Home

Nación

Artículo

Trump y Uribe
"Que en los Estados Unidos también escuchen a quienes piensan diferente del pacto con Farc", dijo Uribe. - Foto: SEMANA

debate

“Uribe le está diciendo a Biden: aquí vamos a seguir aliados con Trump”: exembajador Gabriel Silva

Por: SEMANA

El expresidente Álvaro Uribe le sacó en cara a Biden el apoyo de los demócratas al Proceso de Paz. También dijo que había que fortalecer el bipartidismo, tras las denuncias de presunta injerencia. “De la negación (Francisco Santos) pasó a intentar maquillar esa reunión”, dijo el senador Iván Cepeda en SEMANA en Vivo.

Tras la victoria de Jon Biden sobre Donald Trump, el expresidente Álvaro Uribe no se limitó a reconocer al presidente electo de Estados Unidos, sino que publicó una carta titulada “Algunos retos que esperan al presidente Biden”, que hablan de la política exterior de Estados Unidos, y reclama a los demócratas por apoyar el Proceso de Paz con las FARC. Según dijo en SEMANA en Vivo el exembajador de Colombia en Estados Unidos, Gabriel Silva, el mensaje de fondo es que Uribe sigue apoyando a Trump.

“La carta, además de estrafalaria, no solo pretende darle lecciones de política exterior al presidente Biden, sugiriendo acciones en escenarios que no le corresponden para nada al expresidente Uribe. Me parece que en el fondo hay que tener muy presente que el expresidente Uribe le está diciendo a Biden: aquí seguiremos aliados con Trump”, aseguró el exembajador del gobierno de Juan Manuel Santos.

Para el diplomático, la estrategia de Uribe sería a largo plazo, esto porque en 2022 podrían coincidir las candidaturas presidenciales de Colombia con el inicio de las de Estados Unidos. “Uribe le está apostando a que en 2022 van a coincidir su candidato –de pronto él mismo– y Trump”, explicó.

Llama la atención que Uribe en su carta le reclama a los demócratas su apoyo al Proceso de Paz con las FARC y parte de responsabilidad de la polarización posplebiscito. “Sin el apoyo de los Estados Unidos y del delegado (Bernard) Aronson, la firma con la FARC habría sido diferente. Cuando el ‘No’ ganó el plebiscito, los Estados Unidos, con la autoridad de haber sustentado el acuerdo de La Habana, pudieron jugar un papel para el pacto nacional que propusimos, pero no lo hicieron. Se consumó la impunidad total que en nombre de la paz ha traído más violencia auspiciada por el narcotráfico”, escribió Uribe.

En un acto de equilibrismo, tanto el gobierno de Iván Duque como el propio Uribe le apostaron a decir que había que reforzar el apoyo bipartidista, esto tras las denuncias sobre la presunta injerencia de miembros del Gobierno colombiano y del partido Centro Democrático en las elecciones estadounidenses.

En Colombia las denuncias al respecto han llegado fuertemente del expresidente Juan Manuel Santos, quien hace pocas horas dijo que el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, habría buscado a un contratista del Pentágono para ver cómo ayudar a Trump en la campaña.

Según dijo el embajador Pacho Santos en entrevista con SEMANA, las acusaciones no son ciertas y emprenderá acciones legales contra el expresidente. “Voy a llamarlo a que dé una declaración, a que diga la verdad. Estoy seguro que no tiene pruebas”, advirtió.

El senador Iván Cepeda (Polo Democrático) también ha denunciado la presunta injerencia del Gobierno colombiano y el uribismo en las elecciones. Lo hizo mostrando apartes de reuniones del embajador con grupos republicanos, a lo que Pacho Santos ha dicho que su labor ha sido en pro de una relación bipartidista.

“Hemos estado haciendo seguimiento de cómo hacen la campaña, con reuniones periódicas en las que asisten congresistas del Centro Democrático, en las que se promocionan el grupo Latinos por Trump y en ese espacio el día 20 de julio intervino el embajador Francisco Santos, hizo alusiones bipartidistas y terminó saludando al señor Díaz-Balart. En medio de un proceso electoral, el embajador haciendo presencia de un grupo claramente en proselitismo político. La primera reacción del embajador Francisco Santos cuando dijimos que él sí se había reunido con grupos que estaban trabajando en la campaña, de la negación pasó a intentar maquillar esa reunión”, aseguró Cepeda.

Los expertos coincidieron en que habrá consecuencias para Colombia por haberse inclinado a favor de Trump, sobre todo en el Congreso estadounidense. Según Jon Lee Anderson, el reportero de The New Yorker, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “está enojada y va a buscar revancha por eso”, según le dijo una persona que conoce los trasfondos de la política en Washington. “Es quizá comparable a lo que ocurrió con Rusia en 2016, países grandes y pequeños que piensan que se puede meter” en el proceso electoral de EE. UU.