Home

Salud

Artículo

In mid January 2015, a three day period of excessive rain brought unprecedented floods to the small poor African country of Malawi. It displaced nearly quarter of a million people, devastated 64,000 hectares of land, and killed several hundred people. This shot shows A Medicin Sans Frontieres clinic in Makhanga blood testing local people for malaria, many proving positive for the disease as a result of the drying up flood waters providing ideal breeding grounds for mosquitoes.
Más del 95 % de las muertes por malaria se documentan en África. - Foto: Getty Images

salud

OMS reveló que hubo 619.000 muertes por malaria en 2021, pero casos nuevos bajaron

El organismo advirtió que se requieren 7.300 millones de dólares para combatir la malaria, pero el presupuesto está en 3.500 millones de dólares..

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar un balance sobre la lucha global contra la malaria. Según señaló, pese a los cierres y la ocupación de los servicios médicos el mundo logró mantener “la línea” para prevenir, vigilar y diagnosticar la malaria en 2021.

Vale decir que la malaria, también conocida como paludismo, es una enfermedad transmisible que se infecta a través de la picadura de un mosquito que porta parásitos de tipo Plasmodium.

Aunque la lucha contra este padecimiento se mantiene, las cifras de contagios y fallecimientos que causa siguen siendo enormes. El informe que publicó la OMS sobre paludismo muestra que en 2021 se reportaron 619.000 muertes. Mientras tanto, los reportes en 2020 fueron 625.000 y en 2019, antes de la aparición de la pandemia de covid-19, se registraron 568.000.

“Los casos de paludismo siguieron aumentando entre 2020 y 2021, pero a un ritmo más lento que en el período 2019-2020. El recuento mundial de casos de paludismo llegó a 247 millones en 2021, en comparación con 245 millones en 2020 y 232 millones en 2019″, indicó la OMS en un comunicado sobre el balance de la malaria en el mundo.

De acuerdo con la OMS, una de las estrategias clave para controlar la transmisión de la malaria han sido los mosquiteros tratados con insecticida: son velos a los que les impregnan químicos especiales que alejan a los mosquitos de las personas. De acuerdo con el ente multilateral, en 2020 los países lograron distribuir la mayor cantidad de estos implementos de protección personal en la historia.

En 2021 hubo un descenso. Se tenía planeado distribuir 171 millones de mosquiteros tratados con insecticida, pero se entregaron 128 millones, que corresponden al 75 % de la meta. En todo caso, la OMS calificó estos resultados como “sólidos en general”.

No obstante, la OMS advirtió que ocho países (Benín, Eritrea, Indonesia, Nigeria, Islas Salomón, Tailandia, Uganda y Vanuatu) entregaron menos del 60 % de los mosquiteros tratados con insecticida que tenían planeados. Y anotó que otros siete países (Botsuana, República Centroafricana, Chad, Haití, India, Pakistán y Sierra Leona) no distribuyeron un solo mosquitero, lo cual merma su prevención.

“Luego de un marcado aumento en los casos y muertes por malaria en el primer año de la pandemia de covid-19, los países afectados por la malaria redoblaron sus esfuerzos y pudieron mitigar los peores impactos de las interrupciones relacionadas con covid en los servicios de malaria”, aseguró Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS.

“Afrontamos muchos desafíos, pero hay muchos motivos para la esperanza. Al fortalecer la respuesta, comprender y mitigar los riesgos, desarrollar la resiliencia y acelerar la investigación, hay muchas razones para soñar con un futuro libre de malaria”, concluyó Adhanom Ghebreyesus.

La OMS advirtió que se deben usar todas las formas de lucha. Y en el caso de la malaria también indicaron que les recomiendan a las autoridades de salud usar la “quimioprevención de la malaria estacional (SMC, por su sigla en inglés)”. Se trata de una estrategia preventiva que ha demostrado buenos resultados para mitigar la transmisión en niños y niñas de varios países de África.

De hecho, indicaron que en 2021 cerca de 45 millones de niños recibieron la SMC en unos 15 países africanos. Se trata de un incremento fundamental, pues en 2020 había sido administrada a 33,4 millones de niños y en 2019 a 22,1 millones.

La OMS también mostró un balance positivo sobre la capacidad de las autoridades sanitarias para vigilar la transmisión de la malaria.

“La mayoría de los países lograron mantener las pruebas y el tratamiento de la malaria durante la pandemia. A pesar de los desafíos logísticos y de la cadena de suministro durante la pandemia, los países endémicos de malaria distribuyeron una cantidad récord de pruebas de diagnóstico rápido (PDR) a los establecimientos de salud en 2020. En 2021, los países distribuyeron 223 millones de PDR, un nivel similar informado antes de la pandemia”, indicó la OMS.

Eso sí, advirtió que hay desafíos clave que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, indicó que solo en África se están reportando el 95 % de los casos de paludismo y el 96 % de las muertes en 2021.

La OMS también advirtió que si bien calculan que se requieren 7.300 millones de dólares para combatir la malaria, el presupuesto está en 3.500 millones de dólares.