Home

Medellín

Artículo

Secta satánica estaría detrás de la desaparición de Maximiliano Tabares, de seis años, en Remedios, Antioquia.
Secta satánica estaría detrás de la desaparición de Maximiliano Tabares, de seis años, en Remedios, Antioquia. - Foto: Cortesía: API.

antioquia

Atención: habrían hallado el cadáver de Maximiliano Tabares, desaparecido en un supuesto rito satánico

El pasado 25 de octubre, la Fiscalía General de la Nación informó que un juez de control de garantías envió a prisión a los seis capturados tras la desaparición del menor en Antioquia; entre ellos están la mamá, la abuela y el padrastro del niño.

En la tarde de este jueves, integrantes del CTI y la Policía Nacional viajaron a zona rural de Segovia, donde encontraron el cadáver en descomposición de un niño, que sería el de Maximiliano Tabares, de seis años de edad, desaparecido en un supuesto acto satánico. Este hallazgo, lo realizaron específicamente, en la vereda Cuturú Alto, zona rural de este municipio del nordeste antioqueño. Cabe recordar que el menor estaba desaparecido desde el pasado 21 de septiembre.

A este sitio se desplazaron uniformados de la Policía e investigadores del CTI, en conjunto con Robinson Esmit Arboleda Ramírez Alias “Orejas “, integrante o discípulo de la secta, quien además, le imputaron los delitos de desaparición forzada agravada y tortura a título de cómplice. Las coordenadas exactas de donde se encontraba el cuerpo también lo dio a conocer la progenitora del menor en una indagatoria que se realizó a las 11:00 de la mañana de este jueves, 27 de octubre.

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, sostuvo que la información que tienen las autoridades apuntan a que, en definitiva, sí es el cuerpo de Maximiliano. Por eso, agradeció el trabajo de los organismos de investigación, como la Fiscalía, el CTI y la Policía, que fue el que permitió avanzar en la investigación para ubicar el cuerpo.

“La identificación del cuerpo ya definitiva y absoluta será de la investigación del CTI, que podrá corroborarlo con el ADN, pero francamente, por la información que he recibido, los indicios son muy altos de que sea el cuerpo de Maximiliano. Con esto termina esa angustia y zozobra de las comunidades de Segovia, Remedios y todo el país, después de toda esta situación tan dolorosa”, contó Gaviria.

Agregó que, siempre existió la esperanza de hallar al pequeño Maximiliano con vida, lo que debe llevar a una profunda reflexión y un compromiso de la sociedad para la defensa de la vida, especialmente la de los niños, niñas y adolescentes.

El pasado 25 de octubre, la Fiscalía General de la Nación informó que un juez de control de garantías envió a prisión a los seis capturados tras la desaparición del menor Maximiliano Tabares en Antioquia, entre los que está la mamá, la abuela y el padrastro del menor. Estos serían los presuntos responsables de realizar ritos satánicos al niño, con el fin de encontrar guacas de oro.

En la tarde de este jueves, integrantes del CTI, habrían encontrado el cadáver del niño Maximiliano Tabares, desaparecido en un supuesto acto satánico
En la tarde de este jueves, integrantes del CTI, habrían encontrado el cadáver del niño Maximiliano Tabares, desaparecido en un supuesto acto satánico - Foto: Cortesía

De acuerdo a una información preliminar, estas personas serían enviadas a diferentes cárceles de máxima seguridad del país, con el fin de evitar que atenten contra sus vidas. Esta audiencia se desarrolló a puerta cerrada en el Juzgado Promiscuo Municipal de Cisneros, Antioquia.

Los elementos de prueba indican que ‘Los Carneros’ estarían involucrados en actos violentos y desmedidos contra otro señalado integrante del grupo, a quien, presuntamente, le propinaron quemaduras, lesiones en los genitales y en distintas partes del cuerpo. En los procedimientos se incautaron siete celulares, además de un muñeco, libros y objetos usados para prácticas de santería.

Sin embargo, sobre este hallazgo, se espera los resultados del Instituto de Medicina Legal.

Los rituales satánicos que habrían generado la desaparición

La Policía Nacional, a través de la Operación San Gabriel, pudo inferir que la mamá del menor de edad, su padrastro, la abuela y otros miembros del núcleo familiar serían los victimarios del aterrador crimen que llevó a la desaparición del menor.

Los capturados se dedicaban a realizar ritos satánicos y todo indica que la desaparición del niño obedece a las prácticas ilícitas de estas personas. En la mañana del 21 de octubre de 2022, las autoridades dieron a conocer los cuatro allanamientos en los que se materializaron las capturas de estas personas en los municipios de Segovia y Bello, Antioquia.

En los operativos que ejecutaron los uniformados, cuando llegaron a la vivienda de la mamá del menor encontraron debajo de la cama y en otros espacios objetos satánicos, como los elementos con los que efectúan ritos y un muñeco vudú. Además de varios libros sobre estas prácticas, cuchillos y hasta frascos con diferentes hierbas.