Home

Opinión

Artículo

Alejandro Cheyne

Opinión

El eco de los Beatles resuena en el corazón de Bogotá

El concierto fue más que un simple tributo, fue una recreación detallada del último espectáculo en vivo que ofrecieron los Beatles hace 55 años ―el 30 de enero de 1969― en la azotea del edificio Apple Corps en Londres.

Alejandro Cheyne García
2 de marzo de 2024

Si un domingo cualquiera, mientras paseas por la carrera Séptima de Bogotá, escuchas en vivo las canciones de los Beatles desde un balcón, seguramente te detendrías a disfrutar de la música y a recordar al legendario grupo de Liverpool que marcó la historia del rock mundial. Eso fue lo que vivieron cientos de personas el pasado 25 de febrero en la esquina del edificio El Tiempo de la Universidad del Rosario, cuando la banda colombiana The Nowhere Boys rindió un emotivo homenaje a los cuatro fabulosos.

El concierto fue más que un simple tributo, fue una recreación detallada del último espectáculo en vivo que ofrecieron los Beatles hace 55 años ―el 30 de enero de 1969― en la azotea del edificio Apple Corps en Londres. Aquel día, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr sorprendieron a los londinenses con un show improvisado que duró unos 40 minutos antes de ser interrumpido por la policía, debido a las quejas de los vecinos. Fue un momento histórico: la última vez que tocaron juntos en público, antes de anunciar su separación definitiva el 10 de abril de 1970.

A pesar de que han transcurrido más de cinco décadas desde ese día, la música de los Beatles sigue vigente y cautivando a nuevas generaciones. Personalmente, crecí escuchándolos gracias a mis padres, fieles seguidores de su música, y hoy en día continúo siendo un admirador incondicional de su legado.

El escenario escogido para este homenaje ―que celebró además el cumpleaños de George Harrison, guitarrista del grupo― fue el balcón del edificio El Tiempo de la Universidad del Rosario, ubicado en pleno centro histórico de la ciudad. Al mediodía, cuando el sol brillaba con intensidad y las campanas de la Iglesia de San Francisco resonaban, The Nowhere Boys empezaron a tocar las melodías que hicieron famosos a los Beatles. Nicolás Villamizar (Paul), David Beltrán (Ringo), Sebastián García (John), Juan Cabrera (George) y María Isabel Valencia (teclados, coros y percusión menor), vestidos con los mismos trajes que los ingleses usaron en su último concierto, lograron recrear la magia y la nostalgia de aquel momento.

Los sorprendidos transeúntes y quienes lograron informarse de lo que ocurría, escucharon y entonaron las canciones más icónicas de la banda británica en plena carrera Séptima de la ciudad. Hey Jude, Come together, Don’t let me down, Let it be, Here comes the sun y All you need is love se cantaron a todo pulmón en la ciclovía bogotana. Una música que, según el periodista y escritor Manolo Bellón ―uno de los mayores expertos y seguidores de los Beatles en Colombia― también presente en el lugar, siempre será eterna. Manolo no solo acompañó generosamente el concierto y extendió la invitación a otros fanáticos de la música del cuarteto de Liverpool, sino que también compartió su conocimiento y pasión por el grupo con los asistentes a través de su libro The Beatles. La historia.

Canción tras canción, el público emocionado se congregó de manera espontánea en el centro de Bogotá y, sin planearlo, terminó acompañando a la banda que animaba desde el balcón. Seguidores y jóvenes apasionados por su música tuvieron una de las mejores sorpresas domingueras.

Para The Nowhere Boys, este concierto fue un sueño hecho realidad. Desde el año 2011, esta banda se ha dedicado a estudiar y a honrar la obra de los Beatles, asumiendo con maestría el papel de cada uno de sus integrantes. María Isabel, además, tiene el honor de haber sido evaluada por el propio Paul McCartney en su trabajo de grado, cuando estudiaba música en Liverpool.

Fue una experiencia inolvidable en nuestra Universidad del Rosario, tanto para miembros de la comunidad rosarista como para ciudadanos en general. Los Nowhere Boys demostraron su talento y nos hicieron sentir parte de un momento histórico. Sin duda, los Beatles siguen siendo uno de los grupos más importantes de todos los tiempos, y su música continúa inspirando y uniendo a personas de todas las edades y culturas. ¡Larga vida al legado de los Beatles!