El cangrejo rojo americano es una especie invasora que se ha detectado diferentes regiones del país. Foto: Instituto Distrital de Protección Animal. - Foto: Instituto Distrital de Protección Animal

medioambiente

Especies invasoras han causado afectaciones económicas por US$1,2 billones en 50 años

Una nueva investigación indica que a pesar de los devastadores impactos ecológicos de estas especies, el público y los responsables de la toma de decisiones siguen sin ser conscientes de las amenazas que representan.

Un reciente estudio publicado en la revista Nature revela que las especies invasoras han causado afectaciones económicas por US$1,8 billones durante los últimos 50 años.

Estas invasiones biológicas se registran cuando ciertas especies de animales, plantas y patógenos se introducen de manera deliberada o accidental en regiones en las que anteriormente no hacían presencia, generando impactos negativos y desplazamientos en las especies nativas y afectando los ecosistemas, así como la salud humana.

Los investigadores calcularon que las pérdidas anuales ocasionadas por especies invasoras entre 1970 y 2017 fueron de US$26.800 millones. El estudio aclara que la cifra, que se prevé seguirá en aumento, no incluye los gastos generados por enfermedades emergentes como la covid-19.

El caracol africano es una especie invasora que se ha detectado en departamentos como Cundinamarca. Foto: CAR Cundianamarca.

“Nuestras estimaciones globales anuales representan una enorme carga económica, con un costo promedio que excedió el producto interno bruto de 50 países del continente africano en 2017, y es más de veinte veces mayor que los fondos totales disponibles para la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Nacionales Unidas combinados”, explicó Christophe Diagne, miembro de la Universidad Paris-Saclay y autor principal del estudio.

Por su parte, Corey Bradshaw, profesor de la Universidad de Flinders y coautor del artículo, sostiene que las invasiones biológicas se ven cada vez más exacerbadas por la globalización y el cambio climático, pero lo más complejo de esta situación es que ningún gobierno está preparado para manejar esta crisis sin asumir costos sustanciales.

En este sentido, los científicos afirman que el objetivo de su estudio es que las cifras, que aseguran son significativamente menores de los costos reales, “generen conciencia” entre la gente. “Pedimos acuerdos de política internacional que tengan como objetivo reducir la carga de especies invasoras”, concluyó Bradshaw.

Seguirán abundando

Otro estudio publicado en Global Change Biology, a finales del año pasado, también llamó la atención sobre la problemática que generan particularmente las especies exóticas.

Asegura que el incremento en los niveles internacionales de comercio, así como el transporte y el constante flujo de cargas entre países hace prever que no se registrará una reversión, como tampoco una desaceleración en la propagación de estas especies. De acuerdo con los análisis, estos factores permitirán que muchas de ellas se infiltren en nuevos hábitats como polizones.

El hecho de que el estudio vaticine que estas especies continuarán agregándose a los ecosistemas a tasas elevadas durante las próximas décadas, específicamente en lo que tiene que ver con animales, resulta preocupante para los autores, porque esto podría contribuir a que la biodiversidad siga en decadencia y muchas especies queden en peligro de extinción. Las estimaciones apuntan a que las especies exóticas se incrementarán 36 % a 2050.

El buchón de agua es una especie invasora que acaba con la vida íctica de algunos lugares. Foto: Fiscalía

Los biólogos encargados del desarrollo de esta investigación predicen que los mayores incrementos se registrarán en insectos, artrópodos y aves. La comparación se hace con respecto a 2005.

“Los seres humanos están remodelando cada vez más la biogeografía mundial al transportar especies a regiones más allá de sus hábitats, donde pueden convertirse en adiciones permanentes a los ecosistemas locales”, explica el estudio.

Impactos en los ecosistemas

De acuerdo con el estudio, en 2005 se habían catalogado más de 35.000 especies exóticas en todo el mundo. Lo complejo es que las mismas pueden convertirse en invasoras, generando impactos negativos para los ecosistemas, lo cual puede también terminar afectando las economías de los países. Las especies invasoras son impulsoras de la extinción de animales y plantas.

María Piedad Baptiste, bióloga con experiencia en invasiones biológicas del Instituto Humboldt, explicó recientemente que las especies invasoras son especies exóticas que además cumplen ciertas características. Las especies exóticas son aquellas que han sido llevadas a un sitio de donde no son nativas. “No todas las especies exóticas son invasoras. Estas últimas cumplen ciertas condiciones: pueden reproducirse y establecerse en un sitio de donde no son nativas, sin la necesidad de algún tipo de ayuda. Además, generan desequilibrios en las redes de las especies nativas”, manifestó.