Más de 180.000 habitantes tuvieran que salir con baldes a recoger el líquido.
Más de 180.000 habitantes tuvieran que salir con baldes a recoger el líquido. - Foto: Twitter: @Piedecuestana_

nación

Piedecuesta nuevamente tiene agua, la emergencia en el acueducto está superada en un 95 %

Una avalancha había destrozado parte del sistema de captación de agua.

Luego de ocho días de suspensión, los habitantes del municipio de Piedecuesta (Santander) nuevamente verán llegar el agua potable a sus viviendas. Operarios de la empresa de servicios públicos Piedecuesta y soldado de la Quinta Brigada del Ejército lograron reparar los daños que se presentaron de la bocatoma del acueducto La Colina.

Mario José Carvajal, alcalde del municipio, indicó que el 95 % de piedecuestanos ya tienen el servicio restablecido. Sin embargo, continúan activos los diversos frentes de trabajo para garantizar el agua al 5 % restante de esta población santandereana.

“La situación de la bocatoma de la Planta La Colina es de normalidad, tras la instalación de varios elementos de protección. Hemos logrado superar un 95 % de abastecimiento del municipio, gracias al trabajo de un equipo técnico, a la optimización y las condiciones climáticas que han permitido que instalemos los elementos de protección necesarios para la bocatoma y el tubo de aducción”, explicó el mandatario de Piedecuesta.

Aunque la mayor parte del municipio ya tiene agua potable, el alcalde señaló que persisten inconvenientes en algunos sectores por fallas en la presión del agua, por ello hizo un llamado a los piedecuestanos a utilizar el agua en actividades necesarias.

“Seguimos distribuyendo agua por medio de carrotanques al 5 % de la población que aún no cuenta con el suministro por la red convencional. En horas de la noche cuando se restablezca el consumo normal y este vuelva a bajar, se van a llenar esos espacios de la red que aún hacen falta para entregar este servicio tan esencial a toda la ciudadanía”, agregó el alcalde Carvajal.

Por otra parte, y con el fin de garantizar el desarrollo de las actividades académicas presenciales de los estudiantes por lo que resta del presente año lectivo, este fin de semana la Secretaría de Educación lideró entregas de agua y utensilios para el aprovisionamiento de agua en colegios como Valle del Río de Oro, Luis Carlos Galán, Balbino García todas las sedes, CAVIREY y sus sedes, Escuela Normal, Cabecera del Llano, entre otras.

Caber recordar que desde la noche del sábado 5 de noviembre, cerca de 180.000 personas estaban sin el preciado líquido, debido a que la una creciente súbita del río Oro causó daños en las bocatomas del acueducto.

La Planta de Tratamiento La Colina fue víctima de una avalancha que destrozó parte del sistema de captación de nuestro municipio”, dijo en su momento el alcalde de Piedecuesta.

La empresa Piedecuestana de Servicios Públicos explicó que por las lluvias el nivel de las aguas del río Oro se superó durante las horas de la madrugada del sábado 5 noviembre y sobrepasó la línea de 1.60 metros. Esto ocasionó que una gran cantidad de piedra, lodo, material vegetal y sólido fuera arrastrado y terminara afectando el sistema de captación de los tanques desarenadores de la bocatoma, que está ubicada en la planta del barrio Colina Campestre de este municipio santandereano.

Ante esta situación, 28.000 corresponden a alumnos de colegios públicos y privados no pudieron asistir a las instalaciones educativas.

Miles de afectados debieron salir con balde en mano a las calles del municipio a suplirse de agua a través de los carrotanques que dispuso la administración local para mitigar esta emergencia; sin embargo, otros buscaron el preciado líquido en ríos y quebradas.

Estos días ha sido todo un caos, nos ha toca comprar o venir al río porque no hay otra opción, necesitamos el agua para al menos suplir lo de los quehaceres de la casa”, mencionó uno de los afectados.