Montaje Semana Cortesía  Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM
El mono está en tratamiento médico para regresar a su hábitat. - Foto: Montaje Semana Cortesía Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM

sostenible

“Rafael”, un mono churuco que era tratado como un bebé en el Huila, fue entregado a las autoridades ambientales

El pequeño mono desarrolló problemas de salud por la dieta humana a la que era sometido.

Desde la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) se informó sobre la recuperación de un mono churuco en el departamento del Huila. Al parecer, el primate permanecía como un animal de compañía para una familia de la región, pero por el tipo de alimento que este recibía habría desarrollado problemas de salud.

Según indicaron las autoridades de la CAM, el mono era llamado “Rafael” por la familia que lo tenía como si fuera su mascota, en zona urbana del municipio de Algeciras. Lo cuidaban, le ponían pañales desechables, lo vestían con ropa para bebés, pero habría comenzando a enfermar, por lo que estas personas contactaron a las autoridades ambientales para entregar voluntariamente al animal.

Cortesía: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM
"Rafael" estaba recibiendo una dieta humana, por lo que estaba desarrollando problemas de salud. - Foto: Cortesía: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM

“Este individuo de fauna silvestre estaba al interior de una vivienda en el casco urbano de la localidad de Algeciras. Lo encontramos con un pañal y además le suministraban dietas específicas de humanos”, explicó Andrés Felipe Triana, médico veterinario de la CAM, recalcando que este tipo de comida habría sido la que le afectó su salud.

Así entonces, luego de que la familia entregó a “Rafael”, este fue llevado a un hogar de paso de fauna silvestre de la CAM en Neiva, lugar en donde lo atendieron los médicos especializados para dar un panorama sobre el estado del mono, pero tan pronto como salieron los resultados entonces fue llevado hasta otro centro médico del departamento.

Una vez en el Hogar de Paso de la CAM, fue valorado por profesionales tanto médicos veterinarios como biólogos quienes determinaron que el espécimen se encontraba estable, tenía problemas en su dentadura por su mala nutrición y que debía ser sometido a un proceso de rehabilitación”, señaló Triana.

Cortesía: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM
El mono fue atendido por especialistas, quienes indicaron que tenía problemas en su dentadura. - Foto: Cortesía: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM

Ante esta situación, se indicó que el animal fue llevado hasta el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la Corporación, que se encuentra ubicado en Terue, un municipio del departamento, donde estará siendo tratado por especialistas en su proceso de recuperación y rehabilitación, hasta que esté en condiciones de volver a su hábitat natural.

Esta corporación también aprovechó para recalcar la importancia de este mono en los bosques del Huila y del país, recalcando que eran los responsables de dispersar semillas de diferentes tipo de plantas en medio de sus viajes en manada, lo que ayuda a que en los bosques y selvas nazcan nuevos árboles.

Ante esta situación, el que las comunidades locales capturen los monos y los críen como mascotas tiende a ser perjudicial para el medio ambiente, así como para la especie. Al parecer, este tipo de situaciones se presentan por las características amigables del mono, aunque también se resalta que este tipo de cautiverio hace que cuando el primate se convierte en adulto resulte comportándose agresivamente.

“La mayoría de los casos cuando el animal es entregado a la autoridad ambiental ya es un adulto, con comportamientos aberrantes y anormales que es el resultado de la convivencia con el ser humano. La historia de ese tráfico de monos es muy triste, cuando se comercializan los cachorros, los traficantes tuvieron que sacrificar a las mamás de esas crías para poder capturarlos y posteriormente venderlos de manera ilegal”, explicó Mario Enrique Suárez, profesional de fauna de la CAM, añadiendo que lo importante es que la ciudadanía no compre ni comercialice fauna silvestre.

Cortesía: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM
Rafael estará en tratamiento hasta que pueda regresar a su hábitat. - Foto: Cortesía: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM

Y agregó: “queremos hacer un llamado a la ciudadanía a no ser parte de la cadena del tráfico de individuos de fauna silvestre, pues esta situación afecta a nuestra fauna y los ecosistemas. La invitación es abstenerse de comprar, vender o recibir cualquier espécimen de fauna silvestre, porque además de ser un delito ambiental, se está afectando negativamente el equilibrio de la naturaleza”, dejando en claro que la vida de esta especie es valiosa tanto por sí misma, como para los bosques nacionales.