entrevista

Volver a clases, estas son las lecciones de Francia para Colombia

En entrevista con SEMANA, Jean-Michel Blanquer, el ministro de Educación de Francia, explicó por qué la reapertura de colegios ha sido siempre una prioridad y cómo la experiencia en su país puede servir de ejemplo a Colombia.


Europa enfrenta por esta época la segunda ola de contagios tras el paréntesis vivido por las vacaciones de verano. Por ejemplo, el Gobierno de Francia confirmó esta semana cerca de 5.300 casos de coronavirus en un día. La Sanidad Pública de ese país informó que en este momento “la totalidad de los indicadores de seguimiento de la pandemia están en neto aumento”.

A pesar de este panorama, Francia siempre ha mantenido la prioridad de reabrir los colegios. Lo hizo en los primeros días de septiembre, cuando empezó el año escolar de más de 12 millones de estudiantes de educación básica y media. Dos semanas después, cerca de 80 colegios tuvieron que cerrar por la aparición de nuevos brotes, que representan menos del 1 por ciento de las instituciones en ese país.

Las noticias sobre cierres de colegios en Europa atemorizan a las familias en Colombia, que ponen como ejemplo esos casos para pedir a las autoridades que aún los niños no retornen a las aulas. Sin embargo, para el ministro de Educación francés, Jean-Michel Blanquer, el balance de la reapertura total de escuelas “es el mejor posible”. Su principal conclusión: “El regreso a la escuela debe ser prioridad, con toda la prudencia posible, pero no podemos seguir sacrificando el aprendizaje de nuestros niños”.

SEMANA: ¿Cuál es el balance de reapertura de instituciones educativas en Francia?

Jean-Michel Blanquer: A esta altura hemos tenido una apertura en la fecha que se tenía presupuestado para iniciar el año escolar, que fue el primero de septiembre. Lo hicimos con dos objetivos en mente: el primero, garantizar la seguridad sanitaria y el segundo, tener a todos los alumnos y profesores de regreso tras dos meses con las escuelas completamente cerradas (marzo y abril). Desde mayo y junio se empezó con un regreso progresivo a los colegios con experiencia de enseñanza a distancia mezclada con presencialidad, eso nos permitió reorganizar nuestro funcionamiento como sistema educativo, por lo que en septiembre, después de las vacaciones de aprendizaje, donde nivelamos a muchos alumnos que estuvieron desconectados de la escuela en cuarentena, ya estábamos preparados para que todos regresaran a las aulas.

El pasado martes, 12,4 millones de alumnos iniciaron el curso escolar en Francia.
El pasado martes, 12,4 millones de alumnos iniciaron el curso escolar en Francia. - Foto: JEFF PACHOUD / AFP

SEMANA: Tras la reapertura, en Francia cerraron varios colegios por brotes de covid. La noticia se conoció en Colombia y causó preocupación en algunos padres. ¿Qué ocurrió? ¿Fue grave?

J.B.: No fue una situación grave. Desde el principio hemos dicho que para abrir los colegios se tenía que entender que en algún momento iba a haber cierres como medidas de prevención porque el riesgo de contagio no puede ser cero. Hemos tenido uno o dos casos en algunas instituciones, por esa situación cerramos cerca de 80 colegios o escuelas de un total de 60.000 que hay en todo el país, es decir 0,13 por ciento del total. En los colegios que se cerraron por brotes no hubo casos graves, así que no debería generarse temor por esto.

SEMANA: En Colombia muchos padres tienen temor de la reapertura de colegios, ¿cómo manejar ese miedo?

J.B.: Con las mismas dos consideraciones que tuvimos en cuenta acá. Primero, la escuela es fundamental para los niños, no solo en el aprendizaje sino en los aspectos de salud mental y psicológica, además al no estar los niños en la escuela se debe mirar qué están haciendo en ese tiempo. Entonces la primera conclusión es que es mucho más seguro estar en la escuela. La segunda consideración para afrontar ese temor es la evidencia, muchos estudios científicos muestran que aparentemente hay poco contagio entre los niños, especialmente los más pequeños, entonces en el caso de los alumnos de escuelas primarias hemos visto que casi no hay niños enfermos.

SEMANA: ¿Qué consejo le daría a Colombia en materia de reapertura de instituciones educativas?

J.B.: Yo hablo francamente con la ministra de Educación en Colombia porque somos dos países amigos y podemos comparar y ayudarnos. Sabemos que la situación no es la misma porque la evolución de la pandemia es distinta en los dos países, pero los tres consejos que puedo compartir son: uno, la importancia de una cultura de respeto por las medidas básicas para regresar de forma segura; segundo, el desarrollo de una cultura de la confianza que se construya a partir de protocolos sanitarios elaborados con todas las recomendaciones de las autoridades científicas. Y en tercer lugar, avanzar en la transformación digital. La pandemia es algo malo de lo que puede surgir algo bueno para el sector educativo, y sé que Colombia puede avanzar mucho en modernización digital.

SEMANA: ¿Cree que con la pandemia quedó en evidencia que la calidad de la educación virtual está aún lejos de la presencial?

J.B.: Es cierto. Con este evento, las personas se han dado cuenta de muchas cosas de la educación; primero, que la escuela es preciosa y que cuando no la tenemos nos enfrentamos a grandes dificultades, hoy los más felices por regresar al colegio son los niños. En segundo lugar, todo el mundo se ha dado cuenta de la importancia de los profesores, de lo difícil de esa profesión, de tratar y enseñar a los niños. En Francia y en muchos países se han dado cuenta de eso. La educación virtual tiene sus virtudes, pero aún está lejos de poder desplazar la enseñanza presencial.

SEMANA: Los expertos hablan que por la pandemia tendremos una ‘generación covid’ con deficiencias en el aprendizaje y afectaciones de salud mental, ¿qué se puede hacer para evitarlo?

J.B.: Es un problema que nos tomamos muy en serio, se puede decir que esto es una catástrofe educativa a nivel mundial porque es un gran peligro tener millones de niños que han tenido grandes vacíos en el aprendizaje y eso es algo que no se puede aceptar. Por esta razón, el mensaje que damos tanto a nivel nacional como internacional es que el regreso a la escuela debe ser prioridad, con toda la prudencia posible, pero no podemos seguir sacrificando el aprendizaje de nuestros niños.

SEMANA: ¿Qué tareas pendientes le deja a la educación la pandemia?

J.B.: Tenemos que avanzar en el desarrollo de nuevas tecnologías, su uso en educación y la protección de los alumnos, tenemos que tener ambición y buscar que cada vez más alumnos tengan acceso a estas tecnologías. La civilización será cada vez más tecnológica, el desafío es lograr que a su vez sea más humana siendo más tecnológica, eso no es fácil, pero reposa mucho sobre la educación.

Le puede interesar ver:

SEMANA: ¿Qué proyectos en educación trabajan actualmente Francia y Colombia?

J.B.: Tenemos programas de formación de docentes para que cada vez más profesores viajen entre los dos países, hay proyectos en los que intercambiamos experiencias y buenas prácticas en educación virtual. Hemos empezado trabajos de intercambios en materia de experiencia vocacional para tener en cuenta los desafíos industriales y de formación profesional que podemos tener en común. Tenemos muchos proyectos en común gracias a las buenas relaciones.