Imagen de referencia de moringa
Moringa. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La semilla que ayuda a prevenir la diabetes y la anemia, y a proteger el hígado

Mantenerse bien hidratado es fundamental para tener un buen estado de salud.

La diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, explicó que existen tres tipos principales de diabetes: tipo 1, tipo 2 y gestacional.

Por su parte, el hígado hace parte del sistema digestivo del organismo y su función principal es mantener estables los niveles de sustancias químicas en la sangre. También es el encargado de realizar más de 500 funciones adicionales.

Entre ellas se encuentran la producción de bilis, la cual ayuda a transportar y descomponer desechos y grasas en el intestino delgado durante el proceso de digestión de alimentos. Otra de las funciones del hígado es producir proteínas y colesterol que ayudan a transportar las grasas por todo el cuerpo.

A su vez, este órgano transporta la glucosa en glucógeno de almacenamiento y crea reservas de energía para cuando sean necesarias. Otro de los trabajos del hígado es almacenar hierro para el cuerpo y depurar sustancias tóxicas del flujo sanguíneo.

En cuanto a la anemia, esta es un trastorno común de la sangre que muchas personas desarrollan en algún momento de sus vidas. Algunos tipos son leves y de corta duración. Sin embargo, la afección puede llegar a ser grave si permanece sin tratamiento durante mucho tiempo.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos indican que esta afección se presenta cuando el cuerpo no cuenta con la cantidad suficiente de glóbulos rojos sanos. Es posible que la persona tenga muy pocos o que estos carezcan de una proteína rica en hierro llamada hemoglobina; estos glóbulos son los responsables de transportar el oxígeno por todo el cuerpo y la hemoglobina es la proteína que lleva el oxígeno.

Según lo mencionado, el portal Medical News Today señala que las semillas de moringa, al ser ricas en vitamina A, B y C, protegen y fortalecen al hígado para que cumpla un buen funcionamiento, previenen la diabetes y aumentan los glóbulos rojos sanos, lo cual evita la anemia.

La semilla natural que ayuda a combatir la desnutrición

En una publicación del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Tec Review, se conoció que el amaranto es ideal para la desnutrición, ya que es una fuente natural de proteínas. Además, contiene un elevado contenido en antioxidantes.

De hecho, el doctor John Délano, quien es investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), descubrió que “el amaranto es un alimento probiótico y que aporta las proteínas y vitaminas necesarias en la ingesta diaria”.

Adicionalmente, el portal de salud Clikisalud, de la Fundación Carlos Slim, señaló que el amaranto tienen otras propiedades, ya que:

1. Es anticancerígeno por sus propiedades antioxidantes, que son “sustancias químicas que bloquean la actividad de los radicales libres que pueden dañar las células y desencadenar el desarrollo del cáncer”, según la Universidad de Piura, en el Perú.

2. Disminuye la presión arterial por la proteína llamada amarantina, que ayuda a regular la presión.

3. Cuida los huesos por su alto contenido en calcio y magnesio.

4. Controla el colesterol “gracias a que contiene fibra soluble e insoluble que contribuye a reducir el colesterol en la sangre”, de acuerdo con Clikisalud.

5. Ayuda bajar de peso, porque genera sensación de llenura, lo cual es ideal para no comer de más y poder obtener un déficit calórico, que es cuando se consumen menos calorías que las que se gastan en el día a día.