Tendencias

sostenibilidad

Delfines en la bahía de Cartagena, el otro efecto del coronavirus

Tras las restricciones náuticas impuestas desde el 16 de marzo, los mamíferos se acercaron a las costas de la heroica.

En redes sociales circula un video grabado desde un edificio cercano a las playas de Cartagena en el que aparecen varios delfines en la bahía de la heroica. Un efecto de las restricciones náuticas que están dispuestas a causa del coronavirus.

A partir del 16 de marzo, el alcalde William Dau ordenó el cierre de las playas urbanas e insulares y los sitios turísticos de la ciudad.

El mandatario de la heroica justificó la medida adoptada mediante el Decreto 0499 diciendo: “es una decisión restrictiva, no hay medida grande para implementar y prevenir la propagación del coronavirus. No queremos llegar al punto que Europa está viviendo".

Hasta ahora en Cartagena se registran 13 infectados por la enfermedad y este sábado se registraron tres casos nuevos que corresponde a  dos hombres y una mujer: uno de los hombres es un caso llegado de Estados Unidos, mientras que los otros dos casos están en estudio para determinar cómo se produjo su contagio.

Un fenómeno parecido al de los delfines se produjo en Bogotá. En el sector de Santa Barbara, un ciudadano grabó un zorro cangrejero deambulando por un conjunto residencial.

En países como Italia, Japón y Tailandia también han aparecido animales salvajes que normalmente transitan en las ciudades.

Venados, jabalíes, ovejas, caballos y monos han aprovechado la soledad de las ciudades para darse un paseo en los lugares que normalmente están atiborrados de humanos.

Otro efecto positivo en la naturaleza ha sido la mejoría en la calidad del aire. En Medellín hubo una notable reducción en la contaminación después de los primeros días de aislamiento.

Los mismo sucedió en Bogotá en la que buena parte de la ciudad está respirando un buen aire.