Home

Política

Artículo

Representante a la Cámara Víctor Manuel Salcedo, del Partido de la U.
Representante a la Cámara Víctor Manuel Salcedo, del Partido de la U. - Foto: Twitter: @Victorsalcedog

política

Proyecto de ley busca que subsidios del Gobierno puedan ser destinados a vivienda usada

Hoy, los subsidios solo se destinan para viviendas nuevas.

El representante a la Cámara Víctor Manuel Salcedo, del Partido de la U, presentó un proyecto de ley con el que busca que los subsidios que otorga el Estado puedan ampliarse a viviendas usadas, ya que actualmente solo son destinados para nuevas.

“Hemos radicado un proyecto de ley del cual soy ponente: vivienda para todos, con esto buscamos ampliar los beneficios para acceder y así aplicar para adquirir vivienda usada, construcción en sitio propio y mejoramiento. Escuchamos y actuamos”, afirmó Salcedo.

Según el congresista, se busca que los ciudadanos puedan acceder a los subsidios para adquirir inmuebles usados o nuevos, así como la construcción en un sitio en el cual ya se está habitando o para mejoramiento de vivienda. “Lo que busca es aumentar esta posibilidad para que los subsidios no sean solamente para vivienda nueva”, dijo Salcedo.

Otro de los beneficios interesantes sería en materia de autoconstrucción. Eso quiere decir que la persona compra el lote o espacio para la construcción y el Estado le ayuda con un subsidio para construir la vivienda.

Salcedo explicó que la idea es que a través del Fondo de Reserva para la Estabilización de Cartera Hipotecaria (FRECH), que es administrado por el Banco de la República, se puedan ofrecer las coberturas para las tasas de interés para los deudores de crédito de vivienda usada, vivienda de interés prioritario (VIP) y vivienda de interés social (VIS), cuando se adquieren préstamos de entidades financieras y cajas de compensación familiar.

Precisamente las cajas de compensación familiar serán claves en la iniciativa, ya que deberán destinar al menos el 10 % de los recursos el Fondo de Vivienda de Interés Social, administrador por las cajas de compensación, el Fovis para la asignación de esos subsidios.

Según Salcedo, la iniciativa servirá para ayudar a los damnificados por la ola invernal. “Se pretende que las Cajas de Compensación, a través del Fovis, se conviertan en una fuente de financiación directa y efectiva de los programas de acceso a vivienda, especialmente para familias damnificadas por desastres naturales o que hayan sido declaradas en situación de riesgo, atendiendo su grado de vulnerabilidad frente a otros grupos poblacionales”, explicó el representante a la Cámara por el Valle del Cauca.

De otro lado, las cajas de compensación destinarán mínimo el 20 % de los recursos de ese fondo de cada año para atender los programas a familias damnificadas por eventos catastróficos, así como quienes hayan sido afectados por la crisis migratoria con Venezuela, víctimas de conflicto armado, entre otros que puedan demostrar que se encuentran en alguna situación de riesgo.

Salcedo explicó que el dinero de los subsidios saldrá del 30 % del presupuesto asignado al sector vivienda que está destinado a programas de construcción en sitio propio, mejoramiento de vivienda o adquisición de vivienda usada en zonas rurales y urbanas.

El congresista de La U aseguró que el proyecto es importante porque además de que beneficiaría a millones de colombianos que ya cuentan con su vivienda, ayudaría a mejorar los índices de bienestar y el crecimiento económico del país, así como las necesidades básicas insatisfechas, la disminución de la pobreza y la inequidad.

“Esperamos que muchos colombianos puedan adquirir su vivienda cuando muchos no tienen un techo”, afirmó Salcedo.

El proyecto es presentado en medio de un panorama gris para la construcción de vivienda en el país, especialmente por las tasas de interés producto de la inflación y la escasez de recursos para financiar los subsidios de vivienda.

Según expertos, es necesario que por parte del Gobierno se mantengan varios de los subsidios que venían del gobierno anterior, porque de lo contrario se podrían ver reducidas las unidades que se construyen cada año.