Home

Medellín

Artículo

Gilberto Tobón, precandidato a la Alcaldía de Medellín.
Gilberto Tobón, precandidato a la Alcaldía de Medellín. | Foto: Tomada de la cuenta de Twitter de @tobonsanin.

Antioquia

Gilberto Tobón está en el ojo del huracán por polémica pregunta a mujeres: “¿Cuándo vamos a jugar escondidijo?”

En diálogo con SEMANA, el precandidato reconoció un error y justificó sus palabras con la jerga antioqueña.

31 de mayo de 2023

El profesor y precandidato a la Alcaldía de Medellín, Gilberto Tobón, es blanco de críticas por cuenta de unas afirmaciones que emitió en una conversación que organizó el periódico El Colombiano con otras personas que aspiran a la administración distrital en las elecciones regionales de octubre. Él se defendió.

El diálogo se realizó el pasado lunes en las instalaciones del Teatro Pablo Tobón Uribe. Hasta allí llegó el académico con serias dudas sobre la conveniencia de participar en el debate. En la mesa lo acompañaron Juan David Valderrama y Lucas Cañas. Los tres se pelean el puesto más importante de Antioquia.

La polémica arrancó respondiendo que, si tuviera un minuto para detallarle a un extranjero qué es Medellín, diría que es un “paraíso para el turismo sexual”. En ese momento el público rechifló. Luego las palabras empezaron a subir de tono. Él lanzó argumentos de alto calibre que no cayeron muy bien entre los asistentes.

Frente a las dudas por el contrato que firmó con la administración de Daniel Quintero, advirtió que fue por un valor de $50 millones: “Un contrato chimbo, eso no es plata. ¿Usted no tiene $50 millones? Usted es pobre”. También recordó que comparó a Quintero con Mesalina, “la principal prostituta de Roma”.

Gilberto Tobón, precandidato a la Alcaldía de Medellín. | Foto: Semana

En un instante se sacaron ‘los trapos al sol’ por la cercanía que Juan David Valderrama tuvo con Federico Gutiérrez y Lucas Cañas con Quintero. Tobón aprovechó el escenario para calificar a sus contrincantes como “unas putas, pero aseadas”. En esa parte del debate le insistieron al precandidato por el respeto.

Al finalizar el conversatorio, el profesor Gilberto emitió otra frase que cayó como un baldado de agua fría. Mirando a las dos moderadoras, les preguntó: “A las dos damas, ¿cuándo vamos a jugar escondidijo? Este juego está muy bueno”. Los asistentes volvieron a rechazarlo y ahora las críticas se concentran en internet.

Lucas Cañas, Gilberto Tobón y Juan David Valderrama.
Lucas Cañas, Gilberto Tobón y Juan David Valderrama. | Foto: Tomada de la página web de El Colombiano.

Una vez estalló la situación, en Twitter le pidieron explicaciones. Una mujer redactó en su cuenta: “¿Qué tiene para decir este sujeto que además es conocido en la Universidad Nacional por comentarios denigrantes y misóginos similares?”, sumando otros fuertes mensajes donde se quejaron de sus posturas.

En diálogo con SEMANA, Gilberto Tobón se defendió de las acusaciones que congestionan las redes sociales. En primer lugar, reconoció que cometió un error al acudir al debate de El Colombiano en su camino para llegar a la administración distrital y justificó sus polémicas palabras con la jerga de la cultura antioqueña.

Panorámica de Medellín.
Gilberto Tobón quiere llegar a la Alcaldía de Medellín. | Foto: Cortesía: Alcaldía de Medellín.

“Yo, la primera vez que me invitaron, no quise ir, percibí que eso podía generar más problemas, que tener un acceso a los votantes para explicar uno qué representa. Insistieron, insistieron, entonces dije: ‘voy a ir porque van a decir que tengo temor a un debate’. Ese juego era una cosa absolutamente infantil”, relató Tobón.

Él comparó la estructura del debate como una actividad de “preescolar”. Consistió en tirar un dado y escoger las cartas donde estaban las preguntas. “Lo primero que me preguntaron fue por el horóscopo”, reprochó. Entonces, en el marco de este contexto, las invitó a jugar escondidijo para cuestionar, supuestamente, el debate.

“¿Qué quise decir con eso? Ustedes son unas juguetonas, esto no tiene ningún contenido, esto no tienen ninguna profundidad. El equivocado soy yo. Yo no soy antifeminista, tengo sentido de supervivencia. Yo no me voy a poner a pelear con mujeres, no tiene sentido, son más inteligentes que los hombres”, concluyó.