antioquia

Alerta roja en Tarazá: un niño murió al quedar sepultado por un derrumbe

Se registra la pérdida de enseres, viviendas, vehículos, animales de corral y compañía.


En las últimas horas, el municipio ubicado en la subregión del Bajo Cauca antioqueño se declaró en alerta roja tras el desbordamiento del rió Tarazá, producto de las fuertes lluvias, que tiene al 50 % del municipio bajo en agua.

El hecho más lamentable ocurrido en medio de esta avenida torrencial es la pérdida humana que se presentó en la vereda Popales de Tarazá, cuando un alud de tierra cayó sobre la vivienda Luis Santiago Jaramillo, de nueve años, que perdió la vida al quedar atrapada bajo el lodo.

Aunque sus familiares lograron auxiliarlo no fue posible salvarlo. Su hermanita, que se encontraba en el mismo lugar logró quedar a salvo sufriendo lesiones menores.

Esta emergencia sucedió a causa del taponamiento -por delizamientos de tierra- en los caudales que alimenta el río, lo que generó un represamiento de agua y posterior desbordamiento del río Tarazá, inundando tanto la zona rural como la cabecera. Según reporte del Dagran, son seis los barrios afectados.

“El río Tarazá es surtido por una gran cantidad de pequeñas quebradas y cañadas, al presentarse derrumbres en estos lugares se genera un represamiento aumentando así los caudales que surten el río... el pequeño muro que se tiene no alcanzó a evitar que el agua llegara al casco urbano”, explicó el secretario de Agricultura de Tarazá, Santiago Arbeláez.

En medio del pánico por desmedida creciente de las aguas, la comunidad registró el momento en que el agua entró hasta las viviendas del casco urbano y los locales comerciales. Las afectaciones se han extendido a lo largo del municipio afectando también la zona rural. Aunque aún no se tiene un dato oficial del monto que acumulan los daños materiales, los campesinos lamentan la inundación de sus cultivos y pérdida de sus reses.

En agosto del año pasado, el municipio reportó otra emergencia por la misma causa, sin embargo, Arbeláez asegura que esta ha sido la más grande e insistió en que la única solución para mantener al pueblo a salvo es “la construcción de un muro de contención más alto que impida que en época de invierno las aguas del río Tarazá y Cauca ingresen a la la cabecera”.

Y aunque el proyecto de obra está estructurado con estudios y diseños, desde el año 2007 para la construcción de un malecón, hasta el momento ningún gobierno se ha comprometido con la financiación de obra que esta presupuestada en 17 mil millones de pesos.

“Nosotros hicimos un muro con recursos propios y el año pasado luego de la inundación, con ayuda del Dagran se consiguió la maquinaria amarilla y logramos aumentarlo, para esta vez el muro no alcanzó a sostener la gran cantidad de agua”, precisó el funcionario.

A esta hora se realiza un censo en el municipio para determinar la cantidad de personas que fueron afectadas y poder designar un espacio que sirva como albergue temporal, ya que, el que estaba asignado supera la capacidad de personas que puede antender en relación a las afectadas.

Afectadas en Antioquia por deslizamiento

Por otro lado, las fuertes precipitaciones siguen afectando la movilidad en Antioquia. De acuerdo con el último informe de la Seccional de Tránsito y Transporte del departamento, cuatro corredores viales presentan anomalías en su trayecto.

De acuerdo con la información de las autoridades, el personal de Invías está al frente de la situación para normalizar el paso por el corredor que une a la capital del país con Antioquia y donde transitan, cada mes, más de 100.000 vehículos.

Medellín - Urabá

El trayecto entre el Valle de Aburrá y el Urabá antioqueño presenta dificultades en dos tramos, en jurisdicción de los municipios de Uramita y Cañasgordas, en el occidente del departamento.

En el kilómetro 26, en el sector conocido como Peñas Blancas de Uramita, hay paso restringido entre las seis de la tarde y las seis de la mañana por prevención.

Mientras que en el kilómetro 73, en la zona del Matadero de Cañasgordas, habilitaron un carril para el tránsito dado que un deslizamiento de tierra está afectando la disponibilidad.

Medellín - Quibdó

La vía que une a Antioquia con Chocó tiene una anomalía en el municipio de Amagá por pérdida de banca en el kilómetro 84, ruta 6003, en el sector nombrado como Llanerito, por lo que hay paso a un carril.

Medellín - La Pintada

En jurisdicción de Antioquia, el corredor vial que conduce desde la capital antioqueña hacia Manizales tiene alertas en dos partes del corredor, ambos en el municipio de Santa Bárbara.

Hay paso a un carril por falla geológica que ha producido un hundimiento de la carretera en el kilómetro 27, en la zona urbana del municipio.

Además, en el kilómetro 17 reportan cierre total por una falla geológica.