Home

Medellín

Artículo

Operaciones militares lograron importantes afectaciones a la estructura en Urabá y Córdoba.
Operaciones militares lograron importantes afectaciones a la estructura en Urabá y Córdoba. | Foto: Ejército Nacional

Justicia

Golpe al Clan del Golfo en Urabá: cabecillas capturados, material de guerra incautado y laboratorios destruidos

Operaciones militares llevadas a cabo en varias regiones del país lograron impactar de manera considerable a este grupo al margen de la ley.

Redacción Semana
30 de agosto de 2023

En las últimas horas, tropas del Ejército Nacional, en un trabajo coordinado e interinstitucional con la Policía y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación, capturaron a dos presuntos integrantes de la Subestructura Carlos Vásquez y Juan de Dios Úsuga, del GAO Clan del Golfo, en la subregión del Urabá antioqueño.

Uno de los capturados del Clan del Golfo en Urabá Antioqueño.
Uno de los capturados del Clan del Golfo en Urabá antioqueño. | Foto: Brigada 17 Ejército Nacional

Tres operaciones militares que impactaron al Clan del Golfo

En una primera operación militar y mediante un proceso de allanamiento, tropas de la Décima Séptima Brigada y en apoyo a la Policía Nacional lograron llegar hasta el municipio de Turbo, en el departamento de Antioquia, para dar con la captura de alias Plotter. Este último al parecer sería el encargado de coordinar y operar con los mal llamados puntos (quienes alertan la presencia de la fuerza pública, otros grupos, personas ajenas a la zona, entre otros) las comunicaciones de la Subestructura Juan de Dios Úsuga.

“Esta actividad, que adelantaba este sujeto en el rol de las comunicaciones, le garantizaba a esta estructura articular acciones delictivas sobre el eje vial bananero y sobre el área rural de los municipios de Turbo y Necoclí”, señaló el Coronel Héctor Alexander Juzga León, comandante de la Décima Séptima Brigada del Ejército Nacional.

Durante la captura se le incautaron 4 teléfonos celulares, 10 tablas IOC del frente central Juan de Dios Úsuga, 4 memorias micro-SD, una grabadora de voz, un radio de comunicaciones de alta frecuencia, una motocicleta y material de intendencia. Todo este material fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

En una segunda operación militar en el casco urbano del municipio de Apartadó, las autoridades capturaron a un presunto integrante de la Subestructura Carlos Vásquez, del GAO Clan de Golfo, y sería al parecer el encargado de realizar asesinatos selectivos en este municipio.

Laboratorios para producir pasta de coca fueron destruidos por el Ejército.
Laboratorios para producir pasta de coca fueron destruidos por el Ejército. | Foto: Brigada 17 Ejército Nacional

La tercera operación militar se logró mediante el trabajo de las tropas de la Décima Séptima Brigada, quienes hallaron y destruyeron dos laboratorios empleados para el procesamiento de alcaloides, los cuales, según las investigaciones, pertenecerían al Clan del Golfo en esta subregión de Antioquia.

Las estructuras fueron halladas en la vereda Punta Gorda, municipio de Necoclí, mientras que la otra fue localizada en la vereda El Remigio, municipio de Chigorodó.

“Inicialmente, en la vereda Punta Gorda se encuentra una estructura donde se almacenaban y insumos por más de 1.784 galones de insumos líquidos y de insumos sólidos, más de 220 kilogramos que se emplearían para la elaboración de la pasta base de coca”, afirmó el comandante de la Décima Séptima Brigada del Ejército Nacional.

Asimismo, en las operaciones se hallaron equipos y maquinaria utilizados para la elaboración de la sustancia alucinógena, en donde estarían produciendo más de 55 kilos de pasta a base de coca, avaluados en más de 110 millones de pesos mensuales aproximadamente.

Los capturados, al igual que el material incautado, fueron dejados a disposición de las autoridades competentes.

Captura de cabecillas del Clan del Golfo

Por otro lado, en el municipio de Puerto Libertador, Córdoba, soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta Aquiles, en una operación coordinada e interagencial con la Policía y la Fiscalía General de la Nación con su cuerpo de investigación, lograron en las últimas horas la captura de alias Par Seis, alias Causil y alias Abraham señalados de ser cabecillas principales de la comisión armada de la Subestructura Rubén Darío Ávila, del GAO Clan del Golfo.

Alias Par Seis tendría una trayectoria criminal de más de 16 años, habría iniciado como integrante del Bloque Bananero de las AUC, posteriormente habría sido parte de diferentes grupos armados organizados hasta llegar al Clan del Golfo, convirtiéndose en el cabecilla principal de la Subestructura Rubén Darío Ávila.

Dos cabecillas de la estructura capturados en zona rural de Córdoba.
Dos cabecillas de la estructura capturados en zona rural de Córdoba. | Foto: Ejército Nacional

De esta forma, presuntamente participó y ejecutó hostigamientos, extorsiones, asesinatos y acciones terroristas en el departamento de Córdoba, afectando a la población civil y la fuerza pública. Es importante resaltar que es señalado de colaborar en la emboscada con un artefacto explosivo, donde resultaron 5 militares asesinados y 7 más heridos, en zona rural del municipio de Puerto Libertador, en el año 2021.

Por otro lado, alias Causil habría participado en los homicidios de 4 integrantes de su mismo grupo armado en el mes de octubre del 2020. Sería el encargado de planear acciones terroristas en contra de la fuerza pública, y una de sus funciones sería la de suministrar el material bélico, víveres, sustancias alucinógenas y la logística para los integrantes del GAO Clan del Golfo. Además, estaría realizando el cobro de extorsiones y orientando los asesinatos selectivos a causa del no pago de las mismas.

Así mismo, alias Abraham era el encargado de extorsionar a los ganaderos, a pequeños, medianos y grandes comerciantes y empresarios de Puerto Libertador, especialmente sobre la empresa Minerales Córdoba. Este sujeto manejaba el material de guerra, intendencia y de comunicaciones con las que pretendía atentar en contra de las personas y de los militares en la zona.

Con estas capturas se debilitan las finanzas de esta subestructura, limitando su accionar delictivo en el sur de Córdoba. Estos sujetos fueron dejados a disposición de las autoridades judiciales competentes, para continuar su proceso de judicialización.