Home

Nación

Artículo

Grupo de trabajadores que se encadenó en la entrada administrativa del Hospital Rosario Pumarejo de López. - Foto: Archivo Particular

nación

Trabajadores del hospital Pumarejo, en huelga de hambre por falta de pagos

Luego de un mes de protestas, los empleados del principal centro de salud de Valledupar denuncian despidos y que persiste el incumplimiento en la cancelación de 11 meses de honorarios.

Algunos de ellos encadenados a sillas en la entrada administrativa del centro asistencial, los trabajadores del Hospital Rosario Pumarejo de López, de Valledupar, iniciaron este lunes una huelga de hambre para exigirle al gobierno nacional y departamental el pago de sueldos atrasados.

La semana pasada algunos de los que ahora protestan denunciaron que habían sido retirados de las asignaciones laborales y despedidos sin justa causa ni previo aviso, sin importar que varios tenían entre 10 y 20 años de trabajo en el hospital.

“A partir de hoy, 3 de agosto del año 2020, los trabajadores del Hospital Rosario Pumarejo iniciamos una huelga de hambre como protesta a raíz de la serie de vulneraciones de derechos que nos vienen ocasionado, fundamentada en el incumplimiento de pago de honorarios que asciende a 11 meses”, indicó el médico Julio Julio Peralta, líder de los empleados.

El doctor, quien comunicó la decisión a través de un video en sus redes sociales, explicó que toman la decisión buscando que la ciudadanía se solidarice con las peticiones de los empleados del centro asistencial “que son ajustada a la ley”.

El personal administrativo y médico del Pumarejo de López completó un mes de estar en huelga, con cese de actividades programadas y ambulatorias y solo atendiendo urgencias vitales.

Hace unos días, el mismo Peralta declaró que además del no pago, el cese de actividades se debe al no direccionamiento de pacientes del régimen subsidiado al hospital, según él, debido a una estrategia fraguada para que esta población sea atendida en la red privada de la ciudad, lo que ha ido en detrimento del funcionamiento de la red pública.

El líder de los trabajadores señaló la deuda supera los 20 mil millones de pesos, por lo que le pidió al gobierno nacional intervenir en la situación y afecta a 700 familias que dependen económicamente del centro de salud.

Hace unos días la Superintendencia Nacional de Salud anunció el inicio de una auditoría en el Rosario Pumarejo de López, para establecer el estado real de las deudas que tiene el Departamento del Cesar con el hospital, y así definir un plan de gestión ante el gobiern nacional o establecer un cronograma de pagos, después que están sean auditadas y conciliadas.