Tendencias

Home

Política

Artículo

Carolina Corcho, ministra de Salud. - Foto: juan carlos sierra - semana

política

Pánico en la salud: ministra Carolina Corcho será citada a control político en el Congreso

En varios sectores políticos hay preocupación por las declaraciones de la funcionaria y la incertidumbre que existe alrededor del sistema de salud. En esta semana se definirá la fecha en la que Corcho tendrá que pasar al tablero.

Después de la más reciente portada de la Revista SEMANA, en la que se hace referencia a la nueva reforma a la salud que se está preparando por parte de la ministra de esta cartera, Carolina Corcho, se han generado todo tipo de reacciones.

Aunque desde el Gobierno han intentado restarle importancia al asunto y el propio presidente Gustavo Petro junto con sus ministros le han dado apoyo a Corcho, lo cierto es que el tema ha generado preocupación en el Congreso de la República.

Por esa razón se está cocinando un debate de control político a la funcionaria para que explique detalladamente sus intenciones con el sector porque, a juicio de varios congresistas, cada declaración de la ministra genera más preocupación.

El representante a la Cámara y vocero del Partido Conservador, Wadith Manzur, aseguró que las palabras de la ministra Corcho sobre una reforma al sector han caído mal porque se haría a través de una crisis para justificar las modificaciones que se quieren hacer.

“Sus palabras pueden generar un pánico en las EPS y esto puede ir en detrimento de la calidad del servicio de los ciudadanos, sumado a que ha pedido una reducción de su presupuesto. Esto tiene todas las alertas encendidas porque las personas que requieren un servicio son las que se pueden ver perjudicadas”, dijo Manzur.

Agregó que “la invitamos a que venga al Congreso de la República, a que de las explicaciones pertinentes, que demos un debate con altura, todos conocemos la problemática y queremos solucionarla, pero ese no es el camino”.

2104
Edición 2104 Revista Semana - Foto: Semana

En el Centro Democrático también hay preocupación y la senadora María Fernanda Cabal aseguró que de manera irresponsable se quiere atacar al sistema de salud que está funcionando y se han logrado avances importantes en los últimos años, a tal punto de que se ha reconocido como uno de los mejores de América Latina.

“La cobertura en salud que tiene Colombia no la tiene prácticamente ningún país, ni siquiera desarrollado. Lo que ella hace, sí genera pánico, genera desinversión, genera temor y cuando usted es ministro y tiene la vara puede a partir de allí cerrar organizaciones porque políticamente no le conviene. El efecto puede ser devastador en la salud de los colombianos. La citación estamos pensando que sea en Comisión Séptima o en plenaria de Senado, dada la gravedad de las consecuencias de sus posturas y afirmaciones”, dijo la congresista.

Pero la preocupación también se extendió a Cambio Radical, donde el senador David Luna habló de la supuesta estrategia que estaría implementado la ministra Corcho. “La ministra lo que busca es debilitar el sistema de aseguramiento, hacer que fracase y que comience a fallar para tener la excusa después de presentar su reforma y que le sea aprobada. Ministra, nosotros no tragamos entero y los ciudadanos tampoco, no juegue con sus vidas, si algo les pasa es su responsabilidad”.

Crear una crisis

En campaña, el presidente Petro dijo que no creía en el modelo actual del sistema de salud y anticipó la muerte de las EPS. En un debate presidencial de SEMANA y El Tiempo, el entonces candidato explicó que la salud se organizaría con centros de atención primaria cada 20.000 habitantes.

“Los médicos van al barrio sin necesidad de carné de EPS”, agregó. Y habló de que quería que “no se necesiten intermediarios que se roben su dinero, que son las entidades EPS, que hoy están en su mayoría quebradas”. A pesar de que se sabía a dónde apuntaría una reforma, el miedo se disparó por el financiamiento. En una salida sin antecedentes, la ministra Corcho pidió al Congreso disminuir el presupuesto del sector. El asunto es el siguiente. El sector salud, como un todo, tendrá un presupuesto de 50,2 billones de pesos en 2023, de 41 billones que se aprobaron para 2021.

El Gobierno Duque había pedido 8,1 billones de pesos adicionales para el aseguramiento, con el cual se contemplaba aumentar el valor de la UPC (Unidad de Pago por Capitación), que es lo que gira el Estado a las EPS por cada afiliado. La ministra Corcho explicó que para ella esa cifra no era “lógica”, pues había recibido un déficit de 5,5 billones de pesos del Gobierno anterior, y eso implicaría pedir un aumento casi de 15 billones, que es media reforma tributaria. El asunto prendió las alarmas en las EPS, pues por ahora recibirán una UPC inferior a la que, según ellos, cuesta la atención de cada colombiano, luego de una inflación que superará el 10 por ciento al cierre del año.

De hecho, la ministra dijo que para el aseguramiento solo se necesitarán 3,8 billones de pesos, lo que deja a las aseguradoras con 4 billones menos de lo que dicen que se requiere. El balón está en la cancha del Congreso de la República, donde se tramita el Presupuesto General de la Nación, al cual le queda solo un debate en plenarias de Cámara y Senado.

Esta puja tuvo una lectura: que le apuesta a generar una crisis que justifique su revolcón. No es una idea traída de los cabellos. Ella misma lo dijo en una conversación pública con el médico italiano Federico Gelli, quien atendió al presidente en Italia cuando se contagió de covid. La ministra dijo: “Debe haber una crisis explícita clara que le permita a la sociedad entender que se necesita el cambio. Y que en medio de la crisis surja una alternativa”.

Ricardo Ávila, exdirector de Portafolio, en un artículo en El Tiempo, lo planteó en los siguientes términos al mostrar los impactos del desfinanciamiento: “¿Fue tal afirmación un preaviso de la intención del Gobierno de crear de manera deliberada una debacle para demostrar que la estructura vigente no funciona? Los hechos recientes no desdicen esa interpretación”.

La ministra respondió a esa tesis: “Han dicho que vamos a inducir una crisis, pero la salud ya está en crisis”. En contraste, el exministro Fernando Ruiz, del Gobierno Duque, dijo a este medio: “Colombia ha tenido muy buenas EPS y las sigue teniendo. Hemos venido con un proceso de depuración con acuerdos de punto final y pagando las deudas. Hemos venido eliminando las empresas que no funcionan, pero tenemos que tener claro que hay EPS que hacen un muy buen trabajo. El activismo no tiene sentido cuando uno está hablando de una responsabilidad tan grande, como es la salud de los colombianos”.

Noticias relacionadas