medio ambiente

“El mundo no está respondiendo adecuadamente a la crisis de la naturaleza”: WWF

La organización ambientalista internacional dice que el primer borrador del Marco Global de Biodiversidad Post-2020 carece de la ambición y la urgencia necesarias para revertir la pérdida de biodiversidad.


Las metas y objetivos globales propuestos para los próximos años por los gobiernos y los organismos encargados de trabajar por la protección de los ecosistemas se quedan cortos, según lo expresa el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), en respuesta a la publicación de Naciones Unidas del primer borrador del Marco Global de Biodiversidad Post-2020.

La organización ambientalista expresa con preocupación que el mundo no está respondiendo adecuadamente a la crisis de la naturaleza, lo que también pone en peligro la capacidad para abordar la crisis climática y cuidar los recursos de los que todos dependemos.

Considera que el borrador del acuerdo, publicado por la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica con base en discusiones entre gobiernos, carece de la ambición y la urgencia necesarias para revertir la pérdida de biodiversidad y asegurar un mundo en el que haya un balance positivo para la naturaleza.

Foco de deforestación en la amazonía colombiana.
Foco de deforestación en la amazonía colombiana. - Foto:

“La poca ambición que denota este primer borrador va en contravía con los anuncios de líderes mundiales que señalan que están intensificando su ambición en la conservación de la naturaleza. Hasta la fecha, 89 líderes mundiales han respaldado el Compromiso de los Líderes por la Naturaleza, comprometiéndose a revertir la pérdida de biodiversidad para 2030, incluso mediante la entrega de un marco de biodiversidad global transformador posterior a 2020″, argumenta.

Al respecto, Marco Lambertini, director General de WWF Internacional, dijo que “si bien WWF acoge con beneplácito la publicación del primer borrador del marco global de biodiversidad post-2020 como un paso importante para asegurar un acuerdo global de biodiversidad crucial, decepciona que el texto, en general, no refleje la ambición requerida para cambiar el rumbo la crisis de la naturaleza”.

En su concepto, es necesario que el texto incluya un objetivo global claro y medible para la naturaleza. Asegura que esto es crucial para definir objetivos adecuados basados en la ciencia y permitir que los gobiernos, las empresas, los inversionistas y los consumidores contribuyan todos hacia un objetivo compartido.

“Con las actividades humanas que continúan impulsando la pérdida irreversible de biodiversidad, empujando a las especies a la extinción y a los ecosistemas al colapso, instamos a los líderes a intensificar y cumplir sus compromisos, guiando a sus negociadores para asegurar un resultado transformador”, manifiesta.

Actualmente, las actividades humanas están provocando una pérdida de biodiversidad sin precedentes, con un millón de especies en peligro de extinción. Lo más grave de esto es que el año pasado, se reconoció que el mundo no ha logrado ninguna de las metas de biodiversidad de la década, conocidas como Metas Aichi.

Para esta organización internacional, la crisis de la naturaleza requiere una respuesta global, integral, urgente y ambiciosa que incluya, tanto una mayor acción de conservación, como una transformación de los impulsores de pérdida de biodiversidad, incluida la agricultura, los sistemas alimentarios, los patrones de consumo y la infraestructura, los cuales necesitan virar hacia alternativas sostenibles.

Protección de superficie continental

A pesar de las críticas, WWF también reconoció el hecho de que se haya incluido un objetivo para proteger el 30 % de la superficie continental, el agua dulce y los océanos para 2030, el cual debe supeditarse a reconocer, asegurar y proteger los derechos que los pueblos indígenas y las comunidades locales tienen sobre sus territorios y aguas.

Los incendios generan graves afectaciones a la biodiversidad. Foto: Fuerza Aérea Colombiana.
Los incendios generan graves afectaciones a la biodiversidad. Foto: Fuerza Aérea Colombiana. - Foto:

Sin embargo, la ausencia de una meta para reducir a la mitad la huella de producción y consumo para 2030, y una para especies que resulta especialmente débil, son muy preocupantes.

Guido Broekhoven, director de Investigación y Desarrollo de Políticas de la organización manifestó que el borrador contiene muchos de los elementos necesarios para un acuerdo sobre la naturaleza exitoso, pero se queda corto en varias áreas clave.

“La acción para proteger los ecosistemas es vital, pero no tendremos éxito en asegurar un mundo positivo para la naturaleza a menos que también abordemos los impulsores de la pérdida de biodiversidad, pasando a sistemas sostenibles de producción y consumo y dietas saludables y sostenibles”, manifestó.

Los análisis de esta ONG apuntan a que ahora las partes deben trabajar urgentemente para fortalecer el borrador del acuerdo en la próxima ronda de negociaciones de la ONU que tendrá lugar en agosto. Para detener y revertir la pérdida de biodiversidad, es fundamental que se adopte un paquete integral en la COP15 en Kunming, China.

Esto implica también un cambio en los modelos de producción y consumo, además de un abordaje integral entre las dimensiones de conservación, clima y desarrollo sostenible basados en la capacidad de la naturaleza para generar la resiliencia necesaria para sostener la vida en la Tierra.

“No podemos arriesgarnos a dar otra década por perdida para la naturaleza. La ciencia nunca ha sido más clara: tomar acción sobre la naturaleza no solo es esencial para reducir nuestra vulnerabilidad a futuras pandemias, es fundamental para abordar la crisis climática y asegurar un futuro equitativo y próspero para todos”, concluyó Lambertini.