisis política tremenda el próximo año”.

Por su parte, Sanguino sostuvo que la entrevista “periodísticamente es para destacarla, pero conceptual y teórica es de una pobreza penosa la entrevista, me parece que no inspira ninguna respetabilidad intelectual política, es como un Álvaro Uribe en obra negra, es una versión de decadencia de lo que ha sido el uribismo”.

En ese sentido agregó que el discurso del hijo de exmandatario “es un disco rayado de la narrativa uribista, es una narrativa del pasado que no ofrece nada nuevo. Además, no le hace bien al Centro Democrático que tiene el desafío de consolidarse como un proyecto político de la derecha (...) además, como decía Mujica: ‘al que le guste los negocios y la plata entonces que no se meta en la política’”.

Asimismo, Bolívar reconoció que le gustó la entrevista que ofreció Tomás Uribe a este medio: “Vengo a defender la candidatura porque todos los colombianos tienen derecho a ser candidatos, ya el problema es de quién los elige. De cara a una contienda 2022 nos la pone muy fácil porque el mismo expresidente Uribe reconoce que está en su peor nivel de desprestigio, no creo que Colombia esté dispuesta a elegir un presidente que viene de varios episodios oscuros de la corrupción nacional”, enfatizó.

En contraste, el congresista Rodríguez defendió a Tomás Uribe: “Yo lo conozco hace más de 20 años, es un hombre que se ha ganado la confianza de profesores de Harvard, Stanford, además es un hombre que representa lo que muchos somos, es decir, buen hijo, buen padre, y buen hijo porque dice que su único dolor es la defensa de su padre. Es destacable hacer una empresa honorablemente, la justicia no tiene nada que decir porque ha sido un empresario excelente”, comentó el representante.

Sobre las declaraciones que hizo el hijo del expresidente en cuanto a los candidatos presidenciales Sergio Fajardo y Gustavo Petro, que generaron polémica en el sector de la izquierda y el centro, Galán señaló que es un discurso al que “nos vamos a enfrentar en las elecciones de 2022 que va a generar división, incrementar odios y miedos. Tenemos que hacer un alto en el camino de esta confrontación y mirar la situación del pueblo colombiano, mientras la gente está con angustias, nosotros estamos en peleas políticas y debemos romper con este esquema y buscar pensar en la gente que necesita liderazgo”.

Por su parte, el congresista de la Alianza Verde criticó el hecho de que “no hay expresión de debate político argumentado, vemos una persona que reparte insultos y eso da cuenta de una versión degradada de lo que ha sido su padre, aunque él (Uribe Vélez) ha sido consistente en defender un proyecto de estado dictatorial, ha sido una expresión de la derecha dura. Pero a su hijo a lo mejor le va bien en los negocios pero como referente e interlocutor en un debate político es una pobreza argumental”.

De otro lado, Bolívar criticó duramente lo dicho por el congresista Rodríguez del anhelo de Tomás Uribe de defender a su padre: “Edward ha dicho algo gravísimo y es que Tomás quiere ser presidente para limpiar la imagen de su papá”, argumentó. Al respecto, Rodríguez respondió: “Sigo insistiendo y en eso todo el país ha estado de acuerdo en que Bolívar es muy buen libretista, pero mal senador”.

¿Candidatura de Tomás Uribe?

Vale mencionar que el propio hijo del expresidente dijo en SEMANA que no está buscando ninguna candidatura presidencial o política, sino dedicarse a sus negocios. Ante esto, Galán dijo en Vicky en Semana que sus declaraciones fueron una “fase de experimentación para ver cómo reacciona la gente”.

Por su parte, Bolívar sostuvo que “todas las voces caben en la democracia y bienvenido si quiere ser senador o presidente, ahora debe convencer al país y no hacer una campaña con mentiras o enlodando a la gente”.

El exsenador Galán insistió en que hay un punto central que “es la ética en el ejercicio público y una carrera política que es incompatible con el sector de la empresa”.

En defensa de Uribe, el parlamentario del Centro Democrático señaló que Tomás Uribe está interesado en ayudar al país e interesado en 2022 y por eso habla del partido y mujeres brillantes como Paola Holguín y Paloma Valencia, Me llama la atención que lo pongan de candidato sin serlo y atacarlo, pero les salió el tiro por la culata”.

En entrevista con este medio, Tomás Uribe criticó el hecho de que el expresidente Juan Manuel Santos haya traicionado a su padre. Frente a esto, tanto Sanguino como Bolívar y Galán destacaron su respaldo al ganador del Nobel de Paz al alejarse de las políticas de Uribe, “sin él no tendríamos un proceso de paz”, dijo el congresista de los Decentes.

Y en una segunda vuelta...

Frente a una eventual candidatura de Tomás Uribe, Sanguino, Bolívar, Galán y Rodríguez analizaron cómo sería el hijo del expresidente en la carrera presidencial y si podría o no llegar a una segunda vuelta.

Frente al tema, Sanguino señaló que con las recientes declaraciones del empresario, su candidatura quedó “fulminada”. Sin embargo, para Bolívar es claro que, “el uribismo sigue siendo una fuerza importante, pero la candidatura de Tomás sería muy débil por el desprestigio de su padre y además su inexperiencia; aunque sí lo veo ganando un escaño en el Congreso”.

En ese sentido, Galán opinó lo mismo que el congresista de los Decentes: “Tomás está perfilándose como una cabeza del Senado y en el uribismo van a gravitar tres nombres para las elecciones: Luis Alberto Moreno, si lo convencen, Óscar Iván Zuluaga y Fernando Londoño, que es el jefe natural de la extrema derecha”.

Por último, el legislador de la bancada uribista, también reconoció que el hijo del expresidente se vería mejor como un “gran consejero ayudando al futuro presidente, participando activamente en el debate de país. Lo veo como una persona brillante generando desarrollo, ayudando a que trabajadores tengan mejor calidad de vida, además lo veo pensando en un país grande sin odios y donde todos tengamos algo bueno que aportar”.