Home

Medellín

Artículo

Un hombre fue condenado a 30 años de prisión por agredir y abusar sexualmente de una mujer en el municipio de Itagüí, sur del Valle de Aburrá. | Foto: SEMANA

Antioquia

Hombre introdujo objeto en partes íntimas de una mujer y casi la mata; lo condenaron a 30 años de prisión

Los hechos ocurrieron en una vivienda de Itagüí, Antioquia.

4 de noviembre de 2022

Un hombre fue condenado a 30 años de prisión por agredir y abusar sexualmente de una mujer en el municipio de Itagüí, sur del Valle de Aburrá.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía y la recolección del material probatorio, esto le permitió a un juez penal del circuito de Itagüí condenar a 30 años de prisión al hombre de 38 años de edad, por ser el responsable de los delitos de acceso carnal abusivo con incapacidad de resistir y tentativa de feminicidio agravado contra la mujer.

Los hechos investigados ocurrieron durante la madrugada del 16 de octubre de 2021 en la vivienda del procesado, ubicada en este municipio.

Los hechos sucedieron cuando el hombre aprovechó que la mujer, de 39 años, había ingerido licor y, al ver que no estaba en capacidad de oponer resistencia, la agredió sexualmente con un objeto que introdujo en sus partes íntimas.

Esta acción causó lesiones de tal gravedad en la víctima, que su vida estuvo en riesgo. La decisión de primera instancia fue apelada por la defensa del sentenciado ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

De acuerdo con cifras del Instituto de Medicina Legal, entre enero y agosto de este año, han sido asesinadas 80 mujeres en Antioquia y 15 casos han sido tipificados como feminicidios.

Otro caso: hombre ahorcó a su pareja en Bello

Después de 19 meses del macabro hecho, un juez del municipio de Bello, Antioquia, condenó a 43 años de prisión a Daniel Sebastián Echeverry Espinosa, como el responsable del asesinato de su esposa.

Estos hechos ocurrieron en la noche del 22 de febrero de 2020 en zona boscosa del barrio París, sector La Hidroeléctrica de este municipio al norte del Valle de Aburrá. De acuerdo con la investigación, el crimen de la mujer, de 32 años de edad, sucedió durante una discusión de pareja en la que el hombre le quitó la vida a su pareja sentimental.

El material de prueba recaudado por las autoridades evidenció que Echeverry le quitó la vida a la mujer y luego fingió que no sabía nada de ella. A pesar de esto, habitantes de la zona le informaron a la Policía sobre la discusión. Cuando los uniformados llegaron al lugar hallaron el cuerpo sin vida. Luego, funcionarios de Medicina Legal determinaron que el asesinato fue un caso de sofocación y estrangulamiento manual.

Un fiscal de la Unidad de Vida de Medellín determinó que durante los dos años de relación la mujer fue víctima de violencia psicológica, verbal y física, por parte del procesado. De la misma manera, se conoció que en agosto de 2019 Echeverri Espinosa, de 25 años, intentó estrangular a su compañera.

Estos hechos permitieron que un juez sentenciara a Echeverri Espinosa por el delito de feminicidio agravado y ordenó su captura para que cumpla la pena en el sitio de reclusión que designe el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Desapariciones de mujeres: otra problemática en el Valle de Aburrá

La desaparición de mujeres es una forma de violencia de género, a menudo, vinculada con otras formas de violencia como el feminicidio, la trata de mujeres y niñas, y la violencia sexual.

Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal, durante el 2021 en Antioquia se reportaron 705 desapariciones, de las cuales 252 fueron niñas y mujeres, es decir, el 36 %, de las cuales 123 eran niñas y adolescentes menores de 18 años y 129 eran mujeres mayores de 18 años.

De las 252 mujeres que se reportaron desaparecidas durante 2021, nueve fueron encontradas sin vida y 78 siguen desaparecidas. Adicionalmente, 13 de estos casos se registraron como desapariciones forzadas.

Por su parte, 92 mujeres han sido reportadas como desaparecidas en el departamento de Antioquia, entre el primero de enero y el 30 de junio de 2022, lo que corresponde al 31 % del total de desapariciones reportadas en este primer semestre. De los 92 casos, 45 son niñas y adolescentes menores de 18 años, mientras que 47 son mujeres mayores de 18 años.