política

Rodolfo Hernández: “me luce más la Casa de Nariño a mí”; afirma el hoy senador de la República

Una foto que tomó y subió a sus redes sociales causó polémica.


Rodolfo Hernández, quien fuera el directo contendor de Gustavo Petro en la segunda vuelta para ocupar el cargo de Presidente de la República, lanzó un mensaje en su cuenta oficial de Instagram, el cual causó gracia entre sus seguidores.

Con la Casa de Nariño a su espalda, el hoy senador de la República aseguró que ese lugar se vería mejor si lo estuviera ocupando él, en vez del líder de la izquierda colombiana. “Like si me luce más la Casa de Nariño a mí”, se lee en el mensaje del político santandereano.

Varios de sus seguidores no dudaron en responderle al ingeniero. “Obvio viejito lindo, obvio”, “total mi viejo, claro que sí”, “esta vez no fue, pero esperamos ansiosos la próxima”, fueron algunos de los mensajes que llegaron por esta red social.

Luego de este jocoso comentario, Hernández se puso más serio y criticó la Reforma Tributaria que tiene planeada el Gobierno Nacional. También por medio de sus redes sociales, esta vez Twitter, lanzó una pulla contra la propuesta. “Es un abuso ponerle más impuestos a la comida de los colombianos”, dijo.

El senador de la Liga de Gobernantes ha hecho otros reparos sobre el proyecto presentado el pasado lunes por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.”No es tarde para frenar la reforma tributaria y revisar primero en dónde es que se están robando la plata de los impuestos de los colombianos”, afirmó Hernández en las últimas horas.

A pesar de sus críticas y comentarios sueltos cargados con un poco de humor, a Hernández no se le ha visto cómodo en el Congreso. Desde el día de la instalación cuestionó la pelotera que se formó por el saboteo al discurso del presidente Iván Duque. “Tiene más orden una corraleja”, cuestionó. Además, le preguntaba a sus compañeros del lado si eso siempre era así.

Ha participado poco de las sesiones y no ha presentado proyectos de ley. Sin embargo, como prometió en campaña, no dejará que el Estado gaste en su manutención, como sucede con los demás congresistas. De hecho, devolvió el dinero de unos tiquetes que le pagó el Congreso y al que tienen derecho todos los parlamentarios para ir a sus regiones.

En medio de la campaña, tanto él como su esposa Socorro Oliveros reconocieron que no les gusta el frío capitalino y hasta propuso despachar desde Santander y donar la Casa de Nariño para que se convirtiera en un espacio cultural.

El excandidato presidencial, que llegó al Congreso gracias al Estatuto de la Oposición, ha tenido acercamientos con el presidente Gustavo Petro, pero también lo ha criticado. Hasta ahora no es claro que vaya a ser opositor al Gobierno. “Inician 4 años del gobierno que eligieron los colombianos. Le deseo a Gustavo Petro un buen gobierno, y sepa que voy a estar vigilante de cada paso que de para garantizar que le cumpla al pueblo colombiano”, fueron los deseos de Hernández tras la lección del nuevo presidente.