nación

Fuertes disturbios: víctimas del Jamming entraron a la fuerza a sede de Casa Babylon

El Esmad hizo presencia en el lugar para estabilizar el orden público tras desmanes de los manifestantes.


Luego de que comenzaran las manifestaciones en frente de Casa Babylon, la empresa encargada de la realización del Jamming Festival, en medio de la calle 49 entre carreras 7a. y 8a. en la localidad de Chapinero, en Bogotá, los manifestantes lograron pasar las barreras de seguridad y entraron a la edificación.

Las manifestaciones comenzaron desde el mediodía, cuando las víctimas del festival llegaron a la sede de la empresa buscando una solución a la cancelación o aplazamiento del evento, según declararon los directivos del Jamming, además de exigir la devolución de su dinero.

Sin embargo, pasada la tarde la furia de los manifestantes hizo que rompieran las barreras de seguridad y comenzaron a sacar los muebles y enseres del establecimiento, afectando la estructura del lugar y quemando los artículos en medio de la vía pública.

Ante esta situación, las autoridades de la Policía Nacional y el un escuadrón del Esmad tuvieron que movilizarse para lograr asegurar el lugar y evitar más desmanes en el espacio público. Por el momento, los usuarios de redes sociales han compartido cómo las autoridades lograron retomar el control de la situación y ya estarían custodiando la sede principal de los realizadores del festival.

Durante la tarde, corrieron rumores mientras los manifestantes entraban en las instalaciones de Casa Babylon, que los residentes de la zona, quienes estaban presenciando de primera mano los sucesos de la protesta, informaron que unas personas se encontraban en el techo del edificio; según ellos, serían los supuestos trabajadores de la empresa, quienes estarían escondidos ante la furia de los manifestantes. Sin embargo, estas versiones no han sido confirmadas.

Lo cierto, hasta el momento, es que las autoridades se encuentran en la zona y las imágenes que deja la protesta son de mesas y sillas incineradas, además de grafitis y varios manifestantes, los cuales llegaron al país para asistir al festival y se dieron cuenta que ya lo habían cancelado, por lo que alegan que perdieron mucho dinero en el viaje.

Frases como “ladrones”, “mentirosos” y “devuelvan la plata” fueron las que llenaron la fachada de Casa Babylon desde el inicio de las manifestaciones. Después de esto, comenzaron los manifestantes a lanzar huevos a estas paredes y la tensión escaló hasta dejar enseres incinerados, con los escudos de las autoridades en medio de las víctimas y la edificación.

Mediante un comunicado de prensa, los organizadores del Jamming Festival puntualizaron que las presentaciones serán reprogramadas lo más pronto posible. Sin embargo, no entregaron más detalles.

“La organización del Jamming Festival 2022 comunica a las autoridades, público, medios de comunicación, aliados, proveedores y ciudadanía en general y artistas que el evento programado para los días 19, 20 y 21 de marzo de 2022 en las instalaciones de Playa Hawai en la ciudad de Ibagué será aplazado por motivos de fuerza mayor”, indicaron en el documento.

Tras este anuncio, varios comerciantes que habían pagado por estar en el festival se pronunciaron con respecto a este tema y aseguraron que los organizadores no aparecen por ningún lado, y no saben qué hacer con los productos que tenían listos para el evento.

“Los organizadores desaparecieron. Con pérdidas millonarios, solo queda acudir a la comunidad. Colocamos a disposición los 9.000 platos de lechona que teníamos. Los que nos quieran ayudar los estamos vendiendo a 10.000 pesos”, agregó uno de los emprendedores afectados, en el diario local el Nuevo Día.