política

“Jamás he intervenido en nombramientos”: Tomás Uribe

El hijo mayor del Presidente se presentará ante la Corte Suprema de Justicia para rendir su versión sobre el escándalo de los pagos de favores del gobierno con notarías.


El hijo mayor del Presidente Álvaro Uribe, Tomás fue citado por la Corte Suprema de Justicia para rendir su versión sobre el escándalo de las Notarías. La cita está programada para el próximo jueves.
 
El llamado de la Corte Suprema no significa que esté vinculado a la investigación, explicó Germán Gómez, vocer de la Corte Suprema, y agregó que los detalles del caso están bajo reserva y no podía dar detalles.

Tomás Uribe fue mencionado en la primera versión que dio el ex Superintendente de Notariado y Registro, Manuel Cuello Baute, ante la Corte Suprema de Justicia. Según el ex Superintendente, Los hijos del Presidente fueron algunos de los que influyeron en la adjudicación de Notarías.

En el documento que Cuello Baute le entregó al Alto Tribunal aparece el nombre de Luz Marina Ocampo, quien se posesionó en la Notaría Segunda de Facatativa como una recomendada por “los hijos del Presidente”.

Otro de los indicios que hace parte de esta investigación fue la grabación telefónica que publicó el noticiero televisivo Noticias Uno. De esta grabación se infiere que la ex notaria, quien habla con el saliente notario de Tunja, presuntamente acepta que es “cuota de Tomás Uribe”.

En otro de los apartes de la documentación que relacionó Cuello Baute al proceso, Ocampo aparece como la notaria que se posesiona un mes después (el 26 de abril de 2006) en la Notaría de Tunja.

Vea la lista que Cuello Baute le presentó a la Corte

Según Cuello Baute esta es una de las razones para pensar que ella recibe favores de los hijos del Presidente.

A través de un comunicado, Tomás Uribe dijo que en su presentación ante el Alto Tribunal reiterará que no ha intervenido en el nombramiento de notarios, “intrigas o contratos oficiales”.

Lea, además la columna de Daniel Coronell en la que asegura que Milton Contreras, el esposo de Luz Marina Campo, actuaba como supuesto intermediario del Superintendente para pedir mordidas a notarios investigados.