Perro triste
Encuentran a cerca de 200 animales hacinados en residencia de Estados Unidos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

estados unidos

Rescatan a casi 200 animales que vivían hacinados y en condiciones insalubres al interior de una casa en Nueva Jersey, EE. UU.

Tras el hecho, una pareja resultó arrestada y deberá enfrentar, además de los cargos por maltrato animal, señalamientos por poner en riesgo a un menor de edad que también vivía en la misma vivienda.

Inesperado, así fue el sorpresivo hallazgo hecho por un escuadrón policial en el estado de Nueva Jersey, Estados Unidos, luego de que, al atender un llamado anónimo de la comunidad, encontraran una espeluznante escena, en la que, al interior de una vivienda residencial ubicada en la localidad de Brick Township, pudieran corroborar la presencia de cerca de 200 animales que vivían en condiciones de alto riesgo sanitario, y que además generaban serias molestias a los vecinos, debido al olor y el ruido.

Según recogen medios locales de los Estados Unidos, el hallazgo se llevó a cabo el pasado viernes, cuando los agentes acudieron a un llamado de la ciudadanía que advertía sobre la presencia de un ‘grupo de animales’ que molestaban a los vecinos en el sector de Arrowhead Park Drive, sin sospechar que se iban a encontrar con tan doloroso panorama.

Si bien los vecinos denunciaron el hecho como ‘una fábrica de cachorros’, los agentes nunca se imaginaron la dimensión del caso.

No obstante, según recogen medios locales, los agentes comenzaron a sospechar del panorama, desde el momento mismo en que llegaron al sector, donde inicialmente se entrevistaron con los ocupantes de la vivienda, quienes atendieron el requerimiento conversando con los policías desde la acera próxima a la casa.

Allí, ya se evidenciaba la existencia de un fuerte olor ‘incómodo’, y se podía percibir que dentro de la casa había ‘algunos’ perros, debido al frecuente ladrido que podía ser perceptible desde las afueras de la vivienda.

No obstante, la dimensión del caso se hizo real cuando los agentes pidieron acceder a la vivienda, encontrándose con un escenario realmente lamentable, donde se podía apreciar a decenas de animales encerrados en pequeñas jaulas o guacales que a su vez estaban apiñados uno sobre otros por toda la vivienda, cual si fuese una perrera.

En el lugar, también se evidenció que, debido a la gran presencia de animales; exactamente 180 de acuerdo con el parte de las autoridades, había desechos biológicos; orina y heces, por toda la vivienda, lo que hacía que el espacio no solamente fuere peligroso para los animales allí hacinados, sino también para los ocupantes humanos que decían vivir en el lugar.

En virtud de lo anterior, según describen medios locales, se requirió la presencia de un escuadrón especial de las autoridades locales, referido a personal de manejo de sustancias tóxicas, y de escuadrones de manejo animal, con el fin de poder desalojar la vivienda, y retirar a un sitio seguro a la enorme cantidad de animales.

De acuerdo con el parte de las autoridades retomado por medios noticiosos como CBS, en el lugar fueron hallados exactamente 180 animales, de los cuales 135 eran perros, y 45 gatos, los cuales fueron puestos en manos expertas para su evaluación y cuidado.

En ese mismo sentido, medios locales afirmaron que el desalojo de la vivienda y la migración de los animales, llevó un tiempo aproximado de 10 horas. También se precisó que un importante número de los animales valorados por los veterinarios expertos de los entes oficiales, requirió de ‘hospitalización’ para adelantar un seguimiento más adecuado a su recuperación.

Más allá de los animales hacinados

En medio del repugnante panorama hallado por los cuerpos policiales y los expertos que acudieron a la vivienda, el reporte de las autoridades también advierte que fueron encontrados dos animales muertos; más exactamente perros, lo que hacía del ambiente un escenario aún más peligroso para sus ocupantes; incluidos los mismos animales.

En virtud de lo evidenciado, las autoridades policiales debieron arrestar a la pareja de adultos que habitaba el lugar, quienes correspondían a un hombre y una mujer identificados como Aimee Lonczak, de 49 años, y Michele Nycz, de 58, quienes deberán enfrentar cargos por crueldad animal.

En ese mismo sentido, medios locales también revelaron que una tercera persona habitaba el lugar, pero que este era un joven de tan solo 16 años, hijo de la pareja, por lo que, independientemente de ser o no partícipe de la brutalidad contra los animales, también es considerado víctima.

Así, Aimee Lonczak y Michele Nycz, no solo fueron presentados ante las autoridades por los cargos de maltrato animal, sino también por haber puesto en riesgo la vida de un menor de edad, al mantenerlo en un ambiente tan tóxico y peligroso.

Luego del desalojo de los animales y la captura de los ocupantes, la casa quedó en manos de las autoridades, mientras que las mascotas, o animales de cría, fueron dispuestas en centros especializados locales.

Aún no se ha podido determinar, según medios locales, la finalidad para la que los responsables tenían ese criadero ilegal y clandestino de animales.