tecnología

Internet 100.000 veces más rápido, el récord de transmisión de datos impuesto en Japón

Permitirá que las transmisiones en vivo, desde cualquier parte del mundo, no sufran ninguna interrupción, así como enviar 127.500 gigabytes de datos por segundo.


Ingenieros del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones de Japón (NictI, por sus siglas en inglés) sorprendieron al mundo al realizar la primera transmisión de datos del mundo a una velocidad de 1,02 petabit por segundo (100.000 veces mayor que la actual fibra óptica).

Se trata de una nueva marca para la velocidad que actualmente existe en el mercado, lo que podría ser el comienzo de una etapa sin precedentes en las conexiones a Internet en el hogar.

De acuerdo con los expertos, con una potencia de 1 petabit por segundo se podrían transmitir hasta 10 millones de canales de video por segundo a resolución 8K.

Igualmente, permitirá que las transmisiones en vivo, desde cualquier parte del mundo, no sufran ninguna interrupción, así como enviar 127.500 gigabytes de datos por segundo.

A esta velocidad se podría ver hasta 10 millones de canales por segundo de vídeo a resolución de 8K. En comparación con el último récord, es tres veces más velocidad.

“La prueba se realizó con cables de fibra óptica técnicamente compatibles con la infraestructura actual, lo que significaría que la tecnología podría estar disponible a corto plazo”, señalaron los expertos.

Al tiempo que se logró una velocidad sin antecedentes, se rompió el récord del ancho de banda de transmisión, alcanzando hasta 20 THz gracias a la tecnología de multiplexación por división de longitud de onda.

Los resultados fueron presentados en la International Conference on Laser and Electro-Optics 2022.

“Benjamin Patnam, investigador sénior, Network Research Institute, y otros han utilizado tecnología de multiplexación por división de longitud de onda de banda ancha en una fibra óptica de 4 núcleos de diámetro exterior estándar (0,125 mm) para investigación y desarrollo”, señaló el instituto en su cuenta de Twitter.

Y agregó que “son los primeros en el mundo en utilizar 1 petabit por segundo en la fibra Hemos tenido éxito en un experimento de transmisión de gran capacidad que supera”.

No es la primera vez que ese instituto logra récords mundiales con la construcción de diversos sistemas de transmisión empleando nuevas fibras ópticas.

En 2020, los mismos expertos fueron capaces de alcanzar una velocidad de 178 Tbps, pero para ello necesitaron datos codificados en 15 modos distintos, por lo que necesitaron una tecnología muy compleja.

Ahora, han conseguido mejorar el récord de junio del 2021, cuando llegaron hasta 319 Tbpscon una fibra que podría combinarse con la tecnología actual.

Desmantelan FluBot: el troyano bancario que se hacía pasar por empresas de reparto vía SMS

Entre tanto, la Europol desmanteló la infraestructura de FluBot, un troyano para dispositivos Android que se distribuía mediante SMS y fingía ser una empresa de reparto para engañar a sus víctimas, que ha tenido en los últimos dos años una importante incidencia en España.

Una operación en la que participaron once países, incluyendo a España, consiguió desmantelar la infraestructura utilizada por los delincuentes detrás de FluBot, de acuerdo con una información de prensa de Europol.

Se trata de uno de los ‘malware’ para móviles que más rápidamente se ha distribuido hasta la fecha, según señaló la agencia europea, con una fuerte incidencia en España y Finlandia desde que descubriera en 2020.

FluBot es un troyano bancario para Android que suplanta la identidad de una empresa de reparto para engañar a los usuarios de dispositivos móviles, con quienes entra en contacto a través de un SMS. En él se avisa de un problema con un supuesto pedido y se facilita un enlace desde el que poder comprobar el estado del envío.

El ‘malware’ utiliza este canal para instar a las víctimas a descargar una aplicación maliciosa. Su peligrosidad radica en que utiliza ‘Accesibility’, un componente de Android que observa y controla el dispositivo, para adquirir la capacidad de mostrar ventanas superpuestas que se pueden presentar por encima de lo que se encuentre en pantalla, lo que facilita el robo de datos en, por ejemplo, portales bancarios falsos, y dificultar su desinstalación.

La compañía de ciberseguridad Eset advirtió de su actividad primero a finales de 2020, cuando aún no había recibido un nombre, y posteriormente en marzo del año pasado, con motivo de una campaña en España que suplantaba a la empresa MRW.

A finales de dicho mes ya había infectado 60.000 terminales en todo el mundo y recopilado 11 millones de números de teléfono para seguir extendiéndose a través de SMS, como alertaron desde Avast.

*Con información de Europa Press.