Home

Opinión

Artículo

OPINIÓN

La Defensoría: una institución del pueblo para el pueblo

El papel que juega la Defensoría del Pueblo en Colombia tiene que ver directamente con el bienestar de los ciudadanos y el cumplimiento de los deberes de las autoridades respecto de los derechos humanos y fundamentales.

Marco Tulio Gutiérrez Morad, Marco Tulio Gutiérrez Morad
10 de agosto de 2020

Por mandato constitucional, la Defensoría del Pueblo es la entidad encargada de promocionar el ejercicio y el goce efectivo de los derechos humanos y constitucionales para todos los ciudadanos para lo cual promueve la defensa de los mismos a través de las distintas acciones constitucionales que para el efecto se crearon en la Carta de 1991.

Esa misión de tan trascendente papel es por la que en sus instalaciones se agolpa de ciudadanos –ahora se amontona digitalmente- que van a solicitar su intervención para que en su nombre se vele por la salud de un familiar, por el cupo educativo de un niño, niña o adolescente en una colegio público, por la defensa de los derechos de una persona privada de la libertad en el marañoso mundo del sistema carcelario y penitenciario de nuestro país, por la alimentación de una familia que no tiene ingresos para sobrevivir, entre otros tantas necesidades que a diario gritan los pobres, miserables y vulnerables conciudadanos.

Además, la Defensoría del Pueblo ejerce una función fundamental dentro del Estado social de derecho, pues es el órgano mediante el cual Colombia cumple sus obligaciones generales de naturaleza internacional de respeto, protección y garantía de los derechos humanos adquiridas mediante la ratificación de múltiples instrumentos internacionales sobre derechos humanos evitando que sea condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por casos de responsabilidad estatal.

En el derecho interno, por esa vía la Defensoría materializa la garantía de la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución como fines esenciales del Estado con herramientas como la acción de tutela que puede interponer aún sin perjuicio del derecho que le asiste a los interesados, en nombre de cualquier persona que se lo solicite o que estén en situación de desamparo e indefensión.

En ese sentido, a más de la óptima gestión que desplegó el Defensor del Pueblo Carlos Alfonso Negret Mosquera, bajo su égida, la Defensoría interpuso 620.257 acciones de tutela para proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos destacándose la reiterada violación a los derechos a la salud, al mínimo vital, a la ayuda humanitaria y a la seguridad social por parte de quienes tienen la obligación legal de proteger y garantizar su efectividad.

Son estos los temas que están en juego en este momento cuando se está eligiendo al nuevo Defensor del Pueblo que reemplazará al saliente y diligente Dr. Negret Mosquera, con una terna enviada por el Presidente Duque a la Cámara de Representantes integrada por Elizabeth Martínez, Miriam Martínez y Carlos Camargo.

Sin menoscabar desde ningún punto de vista la participación de las mujeres en esta terna, el Dr. Carlos Camargo Assis tiene la experiencia y la trayectoria que el cargo de Defensor le impone, pues se ha desempeñado en cargos directivos en la Registraduría Nacional del Estado Civil, como Magistrado del Consejo Nacional Electoral, órgano que presidió, y en la Federación Nacional de Departamentos desde donde viene desarrollando campañas en defensa de los habitantes de los entes territoriales con una participación fundamental en la formulación de estrategias para la estricta aplicación de las medidas sanitarias para evitar el contagio del coronavirus en las regiones, la reactivación económica de las mismas ante la crisis de la pandemia, el apoyo irrestricto a la creación del Fondo de Mitigación de Emergencias, la promoción del empleo juvenil en los territorios, la protección de la edad adulta, la erradicación del delito de trata de personas y la enseñanza de la Constitución Política de Colombia para los niños, niñas y adolescentes.

En cuanto a este último tópico, bajo la dirección de Camargo Assis, la Federación Nacional de Departamentos se apresta a lanzar “Colombia y la Constitución”, una herramienta virtual y animada que en coautoría con el constitucionalista Germán Calderón España tiene como misión principal enseñarle la parte dogmática de la Constitución a la niñez, desde sus principios, sus derechos y sus deberes.

Como puede desprenderse de su recorrido profesional y personal, el candidato a la Defensoría Dr. Carlos Camargo Assis, representa al pueblo, viene del pueblo y ha defendido y seguirá defendiendo al pueblo.

P.D.: No puedo dejar pasar por alto el relevante pronunciamiento de la ex primera dama Lina Moreno que se resume en: i) el llamado a superar la “narrativa del odio” en medio de esta polarización; 2) el respeto por las decisiones judiciales; 3) la doble naturaleza de quien decide judicialmente: la de juez y a la de persona.

Noticias Destacadas