El agua de piña es una bebida que proporciona excelentes beneficios para la salud
El consumo de agua de piña podría proporcionar varios beneficios para el organismo, si se acompañen de una dieta balanceada. - Foto: Pixabay

vida moderna

Agua de piña para depurar el hígado y limpiar el colon: así se prepara

Antes de beber cualquier remedio casero, es necesario consultarlo con un médico.

El hígado hace parte del sistema digestivo del organismo y su función principal es mantener estables los niveles de sustancias químicas en la sangre. También es el encargado de realizar más de 500 funciones adicionales.

Entre ellas se encuentran la producción de bilis, la cual ayuda a transportar y descomponer desechos y grasas en el intestino delgado durante el proceso de digestión de alimentos. Otra de las funciones del hígado es producir proteínas y colesterol que ayudan a transportar las grasas por todo el cuerpo.

A su vez, este órgano transporta la glucosa en glucógeno de almacenamiento y crea reservas de energía para cuando sean necesarias. Otro de los trabajos del hígado es almacenar hierro para el cuerpo y depurar sustancias tóxicas del flujo sanguíneo.

Por su parte, el colon, conocido como el intestino grueso, es una parte del aparato digestivo que cumple funciones muy importantes para el organismo. Se encarga de eliminar los desechos del cuerpo y de producir y almacenar las heces.

En este intestino trabajan las bacterias buenas (flora intestinal), cuya misión es convertir los alimentos en desechos, los cuales son expulsados de manera regular cuando se lleva una dieta balanceada, se realiza actividad física regular y el cuerpo se hidrata de forma adecuada, asegura el portal Gastrolab, de México.

Se trata de un órgano que está expuesto a muchos trastornos que inciden en su capacidad para funcionar adecuadamente. Algunas de las afecciones más comunes son la colitis ulcerosa, que se presenta con inflamación y llagas, o la enfermedad de Crohn, que es un padecimiento caracterizado por la inflamación del recubrimiento del tracto digestivo. También el síndrome del colon irritable.

Teniendo en cuenta la importancia de los dos órganos mencionados, el portal Mejor con Salud destaca que una de las mejores formas de limpiarlos es consumiendo agua de piña, debido a que al ser rico en agua y fibra tiene propiedades diuréticas, digestivas y antiinflamatorias.

Para preparar este zumo se debe partir media piña en trozos pequeños y se agregan a una jarra con agua pura. Se deja remojar toda la noche y al día siguiente se retira la fruta para beber el jugo.

¿Cuáles son los síntomas de cáncer de colon silencioso?

El cáncer de colon inicia en el intestino grueso, es decir, el colon, el cual es la parte final del tubo digestivo. Este tipo de cáncer generalmente afecta a los adultos mayores.

“Por lo general, comienza como grupos pequeños y no cancerosos (benignos) de células llamados pólipos que se forman en el interior del colon. Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer de colon”, indica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Las heces de una persona que tiene cáncer se caracterizan por tener sangre, puede ser muy brillante o muy oscura. Asimismo, cambiar su consistencia y ser heces más delgadas de lo normal.

Otros de los síntomas que pueden alertar sobre este cáncer incluyen:

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Sensación de que su intestino no se vacía por completo.
  • Dolores o calambres frecuentes por gases, o sensación de llenura o hinchazón.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Fatiga.
  • Náuseas o vómitos.

Prevención

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, menciona que en la etapa inicial del cáncer de colon puede que las personas no presenten síntomas.

Por eso, la Biblioteca recomienda realizar pruebas de detección con frecuencia, especialmente después de los 50 años de edad. “Las pruebas incluyen la colonoscopía y pruebas de sangre en las heces. Los tratamientos para el cáncer colorrectal incluyen cirugía, quimioterapia, radiación o una combinación de ellas. Generalmente, la cirugía puede curarlo cuando se detecta a tiempo”.